• Bienvenidos a Ronda Somontano, revista digital del Somontano de Barbastro.
Barbastro, Hostelería

Viñas del Vero y El Patio ofrecen unas originales jornadas sobre la caza en Barbastro

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

ElPatio_RondaSomontano.
El carpaccio con borraja. Ronda Somontano.

La bodega Viñas del Vero de la D.O. Somontano y el bar restaurante  ofrecen hasta este domingo unas nuevas jornadas gastronómicas esta vez dedicadas a la caza. Pero se trata de unas jornadas de caza originales y sorprendentes donde el comensal no debe esperar comer grandes guisos, estofados o carnes a la brasa. Más bien se encontrará unas inusuales composiciones que llevan por título: borraja, migas, bacalao, pochas y calabaza. ¿Qué tendrá que ver esto con la caza?. Pues mucho. El veterano cocinero Alberto Noguero ha preparado un menú conceptual basado en productos de temporada, platos típicos del invierno y contundentes alimentos que se pueden cazar en el Somontano.  Todo ello presentado con la seña de identidad de Noguero, que desde hace unos meses está al frente de El Patio.

El primer plato denominado Borrajas es un carpaccio de corzo y ensalada de borrajas, apionabo y trufa con virutas de foie y setas escabechadas. Para acompañar, Viñas del Vero ha elegido un jerez Amontillado de González Byass un blanco a medio camino de un crianza.

El segundo plato ‘Migas’ consta de una hamburguesa de jabalí y calamar que le aporta dulzura, con tomate cherri, crema de queso y mostaza de pimiento amarillo. Para este caso Viñas del Vero ha elegido la Miranda de Secastilla Garnacha Blanca 2016 que le va como anillo al dedo.

El Patio_RondaSomontano.
Alberto Noguero y Diego Mur, de Viñas del Vero. Ronda Somontano.

El tercer plato consta de perdiz de guiso con láminas de bacalao y caldo concentrado de ajo y jamón, adornado por una lámina de callo. Aquí la Miranda tinta de 2015 es la elección perfecta.

El último plato, Pochas, es un royal de libre sobre este guiso al azafrán. Una de las apuestas ganadoras de Viñas del Vero, el Gran Vos Reserva 2011, es el maridaje ideal.

Y como postre, otra nueva sorpresa: el canelón de calabaza con cremoso de vainilla, pan de especias y espuma de trufa. Y ahí está la clave, en el diamante negro. «La trufa también se caza», apunta Noguero, recordando a los perros truferos que localizan las trufas en los campos de la Ribagorza. Un dulzón Gewürztraminer aporta un freso sabor de boca a un original menú.

Para el responsable de marketing de Viñas del Vero, Diego Mur, «la idea era hacer una caza innovadora y sorprendente que rompiera esquemas».

El precio es de 32 euros. Reserva en 974 60 00 03.


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies