• Bienvenidos a Ronda Somontano, revista digital del Somontano de Barbastro.
Barbastro, Opinión

“A -veces – te- mataría…”

Pedro Solana
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Disculpen este título tan…sospechoso de incitación a la violencia.

Como suelen decir algunos políticos … está sacado de contexto , no se me malinterprete.

Ahora el personal tiene la piel muy fina. Concretamente, en el gobierno de Navarra han recomendado evitar la canción de  Amaral, “Sin ti no soy nada”(Estrella de mar , 2002), por entender que en su letra se hace apología del machismo.

Este trocito que he puesto en el título del artículo lo canta Eva en otra canción exquisita que compuso con el malogrado Antonio Vega, “Como hablar”. Con su aterciopelada  voz y tras las cuatro primeras palabras, la cantante  sigue  susurrando: …“Otras en cambio te quiero comer…”.  ¡Qué barbaridad! , no quisiera darles ideas a los censores navarros sobre estas afirmaciones en esta canción, porque seguro que las tachan como aberrantes, ya que tan sólo en un solo verso se le podría acusar de  intención criminal y de antropofagia.

Sin duda la moderna inquisición de nuestros días tenía que mover ficha ante estas afirmaciones y no por casualidad lo ha hecho en Navarra, lugar donde los intolerantes del nacionalismo gobiernan y censuran  aquello que la estrechez de unas  mentes sin colores ni matices les impide interpretar.

¡Qué quieren que les diga …!, a mí Amaral me ha apasionado siempre (y creo que a muchos) y en sus letras , en este verso en concreto, veo reflejado algo que le  he escuchado muchas  veces  a mi mujer cuando me recriminaba algo de forma cariñosa a la vez que me  daba un beso conciliador.

Parece ser que hay que rebajar tanta tensión y tanto odio en la sociedad actual y Uxue Barcos, la dirigente de la coalición Geroa Bai que preside el gobierno navarro, adopta la mejor solución para eliminar la lacra del machismo  censurando a varios autores del  mejor pop español  que no deben escuchar los jóvenes navarros no sea que se les incite a la discriminación, a  la violencia y vuelvan a ocurrir  cosas tan terribles como la “kale borroka “, ¡Quién sabe…!.

Si las canciones a veces tienen mensaje machista o, peor aún, incitan  a la violencia extrema a ritmo de rap, quizá sea, como se ha dictado en varias sentencias recientes, por el ejercicio del derecho a la libertad de expresión  y siempre se ha  tenido, según las preferencias y los gustos, total libertad de escuchar determinadas músicas o de asistir a determinados espectáculos. Personalmente no me gastaría dinero en asistir a una corrida de toros porque no me gusta ver sangrar al toro ni pagar tan caro ese espectáculo,  pero tampoco condeno ni me manifiesto contra quienes vayan.

A lo que nunca haré oídos sordos, desde luego, es a esta maravillosa canción del dúo Amaral y a otras muchas de su extraordinario repertorio que además me traen tan buenos recuerdos y sensaciones.

Me parece una exageración recomendar a los  jóvenes navarros que no escuchen canciones como ésta como me parecen también deleznables los  métodos utilizados por el nacionalismo supremacista  desde hace décadas en Navarra para reclamar su pertenencia a la “nación vasca”.

La Historia nos dice que Navarra ya era uno de los más antiguos reinos de la península ibérica y precisamente de él salió el reino de Aragón y todo ello sin que se oyera hablar de ningún reino vasco que pudiera ser comparable a estos dos que fueron  y son germen de la España actual, por más que la radicalidad separatista  sueñe con grandes naciones vascas o países catalanes.

No hagamos de la vida de los ciudadanos un triste cuadro en blanco y negro.

 

 


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies