• Bienvenidos a Ronda Somontano, revista digital del Somontano de Barbastro.
Barbastro, Opinión

El informe Subías – Foro Barbastro 21

José María Mur López
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El viernes pasado día 19, a las ocho de la tarde, tuvo lugar en el aula magna de la UNED de Barbastro la presentación del que podemos denominar ya ” informe Subías ” y que se trata del trabajo que Laura Subías Sin, natural de Salas Altas, ha realizado a la finalización del Master en Administración de Empresas ( MBA por sus siglas en inglés ) en la prestigiosa y privada escuela de negocios INSEAD en su sede de Fontainebleau. Esta escuela, por cierto, tiene otra sede en Singapur. Laura Subías es ingeniera aeronáutica de formación académica y en la tarea de conformación y plasmación de este informe ha tenido la colaboración de Javier Pérez, barbastrense y controller de un importante grupo empresarial a la vez que jefe de estudios y proyectos del Foro B21, asociación civil de nuestra ciudad promotora, entre otras actividades, de la realización de este informe Subías. El evento fue introducido por Toni Buil quien, tras unas breves palabras, dió paso a Javier Pérez, el cual, ante la ausencia de Laura por motivos personales, protagonizó la puesta en escena y la conducción del relato con brillantez, pedagogía y claridad en el mensaje. Como debe ser. No obstante Laura tuvo la amabilidad de dirigirnos unas breves palabras por videoskype justo al inicio de la exposición de Javier. El informe lleva el título de ” Presupuestos municipales: Barbastro en el contexto de Aragón “. Como subtítulo ” Comparativa de la ejecución de los presupuestos municipales 2014-2016 de la ciudades de Barbastro, Calatayud, Ejea de los Caballeros, Fraga y Monzón “.  Javier comentó que – Teruel también existe – quizá hubieran debido incluir a la ciudad de Alcañiz, aunque esta inclusión no hubiera alterado para nada, muy poco, la naturaleza y conclusiones del informe. Éste ya está subido a la red, legible, consultable, por lo cual no se trata de reproducir aquí y ahora datos y cifras que cualquiera puede ver con sus propios ojos. Se trata de interpretarlos y hacerlos visibles en sus conclusiones teniendo en cuenta la metodología y criterios utilizados en la realización del trabajo, algo que Javier hizo magistralmente, de viva voz, in situ durante el evento. Y no es cuestión, tampoco, de manejar multiples variables y sobreinformación, muchas veces superflua, que nos impiden discernir los conceptos maestros deducibles de este excelente informe.

La idea principal que queda muy clara, tras estudiar y analizar el informe, es la deficiente gestión, mala gestión, que durante el trienio objeto de estudio llevó a cabo el equipo de gobierno municipal sobre los recursos a su disposición. Me temo, que dada la cercanía en el tiempo de los años estudiados, la mala práxis, las malas prácticas gestoras continúan. Veamos, intentado ser claros y concisos. El ayuntamiento de Barbastro es bueno en recaudar. Recauda mucho dinero. Es el ayuntamiento, de los cinco, con la presión fiscal más alta. Gasta poco o moderadamente, entre otras cosas porque utiliza mucho las subcontratas para aligerar su capítulo de gastos en la prestación de servicios. Esto no es bueno ni malo, habría que conocer el componente estructural de esta práctica de las subcontrataciones, algo que no es objeto de este estudio. Por otro lado, y aquí nos encontramos ante el núcleo duro del problema, el ayuntamiento de Barbastro no invierte. No es un ayuntamiento inversor. Excusa: la ley de estabilidad presupuestaria nos lo impide. Antes le echábamos la culpa a Montoro ( PP ) ahora a Montero (PSOE), una de las nuestras, pero menos ( lo de echar la culpa ). Nos son dos monedas diferentes en realidad. Es la misma moneda con dos caras: una es el PP la otra es el PSOE. Pero esta excusa es una verdad a medias o, por la misma lógica, una mentira a medias. Ya advirtió Javier que este mismo año la propia Diputación Provincial de Huesca ( DPH, PSOE ) se ha saltado la ley de estabilidad presupuestaría y, en algún ejercicio pasado, el ayuntamiento de Fraga, ciudad donde, por cierto, hace pocos años construyeron y luce una magnífica ciudad deportiva, aunque ignoro si coincidió con el ejercicio en que Fraga quebró la disciplina fiscal. Y es que la normativa legal vigente contempla y permite que se incumpla la ley de estabilidad presupuestaria si, a posteriori, elaboras un plan de ajuste presupuestario a futuro. Claro, todo esto conlleva visión de futuro, planificación, trabajo y dedicación. En dos palabras: buena gestión. Si recaudas mucho, tienes pocos gastos y no inviertes ¿ dónde está el dinero ?. En la cuenta corriente del banco. Eso sí, está ahí, tranquilos, no se ha esfumado. Cuidado, posiblemente haya ayuntamientos en España con esta misma práxis y encima sí se haya esfumado el dinero. Afortunadamente en Barbastro no tenemos ese problema. Pero si el dinero está en el banco y no se invierte ¿ porqué tenemos la presión fiscal más alta ? ¿ qué sentido tiene pagar los impuestos más altos ? Alguno ya habrá pensado que esto es una política fiscal confiscatoria que se acerca a la exacción pura y dura. Y con razón. Además la ley de estabilidad presupuestaria vigente tiene el efecto perverso, por su própia mecánica regulatoria, de que cuanto más ahorras, cuanto más dinero tienes, de menor margen dispones para invertir en el ejercicio siguiente. Claro que sino inviertes, entonces, la verdad, es que, en el fondo, te da igual lo que diga la dichosa ley de marras. Es sólo una excusa de mal pagador. Este tipo de gestión se quiere vender desde el equipo de gobierno como una buena gestión, un ayuntamiento saneado, pues tenemos mucho dinero y una deuda manejable. Se asocia, simplona e infantilmente, la idea de tener dinero, mucho dinero, con la higiene financiera y gestora de un ayuntamiento. Al revés, el exceso de liquidez y su carencia de inversión y capacidad de retorno socioeconómico es una mala gestión, sobre todo en una época del precio oficial del dinero, en el trienio estudiado y en la actualidad, absolutamente bajo con tipos de interés 0 en el Banco Central Europeo ( BCE ). Javier nos contó, con cierta sorna, que si él, como director financiero que es de su empresa, adoptara una gestión pasiva ( no-gestión ) con los excesos de liquidez dineraria sería despedido inmediatamente. Lógico. Es lo normal. Lo otro es lo anormal. En resumen, el equipo rector de nuestro municipio no invierte como debería, no gestiona. Posiblemente se den un cúmulo de circunstancias que aboquen a esta situación, no digo yo que no, y que el remedio no es fácil, no digo yo que tampoco, pero el corolario de este escenario, continuado en el tiempo y con pocos indicios de corregirse, es que el calificativo que mejor cuadra a la falta de gestión es uno: incompetencia.

Respecto a otros puntos del informe es preocupante que Barbastro ocupe el último lugar en cuanto a transparencia politicoeconómica. Una derivada que debería revertirse urgentemente por motivos obvios. No hace falta explicarlos. Llama la atención que el ayuntamiento gaste mucho dinero en deporte, en cultura, con una falta clamorosa de infraestructuras deportivas y culturales ( por ejemplo, una escuela de música digna ). Algo no cuadra. El ayuntamiento transfiere mucho dinero a otras entidades, asociaciones, clubs, etc....sin unos criterios claros que visibilicen un retorno socioeconómico efectivo y evidente. ¿ Es una práctica de subvenciones clientelares ?. Conteste Vd. mismo lector. Sorprende, agradablemente esta vez, el peso que el sector industrial tiene en el Producto Interior Bruto ( PIB ) barbastrense, frente a la creencia generalizada de una muy escasa presencia en el tejido económico de Barbastro. Pues imaginénse Vds. lo que podría ser este sector si se implementaran las debidas medidas de industria y reindustrialización de Barbastro, atención a sus polígonos industriales ( y comerciales ), políticas de fomento de I+D+I ( Innovación, Desarrollo, Investigación ), restablecimiento de infraestructuras ( el ferrocarril ), etc…..Si se lo imaginan no cierren los ojos. Cuando los abran la nada seguirá estando delante de Vds. No abusen de los fármacos.

Javier nos explicó, con buen criterio, que Barbastro no tiene un plan estratégico. No sabe que quiere ser de mayor. Su futuro desarrollo, esa gestión, también la ha subcontratado a otras asociaciones ( la de empresarios, por ejemplo ) a cambio, claro, de su correspondiente transferencia dineraria, alias subvención. Este es un error de calado, de bulto, pues esta tarea es de primordial importancia y debe controlarla y responsabilizarse el propio ayuntamiento. Un ejemplo: Ejea de los Caballeros. Volvemos otra vez a la gestión incompetente, mero trasunto de la no-gestión. Porque Barbastro, en el mundo actual, debería tener un lobby de presión que favoreciera sus intereses las 24 h. del día. Digo las 24 h. porque está ciudad y su comarca tienen hijos repartidos por todo el planeta de gran capacidad intelectual y económica, situados en puestos claves y/o con capacidad de influencia en los centros de poder de diverso tipo y fundamentalmente politicoeconómicos, donde se toman las decisiones, y digo hijos por no decir personas que incorporaron a su biografía sentimental la ciudad de Barbastro cuando vinieron a hacer la mili, conocieron aquí, o donde fuere y en las circunstancias que fueren, a sus actuales parejas, amigos, amigas, internos, externos y mediopensionistas. Ya me entienden, para qué seguir. Hacia este tremendo capital humano la gestión del equipo de gobierno municipal no pasa de ser folclórica, festiva, trivial y anecdótica. Otro gravísimo y garrafal fallo.

Bien, vayamos acabando. El futuro, de no producirse un rápido y enérgico cambio de rumbo no es bueno. Es malo. Hay que gestionar, intentarlo por lo menos, y que las cosas salgan bien. Se fracasará más de una vez, no tanto miedo, al fin y al cabo el fracaso ( del cual se deben extraer lecciones ) como la misma muerte forman parte de la vida. Cuando una puerta se cierre otra se abrirá, como muestra de una ciudad viva y dinámica, habiendo dejado atrás el actual tejido socieconómico necrosizado que tenemos, por desgracia. Por supuesto que el equipo de gobierno municipal actual y de reciente pasado hace muchas cosas bien y acertadas, sin duda. Pero de este ya imprescindible informe Subías hay que extraer los mejores diagnósticos posibles para saber el tratamiento que mejor conviene aplicar al paciente, en este caso nuestra ciudad de Barbastro. Sustraerse a esta labor es de una irresponsabilidad palmaria.

Por último y quizá por deformación conductual de mi formación académica de historiador ( aunque mi vida laboral transcurrió por otros derroteros que algunos de los que me lean conocen bien ) les invito a que consulten la hemeroteca del ABC del 23-04-1974. Introduzcan en el buscador las palabras Fibroquímica Barbastro y lean la noticia relacionada con esta busqueda. Tras su lectura alguno exclamará ” pero eran otros tiempos “.  Claro que eran otros tiempos, solo hace falta leer la noticia y hacer un análisis comparativo de ” aquellos tiempos ” y ahora mismo.  Y cada uno que saque sus conclusiones.


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Previous ArticleNext Article

3 Comments

  1. Muy buena crónica de un acto al que no asistí. Pero quiero matizar esta afirmación con la que no estoy de acuerdo: ” Gasta poco o moderadamente, entre otras cosas porque utiliza mucho las subcontratas para aligerar su capítulo de gastos en la prestación de servicios”
    El uso de las subcontratas no afecta necesariamente al aligeramiento del gasto, lo puede incluso elevar (esta es la opinión de la izquierda). Si el servicio lo presta directamente una administración pública se carga en el capítulo 1 de “gastos de personal”; y si el servicio lo presta una subcontrata el gasto se carga al Capítulo 2 de “gastos en bienes corrientes y de SERVICIOS”.
    De manera que entre ambos capítulos hay como unos vasos comunicantes, y si se presta directamente se engorda el capítulo 1 y se adelgaza el 2, mientras que con subcontratas adelgazas el 1 y engordas el 2.
    Pero la subcontratas no devienen siempre en una aligeración del gasto en la prestación de servicios.

    1. Efectivamente Blas, ya queda escrito que subcontratar no es ni bueno ni malo, depende de como hagas esta práctica pero esto no es objeto de este estudio. Sería bueno que hubiera una segunda parte u otro estudio donde se analizaran estructuralmente estos conceptos, subcontratas, deudas, etc…

  2. Buen artículo José María. Lo narras tal y como se escuchó el viernes. Y ya nadie puede objetar a cerca de que el run run sobre la gestión del ayuntamiento sean elucubraciones . En el estudio se desgranaron con datos y en comparación con las demás ciudades todas las conclusiones de este artículo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies