• Bienvenidos a Ronda Somontano, revista digital del Somontano de Barbastro.
Alquézar, Naturaleza

El nuevo tramo de las pasarelas del Vero en Alquézar permanecerá cerrado unos seis meses hasta su reparación

Los senderistas ya pueden recorrer el tramo original
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

pasarelasdelvero_rondasomontano
Trabajos en la zona del desplome donde cayeron 30 toneladas. PRAMES.

El nuevo tramo de las pasarelas del río Vero en Alquézar permanecerá cerrado hasta que finalicen las obras de reparación de los dos tramos que se desplomaron como consecuencia de los desprendimientos originados la pasada semana a causa de la gran cantidad de agua caída en la localidad del Somontano.

Los trabajos todavía no tienen fecha de inicio pero «se iniciarán tan rápido como se pueda porque es una prioridad», aseguró ayer en Alquézar el alcalde Mariano Altemir tras la reunión técnica celebrada en el Ayuntamiento con representantes de la DGA, DPH, Federación Aragonesa de Montaña, Prames y los geólogos que elaboraron el estudio.

Como primera medida se va a limpiar la zona de cascotes y se va a encargar un estudio técnico para proceder a la sustitución de los dos tamos derruidos. Ese estudio también revisará las condiciones de seguridad de las pasarelas en su totalidad para garantizar la mayor seguridad al senderista, siempre teniendo en cuenta que se trata de una actividad en un barranco.

La duración de estos trabajos será de varios meses, entre tres y seis, explicó Altemir. Será el tiempo en el que el nuevo tramo de 470 metros lineales sobre el río Vero esté cerrado al público. Este cierre no afecta al tramo original que ya se puede recorrer una vez que el caudal del río Vero ha descendido y ya no hay zonas de ribera anegadas.

unnamed-21
El nuevo tramo de las pasarelas del Vero cortado por el derrumbe. PRAMES.

La reunión celebrada en el Ayuntamiento de Alquézar dejó también sobre la mesa una importante decisión que atañe al uso y disfrute de este atractivo turístico. Se trata de su gestión por parte del Ayuntamiento, entidad que se encargará de velar por la buena práctica del senderismo de forma segura. Para ello el Consistorio contará con personal propio que advertirá a los visitantes si pueden realizar el recorrido o no en función de la climatología (si hay lluvia, viento un otras inclemencias meteorológicas se cerrarán al público); o si los senderistas acuden con el calzado adecuado, así como prohibirán la entrada de mascotas, entre otras regulaciones.

Una novedad importante es que se cobrará entrada a las pasarelas, como ya ocurre en otros senderos aéreos como Caminito del Rey en Málaga. La cantidad recaudada se destinará a financiar el coste del personal que regulará las pasarelas del Vero, así como las futuras reformas que se tengan que realizar.

Este sistema de gestión quedará establecido en los próximos meses, mientras se acometen las obras. Además habrá revisiones de seguridad periódicas sobre esta infraestructura.

Estas medidas fueron consensuadas por todas las partes, quienes manifestaron la necesidad de regular un acceso tan frecuentado por los turistas y evitar riesgos innecesarios. Cabe recordar que por las pasarelas del río Vero transitaron en 2015 más de 114.000 personas.

La reunión de ayer todavía no ha evaluado el coste de los destrozos de los 30 metros de pasarelas que llegará tras el citado informe técnico.

«Geólogos, Ayuntamiento, Gobierno de Aragón, Diputación de Huesca y Federación Aragonesa de Montañismo tenemos claro que hay que revisar toda la pasarela y dar seguridad, porque tenemos que gestionar un éxito. El dinero público invertido ha servido para que mucha gente acuda a realizar este sendero semi aéreo en un entorno natural privilegiado», explicó el alcalde Mariano Altemir.

El coste de la reparación y de este plan de gestión se realizará entre el Gobierno de Aragón, Diputación Provincial de Huesca y Ayuntamiento.

Las previsiones son que en primavera el nuevo tramo de las pasarelas, inaugurado en abril, esté ya en servicio.

Paseo por las Pasarelas del Vero en Alquézar. Carmen Guardia.
El antiguo tramo está activo. Ronda Somontano.

El primer edil también matizó que el derrumbe de los dos tramos de pasarelas se debieron a una circunstancia excepcional como la caída de más de 110 litros de agua en dos días y que arrastró alrededor de 30 toneladas de tierra sobre un saliente de roca, donde se ubican los tramos dañados.

El coste de la reparación y de este plan de gestión se realizará entre el Gobierno de Aragón, Diputación Provincial de Huesca y Ayuntamiento.

Las previsiones son que en primavera el nuevo tramo de las pasarelas, inaugurado en abril, esté ya en servicio.

Los geólogos llevan desde el domingo trabajando en el terreno en el único foco de desprendimiento que tomó dos caminos en una cortante. «El riesgo 0 en montaña no existe y habrá que minimizar los efectos de estos procesos. El río está lleno de piedras caídas y ya se sabía que en esa zona podían caer piedras, a pesar de que se realizaron labores de saneamiento antes de la apertura. Pero pueden ocurrir hechos excepcionales como esa cantidad de lluvia que en otra zona no hubiera causado tanto daño», explicó el geólogo

Desde Turismo de Aragón, se comprometió el apoyo total a esta inversión pública de más de 200.000 euros. «Es un éxito para el municipio porque ha habido un retorno de público que está recorriendo las pasarelas. Tenemos que dar sensación de seguridad porque el medio salvaje para Aragón y los senderos son una fuente importante de turismo interior», afirmó el jefe de gabinete Daniel Lostau.

En la misma línea se manifestó la diputada provincial de Desarrollo y Medio Ambiente, Maribel de Pablo: «Las pasarelas de Alquézar han sido una de las obras estrella de la Diputación de Huesca con la Federación de Montaña. Es un motor de desarrollo y no queremos morir de éxito. Queremos que se arreglen y que sean seguras».

Por su parte, Modesto Pascau, gerente de Prames –empresa que acometió las obras de las pasarelas-, indicó que lo sucedido «entraba dentro de los previsibles igual que caen piedras en las carreteras de montaña. Cuando se hizo el estudio geológico ya se planteó que había una serie de zona problemáticas, que se trataron de paliar. Limpiando todo lo que se pudo. Ahora con el informe geológico realizaremos actuaciones pasivas para poder abrir con más seguridad y en el menor tiempo posible».


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies