Aragón, Consumo

¿Es posible revisar las pensiones compensatorias al alza?

RondaSomontano_pension compensatoria en aragonEl Código Civil español en su artículo 97, establece que el cónyuge al que la separación o divorcio le produzca un desequilibrio en relación con la posición del otro que implique un empeoramiento con respecto a su situación anterior en el matrimonio, tendrá derecho a una compensación económica que podrá consistir en una pensión temporal o por tiempo indefinido o en una prestación única que podrá establecerse en el convenio regulador o en la sentencia judicial.

El Código Civil de Cataluña, único con derecho foral que regula este tipo de prestación, establece que la persona perjudicada una vez producida la ruptura de la convivencia, tiene derecho a solicitar una pensión compensatoria, siempre que no se exceda del nivel de vida del que disfrutaba en el matrimonio ni del que pueda pagar el cónyuge obligado.

Se establecen como criterios a tener en cuenta con carácter preferente y prioritario, las cuantías alimenticias de los hijos.

La pensión compensatoria en la actualidad en Aragón, suele revestir carácter temporal, habiéndose generalizado esta tendencia y siendo cada vez menos frecuente las que se fijan con carácter indefinido y que han quedado relegadas a tener un carácter meramente testimonial y todo ello producido por la progresiva incorporación de la mujer al trabajo.

El carácter temporal se determina normalmente en función de las expectativas reales del beneficiario, intentando con ello, poner fin a la situación de desequilibrio mientras la persona que la percibe mejora su situación laboral o económica y reequilibrar su situación dañada por el divorcio.

La vocación de temporalidad hace que la mayoría de las sentencias de las Audiencias y muchos Juzgados de Familia fijen como 5 años el tope máximo de tiempo que puede ser cobrada la misma, debiéndose resaltar que esta no debe tener nunca un carácter asistencial, más bien propio de los alimentos, ni influenciar en la misma ningún tipo de culpabilidad.

No se trata de igualar patrimonios, sino de restablecer equilibrios, tratándose de una institución que prolonga la solidaridad matrimonial después de la ruptura de la convivencia de la pareja y con una vocación clara e inequívoca de caducidad.

Relacionado con el tema de la temporalidad, los Tribunales han estudiado en algunas ocasiones, el tema de las modificaciones al alza de las pensiones compensatorias, planteándose el tema de si es posible o no.

¿CUÁNDO SE PUEDE MODIFICAR UNA COMPENSATORIA AL ALZA?

Es evidente que esta prestación se puede modificar en su cuantía cuando se ha producido un cambio sustancial de las circunstancias.

No hay dudas de que se podrá minorar o extinguir cuando existan hechos esenciales que así lo motiven, como pueden ser una disminución importante de los ingresos del obligado a su pago o un aumento de sus gastos y cargas.

Igualmente, cuando haya una mejoría sustancial en la situación patrimonial de la persona que recibe la pensión por haber encontrado un trabajo de alto status, haber sido ascendido en su empresa o haber heredado una fortuna.

Sin embargo, resulta muy dudoso legalmente si una compensatoria se puede modificar al alza por haberse incrementado los gastos y necesidades del que la recibe o los ingresos del obligado a su abono.

 Los Tribunales Aragoneses únicamente vienen admitiendo esta posibilidad cuando se acredite de forma clara que la cantidad inicialmente fijada no compensaba la totalidad del desequilibrio que provocó el divorcio por lo que siempre será necesario obtiene previamente el asesoramiento especializado de un abogado de familia para poder evaluar cuál son las probabilidades de éxito en cada caso concreto.

Si no se fijó en un principio mayor cantidad, pudo deberse a circunstancias coyunturales, como pueden ser la cuantía de los alimentos pagados a los hijos, créditos personales o hipotecarios a los que debía hacer frente irremisiblemente y que una vez eliminados permiten una mayor capacidad de ahorro en el obligado a la compensatoria.

En esto casos, la beneficiaria que no había logrado un resarcimiento completo en un primer momento, podría solicitar un aumento de la compensatoria.

El Código Civil de Cataluña únicamente contempla la modificación a la baja y nunca al alza.

En este sentido, existen numerosas situaciones que vinculan las compensatorias a los ingresos de la ex pareja, produciéndose situaciones parasitarias como la descrita por sentencia del Tribunal Constitucional de 2012 en la que un Notario había pactado en su primitivo convenio que la prestación quedaría vinculada a los ingresos del marido y en la que el Juez sustituyó dicha cláusula por una equitativa actualización según el IPC.

Como quiera que el marido incrementaba sus ingresos año a año, se sustituyó el criterio de la vinculación de ingresos al resultar desorbitado e inadecuado por exceso, argumentándose que el divorcio en vez de generar un sistema de paz familiar, servía para desmotivar al ex marido a generar riqueza, generándose el nocivo efecto de que a mayor esfuerzo en incrementar los ingresos, tenía que desembolsar más por la compensatoria.

Por tanto se puede afirmar que la regla general es que en las compensatorias no caben modificaciones al alza, ya que sus consecuencias son nocivas y perversas para la igualdad entre los cónyuges al quedar vinculado uno por la prosperidad económica del otro con su trabajo y esfuerzo futuro, viéndose obligado a desembolsar enormes cuantías que únicamente benefician de rebote al ex cónyuge.

 

 

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.