• Bienvenidos a Ronda Somontano, revista digital del Somontano de Barbastro.
Barbastro, Opinión

Toponimia aragonesa

Pedro Solana
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Me permito copiar para este artículo el titular del editorial de la publicación francesa Revue Pyrénéenne, editada por el Club Alpin de Tarbes y cuyo redactor–jefe, Florian Jacqueminet, firma.

Florian ha asistido a varios encuentros de hermanamiento del club  Montañeros de Aragón de Barbastro con los amigos de del CAF de Tarbes. Este otoño se celebró el último en el pueblecito francés de Aspet y en las agradables tertulias que suceden tras sentarnos a la mesa hubo oportunidad de comentar este editorial en el que con  marcada ironía se lamentan los franceses de la famosa lista de tresmiles que ha revolucionado toda la nomenclatura de las cimas convirtiendo al Pirineo aragonés en una torre de Babel que hace imposible localizar parajes idénticos en mapas de ayer y de hoy. Un poco más allá de la ironía, el texto llegó a mostrar su rechazo por el “atentado a la memoria de los descubridores de las tierras altoaragonesas” que escribieron con épica la historia del pirineísmo y dejaron su impronta, en algunos casos a través de sus nombres, en cimas míticas por las que sintieron devoción y afán de conquista.

Nombres tan significados como Russell, Ramond, Lebondidier, Margalide…han sido tachados y tachada su memoria siempre vinculada a unos espléndidos parajes pirenaicos. En el caso del pico Russell, en un “alarde de imaginación”, lo han rebautizado como “tuca d’el cap de la vall”. Al Aneto le han colgado también el sambenito de “tuca”, palabra que siempre había significado cima secundaria, como en Benasque las tucas de Ixeia o la tuca de Paderna, y jamás se recuerda haber llamado así al gigante de los Pirineos.

Tras el revuelo que suscitó en Aragón esta nueva lista de tresmiles, el consejero de ordenación del territorio, José Luis  Soro, que fue quien la encargó, admitió la posibilidad de reunirse con representantes de la Federación Aragonesa y de los clubes para dialogar y reflexionar sobre los nombres oficiales de unos picos que son patrimonio universal y no merecen que un nacionalismo mal entendido los convierta en un predio aldeano.


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies