• Bienvenidos a Ronda Somontano, revista digital del Somontano de Barbastro.
Barbastro, Opinión

Los excelentísimos nidos de las reverendísimas cigüeñas

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La torre de la catedral de Barbastro, su piramidal y bello capitel de cerámica, aguanta el peso de varios nidos de ilustrísimas cigüeñas, en menor cuantía a los que hay en las cornisas de la catedral, cuyo número  va en aumento. En Doñana un guardia  me dijo  que hay nidos de reverendas cigüeñas que pesan más de dos mil kilos…

Esos nidos son absolutamente respetados  porque las honorables cigüeñas también lo están y  de nada vale que  la catedral de Barbastro también esté  protegida por la ley del Patrimonio Histórico; pesa más el respeto al pájaro y su metálico crotar. Es una lástima que la catedral de Barbastro, tan bella y singular, no tenga ese grado de protección. La Dirección General de Patrimonio, tan rancia,  queda genuflexa ante la progresista Dirección General de Pajaricos.

Hace unos años  un americano que viajó por Europa  hizo un bello reportaje fotográfico  para su blog de tres  catedrales europeas: la de Notre Dame de París, la de Chartres y la de Barbastro. Eran fotos impresionantes. Recuerdo que en el reportaje de Barbastro  añadió una fotografía de aquella antigua verja de forja que había en la esquina de la plaza,  tan bonita,  entreverada de hiedra.    ¿ Qué fue de aquella entrañable verja que suspiraba romanticismo?

Un nido de  cigüeña sobre el alero hace un daño terrible, y no es sólo por su peso, sino por la humedad  de la canalera taponada. El manchón del gran nido en el alero posterior del Ayuntamiento es muy ilustrativo,  y a 15 metros  de esa humedad está archivada la Carta Puebla  que el rey Pedro I otorgó a Barbastro sobre el año 1100. Espero que esa humedad no traspase los muros, para  extenderse por el ambiente  de la planta alta y posare sobre el histórico pergamino de Pedro I, porque  los hongos acabarían con esa joya de nuestra Historia local documentada.

El miedo a una multa de la DGA por molestar a las cigüeñas, el temor  a la Dirección General de Pajaricos,   parece acollonar al Obispado y al Ayuntamiento, y a todas las  instituciones con mando en plaza que doblan su testuz, con reverencia, ante la mirada altiva de las respetabilísimas cigüeñas.

En lo que a mí respecta sólo  veo en ellas lo que siempre he visto: un ave de paso, que antes llegaba para mi santo, y que ahora está todo el año dañando nuestro Patrimonio.

 


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Previous ArticleNext Article

5 Comments

  1. Estamos en época de hipocresía, se minusvalora el patrimonio artístico y cultural en aras de una supuesta acción en favor de los animales, las cigüeñas pueden anidar en otros espacios donde no degraden los edificios históricos. Estoy totalmente de acuerdo con el artículo.

  2. Como animales se deben de respetar pero creo que existen medios como trasladar los nidos a otras partes de la cuidad hay ciudades que han colocado postes en forma de nidos y los han colocado hay algo que para ambas partes resulte menos bochornoso

  3. A huevo ( de cigüeña ) me lo pones, Blas. Aprovecho para reivindicar que de una vez por todas y habiendo pasado partidos políticos de varios colores por el ayuntamiento desde 1979, se habilite un espacio digno como lugar de trabajo para el actual archivero, Jesús Paraíso, y se le asigne una persona como ayuda para poner al día todo el retraso que lleva la actualización del archivo municipal, tarea que Jesús no puede acometer debidamente pues bastante tiene con la documentación del día a día que le va llegando. También se echa en falta una salita de consulta e investigación donde las personas que realizan esas tareas puedan hacerlo en condiciones. Parece mentira ( o no, conociendo el paño ) que una población como Barbastro tenga estas carencias en el año 2018. Una infraestructura digna es señal y condición sinequanon de progreso y creación de riqueza. Pero me temo Blas que la Carta Puebla de Pedro I de 1100 ( segunda y definitiva reconquista ) estaba a mejor recaudo hace 918 años que ahora. ” Y a yo que me s’importa “. Vale, pues así estamos desde hace décadas.

  4. No voy a hablar en romance, que me queda lejos, pero espero, pueda aportar algo después de mi experiencia de trabajo con nidos de cigüeña en Aragón, durante más de 20 años.
    Estas aves buscan lugares altos para anidar, para evitar depredadores y al lado de los humanos, es otro incentivo. Su lugar son los árboles de ribera, que por acción humana desaparecen. Nuevos árboles metálicos o de piedra aparecen y ellas, se adaptan. no es otra cosa, ni son excelentísimas… son aves protegidas. En el caso de los edificios altos, son las torres de las iglesias las que son ocupadas, por esa altura que tienen. La DGA, si ha habido partida, se ha ocupado de retirar los nidos que resultaban peligrosos, dañinos o perjudiciales para el patrimonio, cómo es el que mencionas. Si las cosas se hacen en las fechas correctas, de Agosto a Enero, que es cuando no están en época de cría, Inaga dará el visto bueno para retirarlo, si tanto mal hacen como dices, no me cabe duda. El problema radica en la burocracia y la nula preparación que para esos trabajos en altura hacen falta, trabajo que realizaba Ansar (Asociación Naturalista de Aragón) de manera altruista, hasta que cesó la colaboración, por falta de presupuesto. Aclaro que los convenios de colaboración que se firmaban incluían el pago de kilómetros y dietas, no el trabajo realizado, que sin duda era peligroso y muy técnico.

  5. Entiendo que para que no aniden en una obra Patrimonio Nacional hace falta que haya presupuesto en la DGA, que Inaga autorice actuaciones y que haya un contrato de colaboración con un tercero.
    Sin embargo años atrás (gracias a nuestros antepasados que nos han legado la catedral) sin tantas condiciones no había nidos en la techumbres de esa singular obra de arte, porque no había contemplación entre la tesitura “cigüeña” (que hay a millones) y “catedral de Barbastro”, que sólo hay una.
    A 70 metros de la torre hay unos árboles enormes en la ribera del Vero y allí no acuden. Junto al vertedero de basuras se izó una torreta preparada para las cigüeñas y allí tampoco…
    En mi opinión contemporizar en este asunto es equivocado. Presiento que el daño será inmediato, y me imagino que la estructura de madera de la pirámide ya está pudriéndose…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies