• Bienvenidos a Ronda Somontano, revista digital del Somontano de Barbastro.
Alto Aragón, Aragón, Barbastro

Antonio Cosculluela considera que su sustituto como presidente de las Cortes de Aragón debe pertenecer al PSOE

El todavía presidente de las Cortes de Aragón, el socialista Antonio Cosculluela, ha considerado que «no se comprendería» que quien le relevara en el cargo, tras poner su puesto a disposición de su partido, no perteneciera al grupo del PSOE.

En declaraciones a los medios de comunicación, con motivo en su asistencia a la recepción en las Cortes autonómicas a los participantes en el programa de acogida veraniega de niños saharauis ‘Vacaciones en paz’, Cosculluela ha enfatizado que hay que «preservar» el pacto alcanzando por todas las fuerzas de izquierdas para la elección de la Mesa del Parlamento en el marco de la constitución de la Cámara aragonesa tras las elecciones autonómicas de mayo de 2015.

A su entender, «no ha cambiado nada en el panorama político aragonés para que ese pacto se rompa», algo que sería «muy negativo», para pedir que «no se utilice a las personas para dañar a la institución», que «nos representan a todos los ciudadanos».

Ha añadido que no le corresponde a él elegir a su sucesor, después de anunciar hace casi un mes y medio que optaba por seguir al frente de la Alcaldía de Barbastro y dejar de hacerla compatible con la presidencia de las Cortes, una decisión tomada «por distintas circunstancias, valoraciones y situaciones que a mí no me gustaba mucho».

Cosculluela ha considerado que había compatibilidad técnica, jurídica y de tiempo para poder asumir ambas responsabilidades, como ha hecho durante un año, «con normalidad y dedicación».

Sobre la posibilidad de que finalmente siga al frente de ambas, ha dicho que hará «lo que estimen los grupos parlamentarios de las Cortes», para añadir que va a ejercer la presidencia «con toda la lealtad a la institución y a la política que entiendo desde la seriedad y el respeto».

En este sentido, ha incidido en que hasta que se resuelva su relevo «no hay ninguna ausencia institucional, los grupos y yo como presidente estamos haciendo nuestra actividad, preparando los presupuestos para llevarlos a la Mesa y Junta de Portavoces para que se supervisen por el resto de grupos».

Asimismo, «despacho y trabajo con toda normalidad» y «no hay ni crisis institucional, ni nada», para apuntar que la presidencia junto con la Mesa desarrollan un trabajo colegiado y gestionan el Palacio de la Aljafería, sede del Parlamento, así como la actividad parlamentaria, con la calificación de las propuestas de los grupos políticos y el ordenamiento de los debates.

Previous ArticleNext Article

1 Comment

  1. Es normal que el sr. Cosculluela considere que su sustituto como presidente de las Cortes de Aragón debe pertenecer al PSOE, pues él milita en este partido y le debe su carrera política, que ha sido y es su forma de ganarse la vida. La política profesional, algo que no todo el mundo » comprende » ni comparte necesariamente. Dicho esto, lo de que » no se comprendería » que quien le relevara en el cargo no perteneciera al PSOE, es una opinión exclusivamente suya que parece hacer extensiva al conjunto del cuerpo electoral, como si la existencia de otras opciones fuera una hipótesis irracional, extravagante o exótica. Quizá haya que recordarle al sr. Cosculluela que el partido más votado fue el PP y que el PSOE gobierna en Aragón con el decisivo apoyo de Podemos, del cual le separaron apenas 5000 votos en las últimas autonómicas. Se da por hecho que Podemos no va a facilitar una presidencia del PP pero tiene todo el derecho del mundo a presentar su candidatura a la presidencia de las Cortes invocando el equilibrio de poderes institucional en el seno de la izquierda aragonesa: tú (PSOE) gobiernas y yó ( Podemos ) presido el parlamento aragonés. Los dos se necesitan si quieren cerrarle el paso al PP. Curioso que el sr. Cosculluela hable de preservar el pacto alcanzado por las fuerzas de izquierda para la elección de la Mesa del Parlamento. ¿ Acaso no pactaron Lambán y Echenique que Cosculluela debería optar por un solo cargo, la alcaldía de Barbastro o la presidencia de las Cortes, cuando el alcalde de Barbastro aceptó ser presidente de la cámara aragonesa ? ¿ Qué voluntad de preservar ese pacto tenían el PSOE y el sr. Cosculluela cuando, pasado un año, ha tenido que ser Podemos quien reclamara el cumplimiento de lo acordado ?. Se lo contesto yó: ninguna. A lo mejor pensaba el sr. Cosculluela que su praxis en la Diputación Provincial de Huesca serviría también para las cortes aragonesas, sin caer en la cuenta que en éstas hay otros partidos políticos y otra correlación de fuerzas. Es chocante leer que el actual presidente de las Cortes piense que » no ha cambiado nada en el panorama político aragonés para que el pacto de la elección de la Mesa de las Cortes se rompa» y pedir que no se utilice a las personas para dañar la institución. Por supuesto que ha cambiado algo en el panorama político aragonés. La desconfianza de Podemos hacia un PSOE que no tiene voluntad de cumplir el pacto Lambán-Echenique se ha incrementado lógicamente. El propio » affaire » Echenique sobre su asistente del hogar ¿ es casual que haya aparecido ahora o ya se sabía antes ?. Si se sabía antes ¿ porqué el PSOE y el resto de partidos no lo denunciaron y ha tenido que ser precisamente en estos días coincidiendo con la crisis de la presidencia de las Cortes ?. El daño a la institución ya está hecho. Esta hecho por quién no quiere cumplir los pactos. Acepto que el sr. Cosculluela dijera primero que íba a dejar la alcaldía y ahora decida dejar las Cortes porque las circunstancias han cambiado. Esto pasa en la vida y es perfectamente comprensible. Lo que nadie » comprende » y lleva la situación hasta extremos kafkianos por no utilizar otros adjetivos más contundentes, es que ahora diga que hará » lo que estimen los grupos parlamentarios de las Cortes «. O sea que se puede quedar otra vez como presidente de las Cortes. Díganme Vds. si esto no es para volverse locos, sonar a tomadura de pelo. ¿ Pero Vd. sr. Cosculluela no tiene su particular opinión sobre el tema, criterio propio, respeto al votante ? ¿ Si su partido le da unas directrices que perjudiquen a Barbastro también las seguirá ?. Lógicamente hay que pensar que sí. Increíble. Se supone que detrás de las decisiones que se toman hay unas pautas de dignidad, ética, moralidad, independencia, respeto. Pero claro, se supone. Queda la duda en muchos de los votantes de como es posible compaginar el trabajo de dos cargos de la envergadura de la presidencia de las Cortes de Aragón y de la alcaldía de Barbastro, de los cuales se infiere que por la carga de trabajo necesitan dedicación exclusiva, sin menoscabo de principios como la eficacia, rigor, productividad y resultados finales obtenidos. Con su actitud, sr. Cosculluela, esa duda aumenta, no disminuye. Para acabar decir que, faltaría más y con todo el respeto del mundo, Vd. puede obrar como quiera pero la dedicación que su ciudad reclama hace difícilmente entendible para el ciudadano de a pie que se pueda estar en misa y repicando a la vez. Ya me entiende. Un año en las Cortes de Aragón ¿ logros obtenidos para Barbastro ?. Regeneración política ¿ dónde ? ¿ cuándo ?.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *