• Bienvenidos a Ronda Somontano, revista digital del Somontano de Barbastro.
Opinión

Gracias, “Salvados”

  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Desde la Plataforma Loporzano SIN Ganadería Intensiva llevamos dos años denunciando la realidad de la ganadería industrial y nos alegra ver que gracias a un programa de tanto prestigio y audiencia como “Salvados”, con el apoyo de la Fundación Igualdad Animal, ha podido llegar a más gente una parte de nuestro mensaje.

Porque llevamos dos años hablando de precariedad laboral en los macromataderos, de las condiciones en las que malviven los animales, hacinados y sobremedicados, en las explotaciones industriales, de que no hay planeta B y los recursos son finitos, de la contribución de la ganadería intensiva al cambio climático…

En un programa no cabe toda la problemática que presenta esta industria: no caben las personas campesinas que mueren (y no de viejas) defendiendo su territorio de la deforestación para los monocultivos necesarios para generar tanto pienso, ni la pérdida de biodiversidad que causa este modelo productivo.

El domingo vimos lo que hay detrás de las megacárnicas y vimos un ejemplo de lo que hace la Administración ante estas prácticas; no había espacio suficiente para mostrar toda la contaminación que causan esas explotaciones y macromataderos, el riesgo que suponen para la salud pública. Son una grave amenaza para el mundo rural y la ganadería tradicional.

Tampoco se pudo ver lo que hay frente a esas megacárnicas: los movimientos vecinales y las organizaciones que trabajamos a diario para difundir los costes ocultos de esa industria y sus nefastas consecuencias; para que la ciudadanía sepa lo que compra y para defender nuestros pueblos y el medioambiente, que es de todos, como el agua que tanto escasea en Aragón y que no podemos despilfarrar ni contaminar.

Queremos agradecer a Jordi Évole que mostrara parte del problema, porque la sociedad civil no tenemos los medios para contrarrestar la propaganda de las megacárnicas. Para eso sirve el periodismo.

Pilar Torres Lera
Plataforma Loporzano Sin Ganadería Intensiva

Si os perdisteis el programa lo podéis ver pinchando aquí.


  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Previous ArticleNext Article

4 Comments

  1. Jordi Évole viajó hasta Murcia, desde Cataluña donde reside, para hacer el programa. ¿Por qué no se acercó a Vic, Torelló o Rupit que están más cerca de su casa? ¿Por miedo a las cuatro grandes firmas catalanas que manejan el cotarro del pernil?
    Yo no vi el programa porque no veo nada de ese periodisto. Pero ¿es cierto que unas imágenes de los lazaretos, donde mueren los animales enfermos, fueron manipuladas como si se refirieran a animales aptos para consumo?

    1. Estimado Sr. Blas, ayer día 14 apareció en diversos medios de comunicación la noticia de la visita de los inspectores de trabajo a una cárnica situada en un pueblo cercano a Vic a raíz, precisamente, de la emisión del programa de Jordi Évole. La inspección de trabajo solicitó apoyo policial y hasta allí se trasladaron seis furgonetas del Cuerpo Nacional de Policia ( no de los Mozos ). La cárnica se llama ” Le Porc Gourmet “, arrastra desde hace unos años graves problemas laborales y la mayoría de sus 750 trabajadores son emigrantes que trabajan como autónomos por cuenta propia para la cárnica. Yo leí la crónica en El País. ¡ Ojo, fue la inspección de trabajo, no la de sanidad !

  2. No será tan grave lo de “Le Porc..” porque si lo fuera el justiciero Évole ya lo hubiera aventado por la Sexta.” Men sambla” que lo de la policia represiva obedece a tics franquistas del gobierno.

    1. Yo no vi el programa de Évole pero es posible que hablara de la situación de los animales y nada, o tan apenas, de la situación laboral de los trabajadores de la industria cárnica. Paradójico si fue así pero no es excluyente hablar en un mismo programa de la situación de animales y personas. Lo cierto es que la situación laboral de los empleados de ” Le Porc Gourmet “, según se desprende de la crónica periodística de El País, es muy mala ya de un tiempo a esta parte. Una cárnica donde la gran mayoría de sus empleados son autónomos por cuenta propia, parte de ellos en régimen de cooperativista, debiendo asumir gastos como el de su propia equipación ( mono, botas, guantes,gorro……), siendo su nacionalidad de perfil emigrante, rumanos, ucranianos, marroquíes, subsaharianos,….no creo que sea un mundo laboral plácido. Ignoro cuales son los criterios que maneja Jordi Évole a la hora de elaborar los guiones de sus programas, pero la industria agroalimentaria porcina da para un programa larguísimo o para varios debidamente elaborados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies