Barbastro, Cultura

Crítica de cine: «¿Qué fue de los Morgan?»

Ficha Técnica

Título original: Did you hear about the Morgans?
Dirección y guión: Marc Lawrence.
País: USA.
Año: 2009.
Duración: 103 min.
Género: Comedia romántica.
Interpretación: Hugh Grant (Paul Morgan), Sarah Jessica Parker (Meryl Morgan), Sam Elliott (Clay Wheeler), Mary Steenburgen (Emma Wheeler), Elisabeth Moss (Jackie), Michael Kelly (Vincent), Wilford Brimley (Earl).
Producción: Martin Shafer y Liz Glotzer.
Música: Theodore Shapiro.
Fotografía: Florian Ballhaus.
Montaje: Susan E. Morse.
Dirección artística: Kevin Thompson.
Vestuario: Christopher Peterson.
Distribuidora: Sony Pictures Releasing de España.
Estreno en USA: 18 Diciembre 2009. Estreno en España: 8 Enero 2010.

Sinopsis

La película sigue la vida de una pareja de gran éxito de Manhattan, Paul y Meryl Morgan, cuyas vidas casi perfectas tienen solo un gran defecto: su matrimonio está a punto de derrumbarse. Pero la confusión romántica en la que están sumidos no es nada comparado con lo que están a punto de vivir: acaban de ser testigos de un asesinato y se convierten en objetivo de un asesino a sueldo. El programa de protección de testigos de los Federales los arrastra de su amada Nueva York a un minúsculo pueblo de Wyoming, y la relación que estaba a punto de hundirse parece estar al borde del naufragio definitivo… a menos que en su nueva vida, libre de BlackBerry, los Morgan puedan bajar el ritmo y reavivar la pasión.

Crítica por Fer Broto

Esta semana tuvimos que sufrir «¿Qué pasó con los Morgan?», del director¿Qué fue de los Morgan? pudo visionarse en Barbastro del 15 al 18 de enero. neoyorquino Marc Lawrence, que dicho sea de paso no ha aportado nada digno a la historia reciente -o no reciente- del cine, ni como director (esta es su tercera dirección) ni como guionista, cuyos grandes éxitos son los dos bodrios de películas Miss agente especial, con la limitada Sandra Bullock.

Así que teniendo todos estos ingredientes a los que debemos añadir un endeble guión, una pésima dirección, una interpretación floja y una fotografía casi inexistente, igual que la desaparecida música, aunque entre las canciones podemos disfrutar de un tema de Bob Dylan -o un imitador- que creo es lo mejor del film. Y aquí podría acabar la crítica, pero ya que tengo papel, lo voy a llenar.

Sobre la dirección hay tantas y tan pocas cosas que decir, como ya he adelantado, es horrorosa, un ritmo lento, tras una apresurada puesta en escena (no sé porque) da paso a un ritmo cansino en el que apenas sucede nada y la resolución la realiza con las mismas prisas, sin ninguna emoción y con una evidente ausencia de eficacia. Lawrence mantiene ese perfil bajo que viene siendo una constante en su trabajo, además renuncia a utilizar el salvaje entorno de los bosques de Wyoming -done quiera que se haya rodado- algo que daría más cuerpo a la cinta, o por lo menos nos distaría algo.

Los dos actores tampoco hacen nada por conferir algo de dignidad a este proyecto, claro que las carreras de los dos actores no están en sus mejores momentos: estancada una y en franca decadencia otra. Sarah Jessica Parker sigue la cuesta constante de la decadencia de su carrera, en la que su anterior trabajo fue, esa infumable adaptación de la televisiva, Sexo en Nueva York. Nunca ha sido una actriz de talento pero está gestionando muy mal su instalación en la cuarentena -45 en marzo- donde sin talento y sin físico es imposible sobrevivir. Hugh Grant está bastante mejor, aunque eso no quiere decir que esté bien. El guión no le ayuda, el director tampoco, pero se queda en los mismos clichés que siempre, y la verdad es un poco triste que él que era una joven estrella en Europa con excelente proyección, algo de lo que nunca ha disfrutado su compañera (porque una discreta serie de televisión no es como para ser una estrella). He de confesar que nunca ha sido santo de mi devoción, nunca entendí el supuesto atractivo de Sarah Jessica Parker, y por supuesto nunca le he visto ni talento ni oficio, por suerte irá apareciendo cada vez menos (o eso espero).

Pues hasta aquí he llegado hoy. No sé si es la peor película que he visto este año, pero si no es estará cerca. Encima Lawrence nos castiga con un metraje innecesariamente largo: la ficha dice 103 minutos. Nosotros estuvimos más de dos horas en el cine. Yo conté dos horas y 16 minutos

Lo de siempre, si les gusto la película o no están de acuerdo con mi criterio, por favor escriban un mensajito.

Previous ArticleNext Article

3 Comments

  1. ¿Qué fue de los críticos? Siempre igual, llega una película comercial, una comedia para ir en familia, pasar un buen rato, sin sexo ni violencia y los críticos (hay una reputación que mantener) la ponen a caldo. Estoy seguro que esta OBRA MAESTRA merecía mejor trato pero esa secta destructiva de los críticos tiene que acabar con ella. Por cierto, los actores son dos superactores.

  2. Bueno, amable lector, no hace falta que diga que mi opion es susceptible de correccion, pero claro yo he de dar mi parecer, y es que en este caso ni siquiera es entretenida: previsible, con una floja interpretacion, una fotografia televisiva, un montaje aburrido, un ritmo narrativo lento y sin emocion. siento no compartir su entusiamo por los dos actores. en fin en cualquier caso gracias por opinar

  3. Realmente si que son buenos los actores , pero es una pena que sean en este caso utilizados para un telefilm, ya que esta pelicula se parece más a un telefilm de los que nos regalan los domingos que una buena pelicula con argumento

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.