• Bienvenidos a Ronda Somontano, revista digital del Somontano de Barbastro.
Monzón, Opina

Nota de prensa Izquierda Unida sobre último pleno de Monzón: Nombre Centro Cívico Manuel Azaña.

Hemos dejado trascurrir una semana , para detectar distintas reacciones, serenar ánimos, y dar públicamente nuestra postura sobre el tema.

Al ciudadano en general, le puede parecer que no se debe perder tanto tiempo sobre este tema. A nosotros también. Pero tenemos claro que hay algunos grupos y personas que, sin ideología alguna, o , lo que es peor, con una ideología que reniega de su historia y no reconocen más que la parte que les interesa, que a veces, son los que se han sublevado contra las instituciones democráticamente elegidas, nos guste o no, quieren enrevesarlo para provocar polémicas. Esta es nuestra historia, la de TODOS, y hay que respetarla.

Por ello nos extraña que el nombre que se propuso al Centro Cívico: Manuel Azaña, jefe de estado constitucional aparte de otros valores intelectuales y personales reconocidos internacionalmente sea tratado como un villano.

Psoe, Par, Cha, Izquierda Unida, estruvieron de acuerdo con el nombre al principio.

Luego Cha ya no está en el Ayuntamiento, y Par prepara junto a PP cambio de nombre de un jefe de estado por un comerciante, buen tipo. Esta afrenta no la hemos visto en ningún otro lugar de todo el país.

Psoe e Izquierda Unida se opusieron al cambio, pero la mayoría de derechas lo lleva adelante. No valió nuestra oferta de reconocer a Miguel Lemus con una calle, un memorial, etc.La jugada no era honrar a Miguel, sino quitar a Azaña.

Recuperado en el Ayuntamiento la mayoría de izquierdas, tal como habíamos anunciado, volvemos a presentar la moción para RESTITUIR su nombre original, pero una contrapropuesta redactada por Psoe tumba nuestra pretensión, además, con argumentos falaces y contradictorios.

Posturas de los distintos partidos: el portavoz de Cambiar Monzón, Miguel Aso, hace una brillante intervención recordando los antecedentes, sobre todo, de los antiguos concejales del Psoe donde tenían las ideas muy claras, y algunos están ahora allí, cabizbajos, cambiando su discurso.

El alcalde dice que ha hecho una contramoción de consenso para zanjar el tema.

CONSENSO, sr. Burrel, según el diccionario es cuando se toma una decisión entre TODOS los grupos, o entre TODAS las personas de un grupo. Casualmente, se pone de acuerdo con la derecha, y lleva la contraria a su socio de gobierno, a sus anteriores compañeros de corporación, y a su ideología y discurso de la Memora Histórica.

Y si quería emular al sabio Salomón y sus decisiones, sepa que el sabio usó su estrategia para entregar el hijo a su verdadera madre, pero usted lo ha arrebatado para dejar contenta a la madre despechada y mentirosa.

PAR, en su línea, reconoce que fue un error nominar Miguel Lemus, y pide perdón en el pleno “ al igual que lo he pedido a sus familiares”.

La mala madre ya reconoce que no es su hijo. Salomón, te lo ponen en bandeja.

Ciudadanos es imposible entender lo que piensa y dice, simplemente iba a votar que no, al escuchar a Aso, dice que se va a abstener, y al escuchar a los demás, vuelve a cambiar al no.

PP , en palabras de su portavoz, Rosa Lanau, sigue con su incomprensible argumento: Se tiene que llamar Miguel Lemus porque era un buen tío, y de Monzón. Azaña no era de Monzón ni inauguró nada. Inteligente reflexión donde las haya. Por esa regla de tres, Miguel Fleta, Labordeta, Jesus Jurio, Juan Carlos I, la reina Sofía, María de Maeztu, Clara Campoamor, y seguramente algun@ más tienen que desaparecer de nuestra ciudad.

Y al final, el alcalde propone quitar el nombre de Miguel Lemus, dejarlo sin nombre, y poner una calle a Miguel Lemus y otra a Manuel Azaña.

Pues desde Izquierda Unida, si va a poner a menor altura, o a la misma, a un jefe de estado que a un buen tipo, ( de los que afortunadamente tenemos a docenas), nos da igual que el Centro Cívico se siga llamando Miguel Lemus, porque no vamos en contra de nadie, sino a favor de que se respete la tradición de aceptar los nombres, aunque no sean de nuestro agrado ideológico.

Y con esto no se ha cerrado la polémica, se ha enconado más, y la historia continúa.

Monzón, diez de Mayo 2016

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *