• Bienvenidos a Ronda Somontano, revista digital del Somontano de Barbastro.
Lifestyle

Encontrar recambios para automóviles nunca fue tan fácil

No es necesario pagar más para tener piezas de buena calidad

A pesar de que todos sabemos que mantener un coche en buen estado es fundamental para alargar su vida útil y para tener un vehículo seguro, a menudo vemos cómo este tipo de cuestiones suponen un presupuesto extra que no siempre nos podemos permitir y que muchas veces nos lleva a buscar todo tipo de accesorios y recambios en mercados de segunda mano. No obstante, muchas veces las opciones que nos encontramos dejan mucho que desear en lo que a calidad se refiere, especialmente cuando estamos buscando piezas de coches con las que no se puede escatimar en calidad como puede ser un espejo retrovisor.

Por ese motivo, cada vez son más las personas que deciden comprar las piezas y los recambios para su coche por Internet, en tiendas como Sanbeauto donde no solo podemos encontrar los productos que estamos buscando sino que también encontraremos un precio más que asequible. Muchas veces incluso inferior a los precios que nos encontramos en los desguaces y con la diferencia de estar adquiriendo piezas completamente nuevas. Ya no será necesario acudir a los servicios técnicos oficiales ni mucho menos al mercado de segunda mano (donde la calidad no siempre es la que esperamos) para encontrar todo tipo de recambios para nuestro coche.

¿Qué otros beneficios puedo conseguir con este tipo de tiendas?

Como ya hemos comentado, además del considerable ahorro económico, podremos acceder a un amplio catálogo por Internet donde tendremos toda la información que necesitamos sobre los productos antes de hacer nuestra compra. En ese sentido, podremos filtrar la búsqueda tanto por el tipo de pieza que estemos buscando (como por ejemplo, piezas de mecánica como los frenos o bien piezas de electrónica como los alternadores y los motores de arranque) como por el tipo de coche que tengamos, indicando la marca y el modelo del mismo para obtener los resultados que mejor se adapten a nuestras necesidades.

Además de eso, si después de leer las fichas técnicas de los productos seguimos teniendo alguna duda al respecto, tendremos acceso a un servicio de atención al cliente (tanto por teléfono como por correo electrónico o a través del formulario de la página web) donde nos atenderán profesionales del sector especializados, que serán capaces de resolver nuestras dudas y de darnos la misma atención personalizada que obtendríamos en cualquier tienda de recambios física o concesionario. De hecho, y a pesar de que mucha gente pueda creer lo contrario, las tiendas online gozan de un servicio de atención al cliente que no siempre vemos en otros comercios y que busca en todo momento dar el mejor servicio a los consumidores.

Por otro lado, otra de las ventajas que nos encontramos es la facilidad y la variedad de opciones a la hora de hacer un pedido, no solo a través de la página web sino a través de ese servicio de atención al cliente del que habíamos hablado antes. Y como no podía ser de otra manera cuando se trata de comprar online, podremos hacerlo en cualquier momento del día, con la comodidad de comprar desde casa, añadiendo a nuestro “carrito” los objetos que queramos para así conocer en todo momento el gasto total de nuestro pedido mientras tramitamos el mismo.

Además, a la hora de realizar el pago, tendremos numerosas opciones a nuestra disposición, como por ejemplo el pago con tarjeta de crédito o débito, el pago contrarrembolso, el pago por transferencia o bien el pago por PayPal. Como podemos ver, este tipo de tiendas online no solo supondrán un ahorro de tiempo y de dinero en nuestras compras sino que encontraremos la mejor atención personalizada en todo momento, lo que se traducirá en una mejor experiencia de compra.

¿Qué garantías tengo como cliente en este tipo de tiendas?

Finalmente, muchas personas se estarán preguntando acerca de las garantías de las piezas de coches así como de sus derechos como consumidores. Al fin y al cabo, a pesar de que estemos adquiriendo objetos nuevos, siempre cabe la posibilidad de que haya algún defecto de fábrica o bien de que nos demos cuenta de que no era la pieza que estábamos buscando después de comprarla. En ese sentido, podemos estar tranquilos ya que como compradores estaremos protegidos por la legislación al respecto y podremos devolver nuestra compra hasta siete días después de haber recibido el producto.

Además, también tendremos la garantía postventa, siempre y cuando conservemos la factura de nuestra compra y no incurramos en algunas de las excepciones donde no estaría cubierta, como por ejemplo, los defectos que hayamos podido producir nosotros mismos, el mal uso de los objetos que haya llevado a su avería o bien la sustitución de los consumibles, como es el caso de las bombillas o las baterías.

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *