• Bienvenidos a Ronda Somontano, revista digital del Somontano de Barbastro.
Opinión

La década prodigiosa (mente mala)

Por Joaquín Puyuelo

El pasado 14 de septiembre Ramón Cotarelo, conocido catedrático de Ciencias Políticas y escritor de numerosos libros, intervino en el curso extraordinario de la Universidad de Zaragoza celebrado en Fonz con el título de “La política en España: oportunidades y cambios”.

En poco más de dos horas desarrolló de una manera amena una conferencia sobre “España en crisis: balance de una década (2007-2017)”; y contestó posteriormente a las preguntas que le hicieron los asistentes, centradas sobre todo en los nuevos partidos políticos emergentes y en la crisis territorial que ha ocasionado el proceso de independencia de Cataluña en el que Cotarelo se ha posicionado al margen de la mayoría de sus compañeros politólogos y a favor de una República Catalana.

En una época que Castoriadis definía como de “conformismo generalizado”, Ramón Cotarelo escapa de ese conformismo o de ese fin de la historia, concibiendo la democracia como un proyecto de auto-institución social en una sociedad ideológicamente abierta. Es ahí donde Cotarelo se identifica más con la sociedad catalana, como aquella parte del Estado-nación español menos cerrada en creencias, dogmas o ideas, Cataluña ha sido y es la sociedad más plural, abierta y heterodoxa de España. Volviendo a Castoriadis, la democracia es así un “proyecto de romper el cerco a nivel colectivo”.

El balance de Cotarelo de la década pasada fue, ya lo anunció al inicio, muy pesimista.

A nivel internacional, expuso como la crisis del neoliberalismo fue una estafa programa. La frustración de las clases sociales desposeídas de su futuro por la crisis neoliberal es lo que ha introducido según dijo en la centralidad del sistema de todo el hemisferio occidental a elementos estrambóticos y estrafalarios como Donald Trump. Cotarelo pasó un poco de puntillas sobre este tema con las prisas por aterrizar en el asunto catalán, pero están más relacionados de lo que parece a primera vista. Lo que P. Bourdieu llamaba la “utopía neoliberal” ha sido impuesta principalmente por la élite estadounidense que se ha propuesto extender al mundo entero su modelo económico en beneficio precisamente del capitalismo corporativo estadounidense. Noam Chomsky recomendaba en su libro “Power in the global arena” ejercer máxima presión sobre la élites con el fin de que el Estado-nación se vea forzado a oponer resistencia a la globalización neoliberal. Una explicación del apoyo de una parte de la sociedad catalana al “procés”, que Cotarelo evitó hacer, podría venir precisamente del deseo de oponer el Estado-nación catalán resultante a la globalización neoliberal, visto que las élites españolas no plantean ninguna oposición. Obviamente no es este el proyecto de la burguesía catalana pero si de una parte de la sociedad, ya que en un Estado-nación a menor tamaño su fuerza sería proporcionalmente mayor.

En cualquier caso Cotarelo, autor del libro “Del Estado del Bienestar al Estado del Malestar”, presentó la quiebra del Estado del bienestar como una ruptura del contrato social, ya que una parte ha dejado de estar interesada en el mantenimiento de las obligaciones recíprocas al verse ganadora.

A continuación hizo una descripción de la política española de la última década, siempre con el tema catalán al fondo. Para él, un país con tal nivel de desprestigio de sus instituciones tenía forzosamente que desembocar en una crisis existencial, que en España ha sido doble. Por un lado la aspiración de una parte del Estado (Cataluña) a vivir fuera de un sistema con su poca legitimidad arrasada; y por otro lado en la emergencia de nuevas fuerzas de acción política que permitan a la gente participar en un sistema que les excluye de la toma de la decisión.

El problema para encontrar una salida dentro del marco instituido es, según Cotarelo, que el Estado español tiene su legitimidad arrasada primero por una corrupción endémica; segundo por la instrumentalización de los medios del Estado en beneficio del partido gobernante, empezando por el Poder Judicial; y tercero por el desmantelamiento del sistema de protección social del estado del Bienestar que han realizado los gobiernos de la última década. A ello se suma la restauración de un postfranquismo que ha realizado el Partido Popular y que supone la voladura de uno de los llamados pactos implícitos de la Transición.

La corrupción en España ha llegado a ser así, para Cotarelo, la nota característica del sistema político español desde hace siglos, de tal forma que en su origen es aceptada e interiorizada de forma natural por los favorecidos. A ello se suma la percepción general de que la corrupción no pasa factura a los culpables, y la revelación de que es muy difícil convencer a los votantes de que merecen no ser gobernados por corruptos. Cotarelo, como la mayoría de pensadores, cree se debe a que entre la corrupción y los votantes están los medios de comunicación.

Y en este panorama desolador y de fin de ciclo, en España ha renacido con gran virulencia “El problema catalán”, que para Cotarelo no es sino expresión de un problema mayor, “El problema español”. Cronológicamente este renacimiento del tema catalán que ha hecho estallar las costuras de la estructura territorial del estado, es anterior a la crisis, en concreto del año 2006, con la reforma del Estatuto Catalán. En aquel momento, el Partido Popular y Mariano Rajoy, verdaderos culpables de lo que pasa actualmente en Cataluña según Cotarelo, incendiaron primero el debate en el Parlament con su anticatalanismo; luego prosiguieron en el Congreso de los Diputados con el “cepillado” del Estatut junto con el apoyo del PSOE; y finalmente con una suerte de recusaciones y movimientos de sillas cocinaron la Sentencia del Tribunal Constitucional de mayo de 2010 que terminó de arrasar su prestigio y ha llevado a continuación a que se desborde el marco estatutario. Para Cotarelo es ridículo plantear que los incendiarios que provocaron este fuego se presenten como los bomberos que lo apagan. Finalmente comentó la represión de las libertades y los derechos fundamentales que se sufre por el independentismo en Cataluña, y dirigiéndose a los que permanecen pasivos o cómplices, predijo que después de Cataluña la represión no parará y continuará por el resto de España.

En suma, una interesante exposición de la actualidad que sorprendió a aquellos que no conocían al conferenciante. Cotarelo es un veterano politólogo de raza, con opiniones a veces muy viscerales que pueden leerse diariamente en su blog llamado Palinuro, y con múltiples contradicciones biográficas que él ha ido sorteando como ha podido. Su visión de la realidad española es como se ha visto muy negativa, proponiendo una salida de la crisis económica, política, social y territorial que atraviesa España en términos de un nuevo marco institucional que asegure una justa distribución igualitaria del poder, es decir de la democracia.

         

Previous ArticleNext Article

4 Comments

  1. Conocí a Cotarelo en un curso de verano de la Uned, quizás en el 2007; lo recuerdo bien, en especial a un compañero que le acompañó, venido también de Madrid, de la Complutense. Un profesor universitario (que recuerdo calvo, pequeñín y gordito, de ánimo alterado, un poco histrión, con ideas muy extremistas) Me pareció muy frívolo y licuado en sus manifestaciones. Luego supe que andaba dando charlas internacionales auspiciadas por una ONG…
    Al acabar el coloquio, de una desanimante pobreza intelectual, le dije a la directora del curso que me parecía que la carrera de Políticas, a diferencia del Derecho, carece de rigor, sistema y esquema, de tal modo que cualquiera puede decir lo primero que le venga en gana, pues basta con tener pico.
    Me parece mejor analista Amando de Miguel ex comunista: http://www.libertaddigital.com/opinion/amando-de-miguel/espana-para-el-desguace-83247/

  2. Estuve oyendo la conferencia de Cotarelo. Su análisis del actual problema catalán me pareció pobrísimo, tan pobre que, estrictamente hablando, ese análisis no existió. En otros aspectos de la conferencia no referidos al tema catalán tenía razón. Como ni el PSOE ni PODEMOS son ya santos de su devoción, se ha subido al carro del independentismo catalán por ser actualmente Carlos Puigdemont y sus mariachis el, a su juicio, único ariete que percute frontal y fuertemente contra el gobierno del PP. Ya sabemos que el PP y otros partidos están de corrupción hasta las cejas, pero si mañana Rajoy pacta con Carlos Puigdemont, Arturo Mas y compañía, Cotarelo abjurará del independentismo catalán y se lanzará en brazos de aquel o aquellos que choquen con el PP o con el PSOE o con el gobierno de turno, aunque esa nueva oposición esté formada por el oso Yogui, Bubú y el guardia Smith, residentes todos en el parque nacional de Yellowstone ( USA ). No quiero extenderme más pero es triste que un hombre brillante ( o por lo menos lo fue ), inteligente, como Cotarelo, haya caído al rio del sentimiento y la visceralidad que tan mal casan con el rigor y la racionalidad intelectual, cuando de hablar del ” gobierno de Madrid ” y de ” la Generalidad de Cataluña ” se trata. Amén.

    1. Este hombre ha perdido los papeles, últimamente se pasa la vida de tertulia en tertulia en tv3, rac1, y Catalunya radio, despotricando de Espanya, y animando al independentismo a conseguir sus metas, es un amargado, resaviado y lleno de rencor a toda cosa que huela a Espanya…..es un pobre hombre venido a nada

  3. Pues si abraza a Puigdemont para luchar así contra la corrupción del PP (mezclando la contingente cosa partidista con algo tan serio como la organización del Estado, mezcolanza confusa que ya hizo Companys el 6-10-34) resulta que el abrazado Puigdemont también tiene una cola de corrupciones en el instituto del agua de Gerona , de cuando era alcalde. Y a su mentor Arturo Mas le descubrieron el Leichestain 700.000 euros de origen ignoto, cuyo expediente tributario finó con una mínima multa de la ministra Dª. Elena Salgado, pequeñita sanción que lo fue así ¿para que Arturo se sintiera cómodo con España?
    ¿Lo sabrá Cotarelo…?

Responder a Blas Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies