• Bienvenidos a Ronda Somontano, revista digital del Somontano de Barbastro.
Alto Aragón, Naturaleza

Científicos de la red REPLIM estudian los lagos pirenaicos con el fin de poder elaborar un plan entre todos los agentes implicados para su gestión y protección

Un equipo formado por investigadores del Instituto Pirenaico de Ecología y de las Universidades de Navarra, País Vasco y de Pau et de Pays de L´Adour han tomado muestras de agua, de sedimentos y otros parámetros físico-químicos del lago Sabocos para monitorizar su estado. Estas tareas forman parte del proyecto REPLIM, la Red de observatorios del Cambio Climático en ecosistemas vulnerables del Pirineo, que estudia la situación actual de los ibones y las turberas, así como sus recursos y posibilidades de gestión
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Se trata de un proyecto liderado por el Instituto Pirenaico de Ecología (IPE) –centro del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC)- que ha diseñado un ‘mapa’ de lagos y turberas en el Pirineo propicios para medir el impacto del cambio climático sobre este territorio.

Científicos de la red REPLIM se encuentran estudiando los lagos pirenaicos con el fin de poder elaborar un plan estratégico de gestión y protección que proporcione recomendaciones a los gestores sobre la conservación de estos ecosistemas. La red pirenaica de observatorios de ecosistemas vulnerables – lagos y turberas – al cambio climático está diseñada para responder al reto de evaluar el impacto del cambio climático en el territorio y desarrollar políticas de mitigación y adaptación basadas en el conocimiento científico.

Dentro de estas mediciones, un equipo formado por investigadores del IPE de la Universidades de País Vasco, Navarra y Pau – Pays de l’Adour (Francia)  han realizado en la jornada de hoy distintos trabajos en el lago Sabocos. Por un lado, han recogido diversas muestras de agua tanto de la superficie como del punto más profundo del lago, así como de cuatro profundidades diferentes (en función del perfil de temperatura) para analizar posteriormente en el laboratorio los diversos parámetros químicos. Además, también se han descargado datos de temperatura de los registradores que se colocaron el año pasado y que han estado midiendo dichas temperaturas a distintas profundidades en la zona central del lago.

Por otra parte, en la zona más profunda del lago han recogido datos con una sonda multiparamétrica que mide temperatura, PH, conductividad y contenido en oxígeno en toda la columna de agua.

Además del lago Sabocos, ya se han tomado muestras en otros lagos de la zona de Bachimaña (Baños de Panticosa, Ordicuso, Arnales, Bachimaña Bajo, Coanga, Xuans, Azul superior y Pecico), así como lagos del valle cercano a Cauterets (Francia).  En el mismo valle del Gállego, el equipo del Instituto Pirenaico de Ecología está trabajando también en el ibón de la Sierra (cerca de Tramacastilla) donde se realiza el mismo tipo de mediciones que en Sabocos.

Para gestionar los efectos del cambio climático en los lagos y turberas de alta montaña del Pirineo se necesitan estrategias de monitorización que permitan conocer mejor los complejos procesos que se desarrollan en estos ecosistemas y disminuir así las incertidumbres de los modelos para llevar adelante políticas consensuadas de gestión sostenible.

El proyecto REPLIM pretende mejorar la cooperación entre los centros científicos, las entidades gestoras y los ciudadanos, estableciendo una red de observatorios de estos ecosistemas vulnerables que permita caracterizar el cambio climático a escala tanto local como de todo el territorio, identificando los impactos pasados, recientes y previsibles en el futuro. Esta red quiere homogeneizar los indicadores del cambio climático, sensibilizar a la ciudadanía de sus impactos y ayudar a definir una estrategia de gestión integrada con el desarrollo social y económico del territorio pirenaico. Aunque el proyecto REPLIM finaliza en 2019, la continuidad de la red establecida  contribuirá a que se desarrolle y ejecute la estrategia y el plan de acción del Observatorio Pirenaico del Cambio Climático en los próximos años.

En todo el Pirineo hay cerca de mil ibones y en el proyecto REPLIM se monitorizan 38 de ellos y 6 turberas, en Francia, España y Andorra, para cuya selección se han seguido distintos criterios de representatividad. El estudio de los ibones y su conservación ofrece una oportunidad para la concienciación ciudadana sobre los retos del cambio climático y la creciente presión por las actividades humanas.

Para Blas Valero, responsable del proyecto REPLIM, “solo con mediciones periódicas de propiedades físicas y químicas y biológicas podremos conocer cómo evoluciona el “pulso” de estos ibones a lo largo de las estaciones y si hay cambios que puedan ser debidos al clima o a las afecciones derivadas del impacto humano (aumento de la erosión de la cuenca, mayor aporte de nutrientes). También nos darán datos sobre si hay cambios en los ambientes litorales del lago o las posibles contaminaciones por las actividades humanas.”

Para Valero, “sin conocer lo que está sucediendo en el ibón de Sabocos, estamos jugando a la ruleta rusa a la hora de elaborar un plan para gestionarlo y protegerlo. Hemos de saber qué procesos están más relacionados con los cambios en el clima y cuáles con el creciente impacto humano.”

A finales de este año, la red REPLIM quiere que se hayan realizado mediciones en todos los lagos y turberas del  proyecto en Francia, España y Andorra. Además, desde la Red animan a que durante el verano, los montañeros y veraneantes participen utilizando la aplicación para móviles de la red REPLIM y enviando datos del estado de los lagos. El geoportal y la página web del OPCC (Observatorio Pirenaico del Cambio Climático), que entra en funcionamiento en este mes de Julio, se incluirán datos sobre el estado de los lagos.

La red REPLIM tiene voluntad de continuidad más allá del proyecto POCTEFA. Con todos los datos obtenidos por la red REPLIM se podrán realizar recomendaciones a los gestores sobre la conservación de estos ecosistemas como, por ejemplo, potenciar un turismo ecológico con el mínimo impacto posible en espacios protegidos y la máxima integración de la ciudadanía en su conservación.

REPLIM es un proyecto cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional, FEDER a través del programa POCTEFA 2014-2010. El proyecto incluye centros de investigación del País Vasco, Navarra, Aragón y Cataluña, de los departamentos franceses de Nueva Aquitania y Occitania y de Andorra. El Instituto Geológico y Minero, la CHE,  La comarca de Sobrarbe y el Geoparque de Sobrarbe participan como asociados.

 

 


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies