• Bienvenidos a Ronda Somontano, revista digital del Somontano de Barbastro.
Contraportada

Vivir en equilibrio consciente

Contraportada Nº 52. Imagen 1. (Equilibrio)
Contraportada Nº 52. Imagen 3. (Equilibrio)
Equilibro. Ejercicio y Bienestar.

Ronda Somontano.-¿Por qué necesitamos vivir en equilibrio?

Ejercicio y Bienestar.- La vida ha surgido y se ha mantenido sobre el planeta durante millones de años gracias al orden y el equilibrio que requiere un sistema vivo para adaptarse con éxito a diversas circunstancias ambientales, desde la vida unicelular hasta los seres vivos altamente complejos como el ser humano.

RS.- ¿Que tiene que ver el equilibrio del cuerpo con el equilibrio de la mente?

EB.- Cuerpo y mente forman parte del mismo ser, un ser único e irrepetible. Son la misma cosa, no son fenómenos vitales diferentes. Esto es un error que se arrastra desde Descartes y que la neurociencia ha desmentido hace tiempo como una falacia sin consistencia científica, se trata de una mera apariencia pero no es una realidad.

El cuerpo es el recipiente que contiene la vida, la esencia para los taoístas. Casi el 80% del cuerpo humano está constituido por fluidos cuya base es el agua, de manera que si el cuerpo está en equilibrio, por constituir la vasija que contiene la vida, también lo están todos los lítono muscular lo que hace posible a siempre la condiciciusculatura para actuar en cualquier momento, sin llegar a un estado excequidos vitales, incluida la papilla que constituye el cerebro, de modo que este es un principio básico para gozar del buen vivir.

Contraportada Nº 52. Imagen 2. (Equilibrio)
Ejercicio de Equilibro. EyB.

RS.- ¿Y por qué jugar con el equilibrio?

EB.- Porque el jugar exploratorio es el que nos ha permitido desarrollarnos como criaturas únicas. Mediante este jugar todas las personas hemos desarrollado facultades para adaptarnos mejor a la vida durante la infancia. Pero esta facultad de explorarse jugando no ha desaparecido, sigue estando como un potencial en cada ser humano, es el poder para cambiarse y mejorarse, lo que ocurre es que está oculto bajo muchas capas de cultura adquirida, generalmente prejuicios y arquetipos que consideran que jugar es cosa de niños. Un gran error, otra gran falacia que ha hecho estragos en la calidad de vida de millones de personas.

RS.- ¿En qué consiste este juego de equilibrio para niños, adultos y ancianos?

EB.- Estar de pie quieto supone ya en si mismo un juego de equilibrio. Caminar es un equilibrio constante entre el apoyo de una pierna y el de la otra. Lo mismo podemos decir del correr o de cualquier otra actividad humana que implique siempre una práctica motriz sobre la que podemos focalizar cuando se quiera la luz de la conciencia, la atención plena. Convertir el jugar exploratorio consciente en un modo de actuar cotidiano, es una maravillosa vacuna para evitar la compresión articular, el envejecimiento precoz y la pérdida irreparable de calidad de vida. Hay que practicar el juego del equilibrio diariamente varias veces para evitar correr riesgos de accidentes y lesiones de todo tipo.

No importa que haya actualmente millones de personas que actúan en desequilibrio de manera inconsciente, lo que tal vez ya pueda parecer normal, pero se puede afirmar que es un modo de obrar nada aconsejable, nada bueno para la vida. Poco o nada debe importar lo que digan los demás, que sigan decreciendo y quejándose de dolores, mientras los más listos de la clase se dedican a jugar con su equilibrio de manera consciente para seguir creciendo cada día y gozar dichosos de su vitalidad.

El cien por cien de los dolores articulares y musculares, si exceptuamos los accidentes provocados por circunstancias ajenas, se deben a desequilibrios posturales, activos o pasivos. El comportamiento inconsciente y automático, robotizado, es el responsable de no darse cuenta de los desequilibrios y aparezcan dolores y patologías.

RS.- ¿Y qué se puede hacer para jugar con el equilibrio consciente en el decurso de la vida cotidiana?

EB.- El equilibrio está presente en cualquier acción de la vida, aunque no se perciba como tal. Por ejemplo estar de pie es permanecer constantemente en equilibrio, también cuando se camina, se corre o se permanece sentado. De manera que convertir cada una de estas acciones de lo cotidiano en un juego exploratorio es algo tan sencillo como comerse una manzana. Tan solo es cuestión de practicarlo de manera consciente. No se trata de estar todo el día enchufado a si mismo consciente de todas las acciones que se realizan, sino de estar atento en algunos momentos puntuales a lo largo del día. Poco a poco, sin prisas pero sin pausa.

 

www.ejercicioybienestar.org

         

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR