• Bienvenidos a Ronda Somontano, revista digital del Somontano de Barbastro.
Barbastro, Sociedad

La campaña “¿Quieres vivir en un pueblo del Somontano?” una nueva actividad del programa contra la despoblación en el Somontano

El Centro de Desarrollo del Somontano (CEDER Somontano) y la Comarca de Somontano de Barbastro han lanzado este mes de agosto la campaña informativa “¿Quieres vivir en un pueblo del Somontano?” dirigida a las personas originarias de los pueblos de esta comarca que emigraron a la ciudad y que regresan cada verano para pasar allí sus vacaciones. El objetivo es dar a conocer que se está recogiendo información de utilidad y que se está articulando un servicio de acompañamiento para ayudar a las personas a las que les gustaría vivir en un pequeño pueblo y que puedan plantearse trasladarse a vivir a uno del Somontano.

De momento, la campaña se realiza en los 12 municipios que participan un programa piloto de medidas para potenciar la instalación y acogida de nuevos pobladores en los municipios de la comarca, que podría extenderse a todos los municipios interesados si se van obteniendo buenos resultados: Abiego, Alquézar, Azara, Azlor, Castejón del Puente, Castillazuelo, El Grado, Estadilla, Laluenga, Peraltilla, Pozán de Vero, y Salas Altas.

Para el desarrollo de esta campaña se ha puesto a disposición de los ayuntamientos antes citados un poster y tarjetas postales con información sobre el programa, también se han distribuido en otros lugares de reunión social como pueden ser los bares y piscinas. En los dos casos el encabezado es el título de este programa piloto “Pueblos Vivos” y la pregunta “¿Te gustaría vivir en un pueblo del Somontano?”. Además, se comunica que los pueblos del Somontano ofrecen un marco de vida de calidad y saludable que representan nuevas oportunidades de vida para nuevos habitantes y familias que quieran instalarse allí.

El objetivo es trasmitir posibilidades, porque CEDER y Comarca consideran que la calidad de vida en los pueblos ha mejorado mucho, se han reducido las diferencias respecto a las ciudades, y tanto las mejoras en las vías de comunicación como las Nuevas Tecnologías de la Información aportan nuevas oportunidades para su crecimiento y desarrollo.

También se difunden algunos de los que se consideran valores positivos de la vida en los pueblos del Somontano de Barbastro: tranquilidad, contacto con la naturaleza, un ritmo de actividad más pausado, silencio, un paisaje de gran belleza, además de un rico patrimonio y un buen ambiente cultural, calidad del aire y una buena oferta de servicios básicos y una oferta más amplia a menos de 30 minutos en coche en la ciudad de Barbastro.

Otra idea fundamental que ha animado al CEDER y a la Comarca a impulsar este programa experimental de actuaciones contra la despoblación es que creen   que algunos sectores de población de las ciudades pueden estar interesados en venir a vivir al medio rural, lo que se conoce en distintos países de Europa como fenómeno neo-rural, y es necesario conectar con ellos y apoyarlos. Y que dado el elevado grado de envejecimiento de la población y que su pérdida no se detiene, la medida más efectiva para paliar este problema es tratar de fomentar la llegada de nuevos habitantes.

Con el programa “Pueblos Vivos” se está recogiendo información que puede ser de gran utilidad para futuros nuevos vecinos, entre otras los servicios educativos y sanitarios, las comunicaciones y la conexión a Internet, los comercios y las empresas instaladas, las viviendas disponibles para alquiler, así como naves o locales para ejercer actividades económicas.

Previous ArticleNext Article

1 Comment

  1. Muchas de las personas que emigraron de Barbastro y del resto de los pueblos del Somontano lo hicieron en busca de un trabajo lo más digno posible que les permitiera ganarse la vida. Allí donde fueron construyeron su vida y allí se quedarán, salvo los periodos vacacionales en que vuelven temporalmente a su pueblo. Es posible que una minoría ya jubilada de sus obligaciones laborales retorne a su pueblo o a Barbastro. Pero será eso, una minoría. ¿ Sólo se pretende el regreso de gente anciana y acentuar el carácter de gran geriátrico que tiene esta comarca ?. Aquí tenemos la experiencia histórica de la industrialización de Barbastro durante la década de los setenta del siglo pasado que frenó la emigración a grandes ciudades y a regiones como Cataluña. ¿ Es que no quedó claro el mensaje de esa experiencia ?. Pues claro que sí, que la implementación de un tejido industrial lo más fuerte y dinámico posible es un bálsamo de probada eficacia para dar respuesta a la demanda en el mercado de trabajo y evitar la búsqueda del mismo en otros territorios, que es lo que provoca la despoblación. Añádase al tejido de la industria básica, el de la agroindustria, el de las nuevas tecnologías y el de la economía del conocimiento y servicios de alto valor añadido. Es la forma de que la gente joven se quede. Hacer propaganda ahora de la belleza del paisaje local, de su naturaleza y de la calidad del aire suena a chufla y a broma de mal gusto cuando está en juego el pan de la gente. Repito, aprendan de las lecciones históricas. Por cierto, estaría bien, en un alarde de transparencia, conocer el importe del presupuesto de este programa » Pueblos Vivos » y saber el resultado obtenido con su puesta en marcha, si se han alcanzado los objetivos previstos. Lo que está claro es que, del aire, no se puede vivir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *