Economía, Monzón

Hidro Nitro Española pedirá a dirección general de Tributos de Aragón la exención del impuesto energético por la gestión de sus centrales hidroeléctricas

Hidro Nitro Española de Monzón. JLP.Hidro Nitro Española (HNE) solicitará al Gobierno de Aragón que tenga en cuenta el sistema de explotación de sus centrales hidroeléctricas de las cuencas del Ésera y Cinca -con una red de caminos, acequias y canales de las que se benefician también ganaderos y agricultores de las comarcas del Somontano, Ribagorza y Cinca Medio-, a la hora de aplicar el nuevo impuesto que grava el aprovechamiento energético para destinarlo a servicios públicos.
El impuesto aprobado en 2015 y que entra en vigor este año le cuesta a la empresa 900.000 euros. Un coste que sumado al elevado precio de la electricidad y a los recortes en materia energética, le llevan a plantearse cerrar su división de producción de energía, lo que supondría la pérdida de 25 empleos directos y 60 indirectos.
La empresa cerró 2015 con pérdidas de 300.000 euros.
La industria química cuenta con las centrales de Barasona, El Ciego, Ariéstolas y Arias I y II. Según consideran desde la empresa, el pago de este impuesto no tiene en cuenta las peculiaridades de su sistema de explotación que se basa en una red de caminos, canales y acequias que llegan hasta la central de Monzón. El mantenimiento del mismo corre a cargo por cuenta de la empresa.
Por ello, y tras la mediación del alcalde ante la DGA, la dirección general de Tributos y la empresa se reunirán en próximos días para estudiar que se exima a HNE de este pago, o bien introducir las correcciones precisas que tengan en cuenta dicho modelo de explotación y su uso público por otros beneficiarios.
Una propuesta similar se presentará ante el Ayuntamiento de Monzón, así como en los municipios que se benefician de esta red de canales, en la DPH y en las Cortes de Aragón.
Todos los grupos políticos de Monzón la apoyarán como quedó demostrado en la junta de portavoces celebrada el lunes por la noche, antes de la sesión plenaria, en una reunión con el comité de empresa.
El alcalde Álvaro Burrell mostró su apoyo a la industria ante una situación «complicada porque en los últimos años se han incrementado la carga fiscal al mismo tiempo que se retiraban las bonificaciones. Para la empresa este impuesto es la gota que colma el vaso. El Ayuntamiento entiende el mantenimiento de la división de energía que es vital para una factoría cíclica ya que el negocio eléctrico ayuda a llevar los años malos».
Por su parte, el presidente del comité de empresa Juan José Santiesteve, recalcaba que HNE «no tiene nada que ver con otras centrales hidroeléctricas, y este impuesto del Gobierno de Aragón unido a los recortes del Gobierno del PP desde 2012 nos hace imposible seguir trabajando. Pedimos al Gobierno de Aragón que ponga sentido común y revise la casuística de HNE porque no estamos en igualdad de condiciones que el resto, para nosotros no es un coste más, es la estacada».

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.