Opinión

La lucha por la gestión pública del agua, una experiencia de unidad más a allá de las siglas

Por Luis Salamero

Este domingo, mientras en Barbastro se saboreaba el rico crespillo de forma masiva y gratuita, algunos barbastrenses nos perdíamos este evento populista para apoyar en Zaragoza con nuestra presencia la batalla de la RAPA por una gestión pública y sostenible del agua en Aragón, por la transparencia del plan de depuración y saneamiento del agua en Aragón y por la ulterior petición de responsabilidades a quienes han saqueado y saquean por medio del ICA los bolsillos de todos los aragoneses.

El domingo 26 de marzo fue el colofón de varios meses de actividades y conferencias de miembros de la RAPA y de la caravana ciclista que ha recorrido Aragón, y varios cientos de aragoneses nos juntamos en Zaragoza para exigir al gobierno Lambán que cumpla sus compromisos para desmontar esta trama.

En el Somontano esta batalla comenzó con la charla el 19 de diciembre de 2016 en el Centro de Congresos de Pedro Arrojo, que dato tras dato, dejo al descubierto todo este despropósito insostenible del plan de depuración de aguas en Aragón, y continuó el 12 de marzo con el paso por Barbastro de la caravana ciclista, con el reparto de folletos y la explicación de los ciclistas del porqué de la protesta en la plaza del Mercado.

Quiero felicitar desde aquí a dos compañeros que, prescindiendo de las siglas que representan, han hecho que fuera posible el que la RAPA tuviera voz en Barbastro, a Adrián Perna y a José Antonio Aniés de manera doble, ya que además pedaleó durante tres días con la caravana ciclista a su paso por Ribagorza y Somontano.

Sin embargo, y como nota triste de esta experiencia de colaboración, he de nombrar a esa casta sindical que controla IU Barbastro, a esos que en 2007, en la voz de Adolfo Barrena pedían “acelerar Yesa en Aragón”, a esos que, como Stalin, hacen desaparecer de las fotografías a quien les molesta, a esos que utilizan sus medios de comunicación para dar falsos protagonismos y mezclar medias verdades y mentiras para arrimar el ascua a su sardina.

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.