• Bienvenidos a Ronda Somontano, revista digital del Somontano de Barbastro.
Huesca, Sociedad

El Pirineo cada vez más amenazado por una red de autopistas eléctricas

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Ni siquiera las muestras cada vez más frecuentes de fenómenos climatológicos extremos hacen que la Unión Europea reconsidere su política energética y admita la imperiosa necesidad de cambiar de modelo. Tras 2 años de informaciones contradictorias en cuanto a trazados y calendarios de ejecución, la UE ha publicado su lista de candidatos a “proyectos de interés común” (PIC), que se beneficiarán de financiación europea y tramitación preferente. Entre ellos se encuentran no menos de 4 nuevos proyectos de interconexión eléctrica con Francia y 7 con Portugal, además de 3 nuevos gasoductos, todos ellos impulsados por el oligopolio energético para seguir aumentando sus beneficios (5.460 millones de euros en 2016, +9%).

Ante una temperatura que no deja de subir, falta generalizada de lluvias y una Península Ibérica que se desertiza a marchas forzadas, el plan de choque es continuar extendiendo la red de líneas de Muy Alta Tensión (MAT), las llamadas autopistas eléctricas, que perpetúan el modelo que nos ha llevado a esta situación límite a escala planetaria.

España tiene una enorme sobrecapacidad de generación eléctrica que excede 2,6 veces el pico de la demanda: No necesita más autopistas eléctricas para asegurar su suministro. La creación de una red europea de interconexiones tampoco abaratará su precio (a pesar de los cantos de sirena de los representantes del oligopolio) que sigue aumentando (+30% en 2016). Sin embargo intentan convencernos de que necesitamos estas obras multimillonarias. La razón de fondo no es otra que la creación de un mercado único de la energía que permitiría especular en bolsa con los kilovatios.

Como puede apreciarse en el mapa adjunto (que representa solo las nuevas autopistas eléctricas entre Aragón, Pallars Jussà y Francia), el Pirineo Central quedaría como una parrilla de líneas de 400.000 voltios, que lo atravesarían a lo largo y a lo ancho (incrementando el riesgo de incendios). En Aragón, la anunciada MAT Sabiñánigo-Marsillon multiplicaría por 11 la capacidad de la línea de alta tensión (LAT) existente entre Biescas y Pragneres (Francia) y se prolongaría al sur hasta Magallón por Ejea de los Caballeros (donde se construiría también una subestación eléctrica). Hay otra MAT proyectada entre Peñalba e Isona, y se repotenciarán 4 LAT transversales (entre Sabiñánigo y La Pobla de Segur). También atravesará el Pirineo por Navarra la MAT Pamplona-Cantegrit, acompañada de nuevas subestaciones y conexiones transversales y el gasoducto Midcat/Step entre Cataluña y Francia. Además, ya está aprobado el proyecto de línea submarina entre Vizcaya y Aquitania.

El Pirineo constituye un pulmón para Europa y una zona de gran biodiversidad y riqueza natural con un enorme potencial turístico que debemos conservar. En una sociedad hipertecnificada, las islas de naturaleza que gozan de protección específica o que simplemente mantienen un paisaje natural son un legado para futuras generaciones. La mercantilización de los bienes comunes no es admisible a falta de una necesidad real. Las asociaciones que defendemos estos territorios, sus habitantes y el medio ambiente, no vamos a rendirnos ante un nuevo expolio de nuestro territorio. La misma sinrazón que ha resucitado el proyecto de pantano de Biscarrués es la que sustenta los faraónicos proyectos de autopistas eléctricas.

Es preciso acabar con el incomprensible “impuesto al sol” y potenciar el ahorro y las energías renovables, el autoconsumo y la producción y distribución locales. Eso sí supondría un auténtico avance en la consecución del objetivo de la UE de lograr el 20% de renovables para 2020.

Igual que en su día paramos la construcción de las MAT Aragón-Cazaril y Graus-Sallente, la lucha continuará en todos los frentes. Contamos con el apoyo del pueblo aragonés y el pueblo catalán, que a través de sus representantes en las Cortes de Aragón y el Parlament de Cataluña rechazaron hace ahora un año la construcción de nuevas autopistas eléctricas en el Pirineo y, en el caso aragonés, defendieron además una moratoria hasta que se consensue su necesidad real, algo que ni las autoridades ni las empresas han podido justificar.


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies