• Bienvenidos a Ronda Somontano, revista digital del Somontano de Barbastro.
Alto Aragón, Barbastro

La ermita de San Ramón de Barbastro aparece con pintadas ofensivas y destrozos en sus inmediaciones

La ermita de San Ramón del Monte de Barbastro y sus inmediaciones fue objeto de daños vandálicos ocurridos durante la madrugada de la Noche Vieja. Las farolas que iluminan el camino de acceso al templo, ubicado en un montículo dentro de la ciudad del Vero, aparecieron rotas mientras que en la fachada y la entrada principal a la iglesia se vio cubierta de pintadas ofensivas de carácter anticlerical.

Hasta el lugar de los hechos se personó una patrulla de la Policía Local a comienzos de este año para inspeccionar la zona y levantar un informe, cuya investigación está en marcha.

Junto a la iglesia de San Ramón se encuentra la casa diocesana de ejercicios espirituales, propiedad del obispado Barbastro – Monzón, y que está habitada durante la mayoría de días del año. Las pintadas se produjeron en la noche del 31, cuando la casa diocesana se encontraba vacía.

Indignación en el obispado

Este significativo enclave para los barbastrenses es a menudo blanco de acciones vandálicas como pintadas, destrozos del mobiliario (bancos y farolas), perdigonadas en las fachadas y en él se lleva a cabo botellones en la noche del viernes y sábado, cuyos restos todavía son visibles en las cunetas.

El vicario de la diócesis Barbastro – Monzón, Pedro Escartín, mostraba la indignación del obispado por «una gamberrada permanente y una falta completa de educación. Este es un recinto privado y lo han tomado por un lugar público que además lo maltratan. Es una casa que está al servicio de los que viven allí y de actividades de retiro y no es una p Es una falta completa de educación, con la prepotencia de hacerlo por la noche, saltándose las mínimas normas de convivencia. Es algo que dice muy poco de las personas que lo hacen y de nuestra ciudad, desgraciadamente».

Vandalismo ciudadano

Las pintadas y destrozos de la ermita de San Ramón se enmarcan en otras acciones vandálicas ocurridas en la madrugada de la Noche Vieja en Barbastro. Según informa la policía municipal hubo quema de contenedores y por otro lado se arrancaron varios retrovisores en vehículos estacionados en la Plaza de la Candelera del barrio del Entremuro.

Esa misma noche se realizaron las pintadas en la ermita de San Ramón y se destrozaron las farolas que dan acceso. Desde la Policía Municipal se realiza varias patrullas por la zona «al igual que por toda la ciudad», pero indican que se trata de un punto «privilegiado» para los gamberros puesto que el templo se ubica en un montículo, que domina la ciudad y se puede observar la presencia de los coches patrulla, apuntan fuentes policiales.

No obstante desde la Policía Local se sigue investigando estos hecho y por el momento prefieren guardar discreción. Mientras que el alcalde de Barbastro, Antonio Cosculluela, prefería no realizar declaraciones sobre este particular.

Las personas que habitan la casa diocesana apuntan que desde la denuncia de las pintadas, ya no se han vuelto a ver por allí a chavales.

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *