• Bienvenidos a Ronda Somontano, revista digital del Somontano de Barbastro.
Consumo

Ideas para conseguir financiación para cualquier gasto imprevisto

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Los gastos imprevistos pueden surgir en cualquier momento. Algunas personas son muy previsoras y suelen ahorrar una determinada cantidad de dinero todos los meses, para este tipo de gastos que no estaban previstos. De todas formas, en ocasiones pueden aparecer gastos que sobrepasan nuestras previsiones, y además hay otras personas a las que les cuesta más trabajo ahorrar mes a mes y cuando se presenta algún gasto con el que no contaban, no saben cómo conseguir la cantidad de dinero que necesitan, al no disponer de un fondo para imprevistos.

Ante estas situaciones, puedes recurrir a un fondo para emergencias, que hayas procurado con los ahorros, puedes recurrir a terceras personas de confianza, como familiares y amigos o también puedes solicitar prestamos online en el acto, para conseguir la cantidad que necesites en el momento.

Algunos gastos imprevistos más comunes que pueden surgir, con los que no contabas, son la reparación de un vehículo, ya que este tipo de roturas llegan sin avisar y nos podemos ver en un serio apuro para afrontar sus gastos, un cambio de ruedas para tu coche, cambiar la televisión, arreglar el aire acondicionado, una operación imprevista de tu mascota o reparar o sustituir un electrodoméstico que se ha estropeado, como el frigorífico, la lavadora, el lavavajillas o el horno.

Maneras de hacer frente a un gasto imprevisto

Tener un fondo de emergencia

Una de las maneras más recomendables que se pueden utilizar para solventar los gastos que se presentan sin previo aviso o para hacer frente a cualquier problema económico, es crear un fondo económico para las emergencias. Lo puedes hacer destinando todos los meses una pequeña cantidad de tus ingresos a este fondo, un 10%, por ejemplo, o la cantidad que sea posible. De este modo, tendrás toda la tranquilidad de que no tendrás ningún problema para afrontar cualquier gasto que pueda surgir en un momento determinado, sin que te veas en un apuro económico. Sin embargo, no todas las personas son capaces de ahorrar cierta cantidad de dinero para las emergencias o no pueden, por lo que deberán recurrir a otras formas de conseguir financiación.

Hacer un reajuste de tus cuentas

Muchas veces se puede conseguir ahorrar dinero, simplemente reajustando las cuentas del mes. Por ejemplo, reduciendo los gastos que no son necesarios durante un tiempo, hasta ajustar tu presupuesto. Se puede prescindir de las salidas al cine, de las cenas fuera, el gasto de ropa y calzado, o de cualquier otro gasto dedicado al ocio del que puedas prescindir por un tiempo. De esta forma, tendrás el dinero necesario para hacer frente a otros gastos imprevistos.

Solicitar un préstamo

Otra forma que utilizan muchas personas para afrontar sus gastos, es recurrir a los prestamos personales. Se puede solicitar un préstamo a una entidad bancaria, de manera tradicional, aunque es necesario cumplir determinados requisitos para que puedas optar a uno de estos créditos, como disponer de un aval, y además, suele ser un proceso más lento.

También se puede optar por solicitar un préstamo rápido online, que tienen algunas ventajas con respecto a los préstamos tradicionales. Hay muchas plataformas online para solicitar créditos rápidos, a las que cada vez recurren un mayor número de personas, ya que se puede conseguir la cantidad de dinero que necesitas de manera cómoda y sencilla, y en unas 24 horas, todo ello, a través de Internet, sin necesidad de moverse de casa. La mayoría de entidades de préstamos rápidos ofrecen la opción de elegir la cantidad de dinero que quieres devolver cada mes, y el plazo en el que prefieres realizar la devolución, de entre las opciones que hay disponibles, por lo que, en este sentido, no hay ningún problema. Por otro lado, si te estás planteando solicitar un crédito online, es conveniente estudiar el mercado en el sector y elegir una compañía de confianza, y leer también detenidamente el contrato, los intereses y las obligaciones y derechos que tendrás, antes de realizar la solicitud.

Además, se puede recurrir a los minicreditos, si lo que necesitas es una cantidad de dinero pequeña, y en este caso los requisitos que deben cumplir los usuarios son mínimos, ya que no se necesita ni aval ni disponer de una nómina en la mayoría de los casos, solo ser mayor de edad y facilitar un número de cuenta, donde se pueda depositar el dinero solicitado.

Pedir un anticipo de tu nómina

Una opción a la que puedes recurrir si tienes un trabajo por cuenta ajena y una buena relación con tus superiores, es solicitar un anticipo de la nómina.

Intentar cobrar las facturas pendientes

En el caso de los autónomos, no pueden pedir un anticipo de la nómina, pero sí pueden intentar cobrar las facturas impagadas, o en el caso de que no sea posible cobrarlas por completo, se puede solicitar un anticipo de su cobro.


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Previous ArticleNext Article

1 Comment

  1. Excelente artículo Tan pronto como mi auto se descompuso y el techo de la casa goteaba. Y todo esto al mismo tiempo, ¿te imaginas? Y antes el sueldo sigue siendo una semana entera. No soy una de esas personas que tienen cuentas de ahorro. Por lo tanto, tuve que usar un microcrédito. No diré que estoy muy satisfecho con esto, pero no vi ninguna otra forma de salir de esta situación. Por supuesto, me sentí un poco avergonzado por el porcentaje que tenía que dar al banco. Aunque los casos son diferentes. Y lo más importante: no se desanime, pase lo que pase. ¿Cuáles son sus bancos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies