• Bienvenidos a Ronda Somontano, revista digital del Somontano de Barbastro.
Consumo

La máquina de coser vuelve a los hogares

Y con ella, vuelven las manualidades al más puro estilo DIY

A pesar de que nos pueda sorprender, cada vez son más las personas que deciden comprar una máquina de coser, tanto para poder arreglarse la ropa como para poder crear todo tipo de diseños y de manualidades hechas en casa. Independientemente de que hayamos cosido o no alguna vez. De hecho, todo es cuestión de práctica y con las máquinas de coser ocurre lo mismo, por lo que no importa si al principio no somos muy diestros en esta materia.

DIY: Hazlo tú mismo

Sin duda alguna, uno de los motivos por el que han aumentado las ventas de este tipo de máquinas es por la versatilidad que nos ofrecen a la hora de hacer cosas fabricadas por nosotros mismos, a la hora de crear nuestros propios modelos con los que no solo nos vestiremos sino que podremos utilizar en nuestro día a día. De hecho, muchas de las personas que compran una máquina de coser y que se adentran en el mundo del Do it yourself (o más conocido por sus siglas en inglés, DIY,  “hazlo tú mismo”) ven cómo su vida va cambiando paulatinamente, mejorando su creatividad y  ahorrando dinero con esta filosofía de vida. Y no es de extrañar, sobre todo si tenemos en cuenta que una de las mejores formas de practicar con nuestra máquina de coser y de comenzar a coger soltura con la costura es cosiendo. Por ejemplo, diseñando y fabricando nuestra propia funda para la máquina, un accesorio imprescindible.

Gracias a la amplia variedad de máquinas de coser, podremos encontrar la que mejor se adapte a nuestras necesidades y a nuestro bolsillo, como la famosa máquina de coser de Lidl, una buena opción de compra.

La importancia de una buena funda para nuestra máquina de coser

Cualquiera que tenga una máquina de coser sabe lo útil que puede ser tener una funda para la misma, no solo por el hecho de que estaremos protegiendo a nuestra máquina y aumentando su vida útil sino porque podrá ser una muestra de nuestros avances en el complejo mundo de la costura y del DIY. En ese sentido, y como hemos mencionado antes, el DIY se presenta como la mejor forma de tener una funda que se adapte a nuestras necesidades, a nuestros gustos y a nuestro bolsillo. Al fin y al cabo, nada mejor que confeccionar nuestra propia funda, a nuestra medida, para ahorrar dinero a la vez que practicamos en casa. Simplemente tendremos que tener en cuenta las proporciones de nuestra máquina, los materiales que tenemos disponibles (o los que queremos usar que también influyen en cuestiones como el tipo de punto que elijamos) y ya solo nos quedará ponernos manos a la obra para crear una funda, o varias, para nuestra máquina de coser. Así ya no tendremos excusas para no usarla y para no empezar a practicar y a disfrutar con ella.

¿Qué necesito saber antes de comprar una máquina de coser?

Por último, una de las preguntas que más suele aparecer es qué buscar en una máquina de coser, una duda que no solo tienen las personas que se están iniciando en la costura y van a comprar un aparato como estos por primera vez sino también aquellas personas que ya son veteranas pero quieren cambiar de máquina. No obstante, si tenemos en cuenta estos consejos, la elección y la compra de una máquina de coser será mucho más sencillo:

  • El tipo de puntada: saber las puntadas que necesitará cada trabajo que hagamos será fundamental a la hora de elegir máquina. De hecho, los trabajos más sencillos requerirán pocas puntadas mientras que los trabajos complejos, o bien con materiales más duros, necesitarán un mayor número. Además, también deberemos tener en cuenta el ancho de las mismas y si necesitaremos colocar algún tipo de goma elástica o de sobrehilado para hacer determinados trabajos.
  • El ojalador: un punto determinante, sobre todo si viendo las diferencias que nos encontramos en función de la máquina. Tendremos que tener en cuenta qué ojales queremos hacer antes de elegir un modelo de máquina.
  • Las posiciones de la aguja: que nos permitirán hacer más o menos tipos de cosidos.
  • La marca de la máquina: al igual que ocurre con cualquier aparato electrónico, confiar en una marca de renombre a menudo se traduce en una mejor calidad, en un mejor servicio técnico y, en general, en una mayor satisfacción por parte del usuario.
  • La potencia: finalmente, debemos recordar que las máquinas que tienen menos de 75W no sirven para hacer trabajos en los que empleemos tejidos gruesos.

Ahora que ya conocemos qué buscar en una máquina de coser y las ventajas del DIY, solo nos queda elegir nuestro modelo y comenzar nuestros diseños.

 

         

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies