• Bienvenidos a Ronda Somontano, revista digital del Somontano de Barbastro.
Barbastro, Opina, Opinión

Temeridad en la montaña

[youtube]https://youtu.be/lDQpCNKzwcE[/youtube]Hace tan sólo cuarenta y ocho horas en este caluroso mes de Julio saltaba la noticia de otra muerte en nuestras montañas. Ya son más las cifras de muertes acaecidas en nuestro Pirineo que las sufridas por accidente de tráfico en las carreteras de la comunidad en lo que va de año. Pero la noticia, que tuvo impacto en todos los grandes informativos de España, desde el primer momento me hacía dudar sobre todo porque atribuían la causa a un “desgraciado infortunio”. En tan solo unas horas se han ido añadiendo datos y aunque las declaraciones y la investigación están en marcha, por mi experiencia personal creo que puedo afirmar que en este fatal suceso se ha cometido más de una imprudencia. Una marcha nocturna con niños de 14 y 15 años se puede admitir como adecuada para un campamento de verano pero evidentemente por una pista o zona de muy poca dificultad propia de actividad senderista. Hace casi treinta años trabajé como monitor de campamentos impulsados por la FAM que se realizaban en el Pueyo de Jaca y en la Casa de Piedra de Panticosa y nunca se nos ocurrió programar una marcha nocturna por terreno de alta montaña y además atravesando zonas muy expuestas teniendo que agarrarse a cadenas o cables. Sencillamente me parece demencial esta propuesta para unos niños de catorce años aunque haya luna llena o como se decía en los medios nacionales se cumplieran las ratios de monitores para la cifra de acampados. Para meter a unos niños en una pared equipada con un cable el sentido común y la formación recibida por un monitor dicta que hay que equipar a cada niño con un arnés y mosquetón acoplado al cable por lo menos, o encordar el arnés a una cuerda de seguridad y asegurar a los niños en el pasaje equipado. Sería algo parecido a lo que se hace con niños que trepan por un muro de escalada. Si encima todo esto ocurre en zona de alta montaña no hay duda de que las imprudencias se van sumando y poco a poco se advierte que lo que tenía que ocurrir por desgracia ocurrió y ahora hay que lamentar la vida de una niña como consecuencia de tanta irresponsabilidad.

En Aragón se realizan muchos campamentos de verano y a veces se informa de evacuaciones a causa de tormentas y fuertes lluvias pero no se suele tener noticias tan graves con niños de campamentos. A todos duele que se hable del Pirineo aragonés como de un escenario lleno de peligros y altísimos riesgos. Esto lanza a todo el País la peor imagen para unos valles inmensamente bellos. Quizá se debiera aprender ya desde la escuela cómo afrontar una excursión por la montaña. Creo que los niños que van a bañarse al mar en un campamento en la costa ya vienen aprendidos desde muy temprano sobre cómo nadar y tampoco por ejemplo a gente no habituada a deportes náuticos se nos ocurriría ir a la playa y alquilar un velero para adentrarnos en el mar. Quizá teniendo un poco de sentido común las opciones incorrectas y temerarias estarían descartadas en terrenos desconocidos y de difícil progresión. El aumento de las intervenciones de los grupos de rescate en período estival es constante cada verano y campañas de información al excursionista como “Montañas Seguras” impulsadas por la Federación Aragonesa de Montaña son más que necesarias cada día a pie de los valles más concurridos. Ojalá no tengamos que lamentar otro accidente evitable como éste.

Pedro Solana Murillo

         

Previous ArticleNext Article

4 Comments

  1. Como miembro de los cuerpos de seguridad que he sido durante 42 años, dada mi experiencia en hechos como este y en posterior investigación de los mismos y según he leído, hay una imperiosa necesidad, había una imperiosa necesidad de abortar esa marcha nocturnas por los motivos ya expuestos y por el evidente peligro con nocturnidad, falta de medios –anclajes, mosquetones, linea o cuerda de seguridad etc, a todo eso le sumamos la inexperiencia de los niño@s y tenemos un riesgo sumo, riesgo que deben asumir en responsabilidad, los que propiciaron la marcha, porque a ojo de profano, una marcha nocturna por esos lares, debe ser con niños con experiencia y con los medio de seguridad adecuados y no improvisando. Es de recibo que las autoridades competentes, tomen cartas en esta partida, para que casos tan lamentables, con resultado de “muerte”, no se vuelvan a producir. Mi mas sincero pesar a la familia y a la niña, descanse en paz.

  2. Un artículo estupendo, hoy en día parece que todos somos superiores al mundo y que todo está permitido y que todo se puede hacer, el ser humano por encima de todo,un ser superior , pero a la naturaleza hay que tenerle respeto siempre aún conociendo la región. Toril mente de acuerdo en la imprudencia cometida y debemos insistir en mejor formación para todos. M e gusta la idea de formar en la escuela sobre estas materias, el futuro de la humanidad depende del respeto por la naturaleza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies