• Bienvenidos a Ronda Somontano, revista digital del Somontano de Barbastro.
Remitidos

Fraude en un zoológico

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Si quieres enterarte de noticias graciosas, acá te mostramos una que te causará hilaridad. Conoce la estafa más cómica de los últimos tiempos, que se llevó a cabo en el zoológico de El Cairo, en Egipto. La historia de un burro – cebra; si, leíste bien. Este pobre animal se convirtió en un impostor de primera, conoce la historia del burro que se hizo pasar por cebra.

El burro que disfrazaron de cebra

Esta historia se desarrolla en el mini zoológico del Jardín Internacional de El Cairo. Este ambiente se creó con la intención de recuperar animales que habían sido víctimas de maltrato por parte de sus dueños. Aunque este recinto fue creado con tan noble propósito, no tenían mucha variedad de animales que exhibir.

Durante una actividad de verano, las cosas cambiaron en el zoo. En una de las visitas guiadas por el lugar, tres familias disfrutaban de los animales en exhibición. Mahmoud Sarhan, de 18 años, descubrió que algo no estaba bien. Al observar bien una cebra y a su compañero, un idea se iba formando en su cabeza.

El joven estudiante ama la pintura y observando la apariencia de la supuesta cebra descubre que está pintado. El animal pintado chorreaba pintura por todo su rostro. La ola de calor del verano provocaba que la pintura se derritiese, revelando a un burro. Esta situación pareció muy cómica, pues después de darse cuenta, la estafa era un hecho obvio.

Este joven sin vacilar se tomó una foto con el burro-cebra y la subió a su cuenta de Facebook. El comentario de su captura hacía referencia a lo ridículo de la situación y el estado deplorable del país. Esta foto y su comentario se hicieron virales en cuestión de horas. Fue compartida miles de veces por los usuarios de la red social. Esto provocó una reacción en la comunidad internacional.

Reacción del mundo ante el burro-cebra

La reacción mundial ante esta situación no tardó en llegar. Miles de personas comenzaron a comentar la fotografía como desagradable, y a dar comentarios en contra del hecho. Los noticieros internacionales se sumaron a la divulgación del hecho. De hecho, intentaron comunicarse con las autoridades del pequeño zoológico, sin respuesta alguna.

El escándalo alcanzó límites insospechados por Sarhan. Un veterinario experto en cebras descubrió que efectivamente las supuestas cebras exhibidas no eran más que unos pobres burritos. A partir de entonces, el director del zoo no tuvo más remedio que explicar la situación. Aunque trató de encubrir este hecho, el recinto quedó mal parado y las consecuencias inevitables.

Toda esta polémica ha resultado en que el zoológico tenga que ser clausurado por un tiempo, mientras se aclara la situación. Según la explicación que dio el director del recinto, pintar al burro era parte de unas actividades de diversión y entretenimiento para niños en el zoo.

La cuestión que se está juzgando en todo esto es que en ningún lugar se identificó a los animales como burros. Por lo que parece que fue una estrategia muy mala por parte de las autoridades del centro de animales. Pero pese a todas las investigaciones realizadas hasta el momento, el lugar permanece cerrado.

Muchas personas lamentan que el zoológico no abra sus puertas, pues era un lugar para el disfrute familiar. Además, resultaba un refugio para animales que habían sido maltratados con anterioridad.

Un acto inocente causa consecuencias graves

Según menciona el joven estudiante que dio a conocer al mundo la farsa de la cebra en el zoológico de El Cairo ha tenido consecuencias. Luego de que colocó la foto en su red social no pensó que tendría tanto auge. Sin embargo, lamentablemente está sufriendo las secuelas de postear esta fotografía que causó revuelo.

En varias ocasiones lo han llamado amenazándolo por haber revelado la farsa de la cebra-burro. De hecho, esta situación que se encuentra a cargo de las autoridades de su país hasta el día de hoy.

Además, aún está el debate sobre si pintar a este animal fue adecuado o no. Algunos piensan que disfrazar al burro de una cebra forma parte de maltrato animal. Otros lo ven como un acto artístico, mientras que otros solo consideran que es una situación divertida. De todas formas, seguro que cuando veas una cebra te preguntarás si es verdadera o no.

 


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies