• Bienvenidos a Ronda Somontano, revista digital del Somontano de Barbastro.
Ronda de Relatos

Un lupo en Aragón

Por Tamara Marzo Rins

Antis d’o verano nos sorprendeba una noticia que muitos nos asperabanos dende feba tiempo: un lupo heba apareixiu en Monegros. Y no nomas yera astí, sino que pareixeba que heba atacau a bell rabanyo de uellas. A escape totz os medios de comunicación se metioron a opinar, muitos sin sisquiá mirar de preguntar a diferents fuents. O resultau estió un lurte de titulars de tot sensacionalistas, prebando de creyar alarma y con mica etica periodistica. Pareixeba estar que ixe lupo heba muerto ell solo en bell par de nueitz mas de 300 uellas y que mesmo heba prebau d’atacar a uns pastors. Qualsiquiera que s’hese molestau en leyer un libro de biolochía u en preguntar-ne, s’hese qüestionau ixas afirmacions.

Una d’as opinions que mas s’escuitó estió que Aragón no yera tierra de lupos y que caleba fer fuera a l’animal. Pero resulta que Aragón si que en yera, igual como a resta d’a Peninsula y d’Europa. Y no en fa tanto que despareixioron, nomas 50 anyadas. O lupo yera, dica a metat d’a decada d’os 60 y prencipios d’os 70 un animal común en as nuestras tierras. Ixo bien podemos comprebar-lo si escuitamos bella canta tradicional u leyemos as viellas historias d’os lugars. Pero iste magnifico animal estió victima d’una persecución como nunca no s’ha visto enta atra especie. O lupo yera o demonio, se minchaba a os ninos, feba albortar a las mullers, te dixaba yermo lo campo y mesmo podeba matar-te d’o espanto de viyer-lo. Historias plenas de mentiras y exacheradas por a superstición y os intereses de bells quantos. Y no yera ta menos. O lupo yera o nuestro competidor en intreses. Por un costau yera un periglo t’o ganau y por atro se minchaba as millors piezas de caza. Que o lupo despareixese nomás podeba trayer avantallas, asinas que se fació una lei an que se le clasificaba como alimanya y por la que se pagaba buens diners a qui las matase.

Pero una vegada más nos entivocamos. Iste afán que tiene o ser human en creyer-se l’amo de tot, en poder decidir qui ha de ocupar a tierra y qui no pas, en pensar que a naturaleza ye ta servir-le… ha feito que os nuestros ecosistemas pierdan calidat, que s’haigan ixemenau malotías d’os animals y pasas que antis yeran controladas, que bellas poblacions d’herbivoros haigan creixíu tanto que cal fer-les un control ta que no acotolen bellas especies vechetals. Y ye que o lupo ye lo que se diz un “limpiador d’os ecosistemas”, ye en l’alto d’a piramide trofica. Ixo fa que as poblacions d’animals sian sanas y fuertes, que tot sia controlau, que denguna especie no creixca por dencima d’as posibilidatz d’o suyo meyo y que l’equilibrio d’a naturaleza contine estando como cal.

Por suerte, encara que en Aragón no deixemos vivo a garra lupo, en o noreste y en o sur d’a Peninsula sí que en quedó. Aprendioron a temer-nos y a evitar-nos, prencipioron a tener habitos nocturnos (antismas yeran diurnos), comprendioron que u s’amagaban u yeran perdíus… y, poquet a poquet, s’espardioron.

Feba tiempo que os scientificos y as asociacions en desfensa d’o lupo yeranos advertindo que o lupo yera en as nuestras puertas y que bell eixemplar choven yera pasando a muga. Lo tenebanos en Castilla la Mancha, Castilla León, La Rioja y Catalunya, que dentrase en Aragón yera qüestión de tiempo. Pero o Gubierno no fació cosa. En cuentas de prevenir y fer os plans que caleba ta evitar os danyos y os conflictos, asperó a viyer qué pasaba. Y lo que ha pasau ye que o lupo ya ye en as nuestras tierras y o conflicto ha esclatau.

Pero cal saber qui ye iste lupo ta entender qué ye pasando y, más que más, conoixer qué puede pasar en o futuro y actuar en conseqüencia. Iste eixemplar yera un individuo choven que veniba d’as lobadas de Catalunya. Istos chovens quan plegan a adultos han de deixar a lobada y prebar de fer-se con un territorio, mirar parella y creyar a suya propia lobada. Ta isto pueden plegar a fer más de 100 kilometros en una nueit, prebando de mirar un puesto que les faiga honra. A o nuestro lupo le cuacó Los Monegros (y a qui no) y prebó de instalar-se-ie. O problema que teneba ye que yera solenco. Os lupos son animals socials, les cal a suya lobada ta tot, más que más ta cazar. Un lupo solitario no puede atrapar animals salvaches, le mancan os suyos companyers. Asinas que quan tiene fambre, no puede fer atra cosa que minchar-se beluna d’ixas uellas que le servimos a birolla presta cada nueit. Si o lupo podese, nunca no s’atreviría a acercar-se a garra cosa que tenese que veyer con o ser humano.

Antimás, por si no estase prou con minchar-se bella uella ta sobrevivir, iste lupo pareixe que ha muerto a muitos más animals que no le’n caleba. Isto os atros lupos no lo fan, os lupos nunca no cazan más que no pueden minchar-se. Pero que o lupo monegrino sí que lo haiga feito no quiere decir que tienga “sete de sangre”, sia “una bestia despiadada y un asesino” u sian “a lo menos dos eixemplars de lupo”, como s’ha leyíu en os medios. A causa d’iste comportamiento son os cletaus que se fan servir ta guardar as uellas. Istos cletaus tienen as cletas masiau baixas y o lupo puede blincar-las sin problema. Quan o lupo dentra se troba con un ciento de uellas blincando espantadas d’un costau t’atro y o suyo instinto s’activa. O problema ye que con ixa loquería d’animals empentando-se y sin deixar de mover-se, ixe instinto nunca no s’amorta. Si as uellas estasen sueltas, o lupo en atacaría como muito a una u dos y se daría por satisfeito. Asinas, antimás de foter muesos a tuertas y dreitas, muitas uellas mueren mesmo escachadas por as suyas companyeras.

O enfado y o miedo d’os ganaders ye más que comprensible. Ells no quieren sisquiá perder ixas dos uellas que o lupo amenista ta minchar. Son as suyas uellas y a suya traza de ganar-se a vida. Una vida mica facil en estar vivindo en un medio muitas vegadas prou duro, sentindo-se albandonaus por l’administración y creyendo-se discriminaus en contimparación con os suyos vecins d’as ciudatz. Aragón no ye una tierra fácil, muito menos t’os lugars y as chents que preban de vivir en ells.

Allora pareixería que no bi ha solución, pero bi’n ha. Como hemos dito antis, o lupo nunca no desapareixió d’o norueste d’a Peninsula y astí han aprendíu a convivir con as lobadas. No cal inventar cosa, ya ye tot prebau y antimás funciona. Por una vegada o Gubierno d’Aragón ha feito os quefers, ha demandau a os nuestos vecins cómo lo fan ells y ha preso una serie de midas ta protecher tanto a l’animal como a os ganaders. A convivencia ye posible y a preba la tenemos a o canto: indemnizacions de camin por perda d’animals, cletau más alto y estabulación d’o ganau de nueits (meter-los en os establos), pastors ta cosirar as uellas mientres o diya y presencia de mostins que guarden o rabanyo. Ye verdat que cal cambear bell costumbre y que os ganaders habrán d’estar más pendients d’os suyos animals, pero se les ye aduyando economicament y s’ha contrimostrau que se puede fer.

O lupo no ye una menaza t’o meyo rural. De revés, puede estar una oportunidat. En os territorios con lupos bi ha millors piezas de caza, s’ha creyau sellos de calidat t’as uellas y vacas, o turismo lobero atraye a cientos de presonas cada anyada que se dixan os diners en hostals, restaurants y bencineras… Cal mirar-se a o lupo con atros uellos, ixuplidar as leyendas negras que quasi le condenan a muerte y prebar de convivir, porque se puede y podemos ganar totz y todas. Como deciba Félix Rodríguez de la Fuente, sisquiá bell diya tornemos a escuitar os sonius d’o lupo… tamién en Aragón.

Previous ArticleNext Article

1 Comment

  1. Pues si, yera cuestión de tiempo que o lupo dentrase en Aragón. Antimas el ba a fer por diferens lugars pues como dices por diferens d’as nuestras mugas ya son rondando.
    Y antimás tiene que estar un arguello contar con él y asinas enamplar y amillorar o ecosistema aragonés.
    Cal mirar-se ahora de apachar l’interes de ganaders con a presencia d’iste animal tan magnífico.

Responder a Luis Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies