• Bienvenidos a Ronda Somontano, revista digital del Somontano de Barbastro.
Opinión

No es la estiba, es que te odio

Por Javier Hernández Cordero
port-1669023_1920

El conflicto de los estibadores está sirviendo para que las posiciones, las intenciones y la altura de miras de algunos de los partidos políticos que nos representan desde la oposición se retraten con claridad y prontitud.

Claridad porque aquí cada uno va a lo suyo y no es menester esconderlo; antes al contrario, lo mejor es airear las posturas para que cada electorado alce su bandera, su puño o se ponga a hacer la ola, según las costumbres del gremio, y, como si de un estudio general de medios se tratara, todos acaben proclamando que han ganado.

Menos Rajoy, claro, pero es que precisamente de eso se trata.

El problema de la estiba en España, lejos de suponer un desafío a toda una Sentencia de la Unión Europea y una magnífica opción para solucionar un caso claro de monopolio y discriminación laboral, ha supuesto la oportunidad que muchos llevaban pergeñando durante años para propinar una patada en el culo (sic) a Rajoy y al Partido Popular.

Una patada que vamos a pagar todos, claro, pero si nuestros políticos en la oposición no entran en esas profundidades, tampoco vamos a hacerlo nosotros, ¿no? Pero la vamos a pagar, y bien cara.

De esta forma, centrada como estaba la oposición en atinar en el trasero del Gobierno, no han reparado (ni intención) en la gravedad del paso dado, que nos enfrenta al resto de la UE al tiempo que nos condena a pagar 134.000€ ¡diarios! en concepto de multa por no acatar toda una Sentencia europea, domingos y festivos incluidos.

A poco que uno haga cuentas, rápidamente le salen casi 50 millones de euros anuales que muy bien podrían ir a parar a la educación, sanidad o a cualquier otro tipo de gasto social.

Pero no; es mejor pagar esa multa con dinero de todos realizando con ello recortes en sanidad, educación y servicios sociales desde la oposición.

Todo vale para humillar a un Gobierno al que odian, porque aceptémoslo, bajo la delgada epidermis política de muchos partidos, sólo existe odio político larvado durante años esperando cualquier ocasión para ponerse de manifiesto.

Incluso ir contra los propios actos, ideologías o programas políticos, como en el caso de la huelga de los controladores aéreos de 2010, calificada como salvaje por el Ministro socialista del ramo y que se sustanció con la declaración del Estado de Alarma y la militarización de los aeropuertos. Casi nada.

Tampoco es óbice llevar en el programa electoral la reforma del sector por vía legislativa en un plazo máximo de dos años, como en el caso de Ciudadanos, eso de incumplir programas electorales no va con ellos. Para muestra este botón.

Y menos aún para que Podemos, y sobre todo sus miembras traguen sapos y culebras y callen ante las manifestaciones machistas de algunos estibadores que mandaban literalmente a fregar a las mujeres del puerto de Algeciras que pedían acceso a la profesión. El feminismo lo dejamos para otro momento ya si eso…, no entramos en esos temas ni en la cantidad de contradicciones que supone para ellos (y ellas) apoyar a los estibadores. Como diría otro ilustre, avui no toca.

Esto es lo que hay, así somos en este país al que tratamos de conservar todos los días a base de darle más palos que a una estera, somos españoles y preferimos avanzar poco y ganar menos si con ello podemos dar rienda suelta a nuestros demonios, que los tenemos y muchos, jodiendo, de paso, al vecino.

Para que luego digan que es un país católico.

Lo que sí que somos es futboleros, por eso, que mejor forma de acabar que con un símil que a buen seguro entenderemos todos.

Ojo con salir a defender (los votos) porque la falta de acción en la delantera nos puede llevar a perder el partido (electoral).

Pero eso ya cada cual…

 

Previous ArticleNext Article

2 Comments

  1. Acertado e ilustrativo comentario. Así somos, en éste país, en nuestra comunidad, en nuestra comarca, en nuestro pueblo, en nuestro barrio y hasta en nuestra comunidad de vecinos. Somos capaces de sacarnos un ojo para que el rival se saque los dos. Este país es así y tengo mis dudas que cambie, si acaso a peor. Sabiduría poca, odio mucho y así nos va.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR