Barbastro, Naturaleza

XX Encuentro de hermanamiento entre el CAF de Tarbes y Montañeros de Aragón de Barbastro

Por Pedro Solana
Montañeros de Aragón Barbastro.RondaSomontano.

Parece mentira pero ya han pasado diez años desde el comienzo de nuestros encuentros con los amigos de Tarbes , que, siendo a razón de dos por año, ya hacen la redonda cifra de veinte.

La verdad , sería difícil preguntarse: ¿-A cuál mejor…?.

En cada ocasión se ha notado el esmero y la voluntad clara de satisfacer a los invitados. Y ha sido sin duda un esmero mutuo, compartido desde cada uno de los dos Clubs y a fe que en cada encuentro se ha llegado a ese estado de gracia por el que la amistad se consolidaba dando paso ya a una necesidad, cada seis meses , de volver a vernos , de volver a caminar juntos y a cantar en cada comida esas baladas típicas de los antiguos coros bearneses tan ligados a la montaña. Sin olvidar el encanto de nuestros “Clavelitos” o de jotas en las que “La nieve ardía…”.

¿Por qué será que siempre ha habido una palabra amable ante cualquier contratiempo o un acuerdo unánime a la hora de decidir cualquier detalle que cambiase el guión?. Sí amigos, han prevalecido siempre la ganas de unir y hacer que sintiéramos más interés por saber más de ellos, por compartir sus alegrías y consolarles en sus penas.

En la comida del sábado, un emocionado François Franco regalaba a nuestro club una figura tallada en madera y recordaba la efemérides de la vigésima “rencontre” retrocediendo al primero del Pico Bataillance en 2007 justo encima del túnel de Bielsa y la coincidencia de nuestra excursión del sábado en la que partíamos del romano “Summus Portus” Junto al las ruinas del Hospital de peregrinos de Santa Cristina y llegábamos hasta el fuerte de Col de Ladrones, también justo encima del Túnel ferroviario de Canfranc. Remarcaba François el ánimo que insuflábamos hacia la unión de dos clubs, como los dos países también quedaban unidos por los dos túneles.

Y todo esto se ha sucedido a pesar del mal tiempo que envolvía el valle alto del Río Aragón durante casi todo el fin de semana. No hay quien pare a unos montañeros que se enfrentaban con mucho respeto pero con toda determinación a la lluvia o la nieve en esta primavera cambiante barrida por las nubes que vacían su carga de agua a la vez que llenan los pantanos de esperanza y futuras cosechas.

El argumento de esta ocasión se había escrito minuciosamente por nuestros amigos Agustín y Pilar para no perder ni un minuto en aburrirse ya que tras la comida de mochila se visitó la Torre de Fusileros y la Estación Internacional de Canfranc muy bien explicados por la guía Silvia , que venía desde la oficina de turismo local. También se pudo aprender mucho sobre la nieve en la visita guiada del centro “A Lurte”(El alud) y escuchar distintos aspectos de las avalanchas y su prevención.

Una gran nevada recibió a todo el mundo en la mañana del domingo dando paso a la decisión de unos de marchar hacia un bosque encantado pisando nieve mientras la otra mitad se desplazaba a Jaca para visitar tanto la Ciudadela como la Catedral y el Museo Diocesano.

Tras la despedida y la foto de grupo, ya quedaba emplazada en nuestra mente la idea del próximo encuentro el la zona de Luchón para el mes de octubre. Más de uno se quedó inquieto ante los meses que nos separan de ese fin de semana tan atractivo y deseado. ¡Haya paciencia y guardémonos en salud, que el tiempo vuela…!

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.