Colungo, Cultura

Arqueólogos rastrean en la Fuente del Trucho pinturas de más de 30.000 años

Visita a la cueva del Trucho. UNED.Un equipo de arqueólogos reanuda mañana las excavaciones en la cueva de la Fuente del Trucho en Colungo, uno de los yacimientos más antiguos del Paleolítico en España, en busca de pinturas rupestres más antiguas que las encontradas hasta el momento en su interior, cuya datación se ha situado en 31.000 años.
El equipo está liderado por la catedrática de Prehistoria de la Universidad de Zaragoza Pilar Utrillas y cuenta en sus filas con dos de los mejores especialistas internacionales del momento, los profesores Alistair Pike (University of Southampton) y Dirk Hoffmann (Instituto Max Planck de Leipzig).
Hasta el momento, los investigadores han datado pinturas que oscilan entre los 25.000 y los 31.000 años de antigüedad, un valioso conjunto de arte prehistórico de valor incalculable para los expertos ya que su descubrimiento rompió con la teoría de que estas manifestaciones rupestres sólo se dieron en la cornisa cantábrica.
La cueva, situada en la margen izquierda del río Vero a su paso por el municipio de Colungo, fue descubierta en el año 1978 por un equipo de la Universidad de Zaragoza y del Museo de Huesca dirigido por el profesor Vicente Baldellou, dentro de un plan de prospecciones de arte rupestre en la zona.
Desde entonces, han sido descubiertas un centenar de figuras perfiladas linealmente en rojo que muestran figuras y cabezas de caballos, manos en negativo, puntos seriados y astros.
También aparecieron signos trilobulados que el profesor Antonio Beltrán interpretó hace años como vulvas femeninas, pero que en la actualidad tienen para los expertos otros significados todavía sin desvelar.
De la antigüedad de sus dibujos se deriva el hecho de que los caballos hallados en la Fuente del Trucho, dibujados hace 29.000 años, doblan la edad a los bisontes de Altamira, datados hace 14.400 años.
Al no existir materia orgánica en las pinturas y no poder aplicarse el sistema de datación del Carbono 14, los expertos recurrieron hace unos pocos años a la técnica del Uranio/Thorio, que ha permitido situar su antigüedad entre los 25.800 y 31.000 años.
En el exterior de la cueva se registran, además, digitaciones atribuidas al estilo rupestre esquemático, por lo que todo el yacimiento, considerado un santuario del paleolítico, se valora como un conjunto único y excepcional.
El objetivo principal de los trabajos que se reanudan mañana es encontrar restos todavía más antiguos de los hallados hasta ahora y retrasar aún más la fecha de ocupación de la cueva.
En 2013 se procedió al escaneado en tres dimensiones de todo el techo de la cueva, lo que hizo posible trabajar con modelos tridimensionales a distintas escalas.
Ese mismo año, el equipo internacional de arqueólogos se sirvió de la técnica del Uranio/Thorio para datar las pinturas descubiertas hasta el momento.
La profesora Utrilla señala que el trabajo desarrollado permite concluir que la Fuente del Trucho es una de las cuevas más antiguas del Paleolítico en España, sólo superada por algunos testimonios arqueológicos hallados en las de Altamira y el Castillo.

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.