• Bienvenidos a Ronda Somontano, revista digital del Somontano de Barbastro.
Opinión

El día de la amargura

Paco Velázquez
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El día 21 de octubre del 2017 será recordado por mí ( y creo que por muchos más) por el día de la amargura.

Como español y catalán de nacimiento, creo que lo sucedido el día de hoy no tenia que haber llegado nunca. Culpables hay varios, empezando por los dos grandes partidos, que por el ansia de gobernar iban cediendo y cediendo a los gobernantes catalanes todo lo que a ellos les interesaba. Los mas culpables este gobierno de la Generalitat, que se ha saltado todas las normas y leyes que establece nuestra constitución y a la que ellos juraron defender y que han traicionado

Lo peor es que nos ha enfrentado a unos catalanes contra otros y los llamados españoles si poco nos estimaban ahora no nos quieren, por la nefasta labor de este gobierno de la generalitat contra España y los españoles.

Recuerdo cuando el Sr. Tarradellas volvió a su tierra después de 40 años de exilio, fue aclamado por todos los catalanes. La primera entrevista que tiene con el Sr. Pujol, le dice que nos tenemos que acercar a España para que los españoles hagan lo mismo y dejemos de pelearnos. Como bien se puede entender estas palabras al Sr. Pujol, no le gustan y a partir de este momento se van separando y enemistando.

No me quiero extender mas, pues creo que al ser una opinión mía, al hacer esta reflexión, queda cumplido mi deseo de poder opinar


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Previous ArticleNext Article

1 Comment

  1. Estoy de acuerdo con tu artículo Paco salvo en una apreciación que haces. Dices que el resto de españoles queríamos poco a los catalanes antes y ahora ya nada. Mi opinión no coincide. Salvo individuos de razonamiento primario, por no decir primitivo, que haberlos haylos aunque sean minoría, la mayoría de españoles, en su gran mayoría, quería y sigue queriendo a los catalanes en general, a los catalanes del común, excepción hecha de aquellos que responden a perfiles supremacistas, racistas, excluyentes y discriminatorios. Es verdad que en el pasado, durante el franquismo, se educó a la gente para que identificara lo español con lo castellano o, cuando menos, que todo aquello que no fuera castellano tuviera carencias de españolidad, no fuera genuinamente español, especialmente referido a personas que asumieran, aparte de la española, otra identidad, fuera gallega, vasca, catalana o aragonesa, y ya no te digo si asumían solamente esa otra identidad. Entonces se les tildaba de separatistas y se les perseguía políticamente. Hoy en día en personas de aquellas generaciones aún se nota aquella educación aunque el paso del tiempo, afortunadamente, haya diluido sus efectos. Actualmente tan poco hay nada que objetar a aquellas personas que se autodefinen como independentistas que respetan los cauces constitucionales legalmente establecidos para defender y alcanzar sus objetivos. Esto es la democracia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies