• Bienvenidos a Ronda Somontano, revista digital del Somontano de Barbastro.
Alto Aragón, Sociedad

Santa María de Dulcis convierte una antigua almazara del siglo XVIII en un atractivo espacio museístico

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Luchar contra la despoblación poniendo en valor los productos de la propia tierra y consiguiendo, al tiempo, crear un espacio museístico que atraiga el turismo… esa era la idea que buscaba el Ayuntamiento de Santa María de Dulcis con la restauración del Torno de Buera, una antigua Almazara del siglo XVIII que conserva en buen estado las técnicas tradicionales de elaboración del aceite.

Una idea -como afirma el alcalde del municipio, Mariano Lisa- que diez años después se ha convertido en un atractivo reclamo que posibilita que mucha gente del pueblo no tenga que emigrar a otros territorios para poder vivir”.

Desde el Ayuntamiento vimos hace años que esta almazara se caía e iniciamos los trámites para que pasara a ser municipal, y nuestra idea fue ponerla en valor como espacio museístico”, manifestó Mariano Lisa.

En ella –continuó- se conservan las técnicas de elaboración del aceite tanto del siglo XVIII como del siglo XX, y nos parecía buena idea poner en valor lo que significan para nuestro municipio los olivos y también el aceite, de la misma manera que se ha hecho con el vino en otras Comarcas”.

De esta manera, lo que se busca con esta iniciativa es conseguir fortalecer las señas de identidad del pueblo y, al tiempo, poner en marcha recursos turísticos además de un pequeño granito de arena al valorizar el aceite como un producto importante en la economía local.

Todo este espacio del torno de Buera y sus alrededores suponen un recorrido vinculado plenamente al aceite y el olivo. Pasear por el torno

de Buera es pasear por la historia y la cultura de ambos y de las técnicas de cómo se elaboran y, por supuesto, todo ello acaba con una cata de aceite que hacen de la visita un tiempo muy interesante”, afirmó el alcalde.

DIEZ AÑOS MEJORANDO EL ESPACIO MUSEÍSTICO

Según afirma Mariano Lisa esta idea surgió hacer diez años, “aunque poco a poco –añade- hemos ido ampliando el espacio porque notamos que tanto la gente que nos visita como los propios vecinos, nos transmiten el interés de la iniciativa”.

Entre las ampliaciones que desde el Ayuntamiento se han puesto en marcha cabe destacar:

  • Junto a la zona de pic-nic, con agua potable yuna ermita barroca, se encuentra el Bosque de los Olivos, museo vivo al aire libre donde se pueden observar 20 variedades distintas de olivos centenarios con pies temáticos explicativos de las peculiaridades de cada variedad.
  • Junto al Bosque de los Olivos, se puede ver el Reloj de Sol de los olivosOLEARUM, un curioso reloj horizontal -único en el mundo-

donde la sombra del mástil  refleja la hora solar al pie de cada uno de los 13 olivos que lo forman.

En estos momentos, comenta el alcalde, se está trabajando en una segunda almazara que se encuentra a un kilómetro de Santa María de Dulcis, en esta ocasión de finales del siglo XIX, que posee una técnica de elaboración diferente a la que tiene el Torno de Buera.  “Ampliamos ruta cada año con la idea de que el recorrido sea cada vez más interesante”.

PONER EN VALOR EL PRODUCTO LOCAL

A nivel comercial el aceite y el vino son compatibles. Sus canales de distribución son los mismos y, de alguna manera, es posible poner en valor los productos de la tierra.

Seguramente no conseguiremos que se instalen empresas multinacionales de 500 trabajadores, pero sí posibilitamos que haya familias que se queden en el pueblo haciendo calidad con nuestros productos, objetivo cumplido”, aseguró Lisa.

LUCHA CONTRA LA DESPOBLACIÓN

Hace muchos años que los pueblos con menos de 300 habitantes, como es el caso de Santa María de Dulcis, convivimos con la despoblación e intentamos buscar iniciativas encaminadas, de alguna manera, a mantener población”. De este modo se expresa su alcalde, Mariano Lisa, cuando oye hablar de la lacra a la que grandes Instituciones, como es la Diputación Provincial, le han declarado una guerra que esperan sean definitiva.

El turismo –continuó- es una vía para nosotros importante por la comunicación, y porque desde hace algunos años Huesca  ha dado iniciativas encaminadas a procurar que tengamos alojamientos y servicios, de manera que desde los Ayuntamientos tengamos oferta para que los turistas puedan sentirse a gusto con nosotros”.


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Previous ArticleNext Article

1 Comment

  1. Enhorabuena al ayuntamiento de Santa María de Dulcis por esta restauración y recuperación del patrimonio histórico y su puesta a disposición de la ciudadanía, su buena voluntad y su intento de optimizar este tipo de recursos como fuente de riqueza y, por tanto, de fijar población. Pero este objetivo solo se consigue en una pequeña parte por esta vía. El turismo ni resuelve ni resolverá, de una manera profunda, persistente y real, el problema de la despoblación. Y si así lo cree el alcalde, Mariano, pues, en mi modesta opinión, se equivoca. Y no debería lanzar un mensaje así. El turismo, y los hechos con datos de los últimos años lo demuestran, solo es una parte, y no principal, de la solución. Y puede fijarse en el pueblo vecino y cercano de Alquézar, paradigma turístico, que sí ha frenado el problema de la despoblación e incluso ha revertido la tendencia demográfica, pero es un proceso que ha durado décadas y llega a un punto que agota sus capacidades, no da más de sí, y no será capaz de recuperar por sí solo la cifra de habitantes que Alquézar tenía, por ejemplo, tras la guerra civil, cuando, poco a poco, empezó a emigrar la población. Es indispensable que los pueblos cuenten con buenos servicios e infraestructuras, un urbanismo ágil y no burocrático, vivienda barata y, principalmente, fuentes de empleo dignas, resistentes y diversificadas sectorialmente. Un modelo es el alemán con su red de pymes ( pequeñas y medianas empresas ) distribuidas por todo el territorio, incluso en pueblos muy pequeños. Empresas del metal, tecnológicas, químicas, de la agroindustria, etc…. siempre que,claro está, respeten el entorno y el medioambiente, exentas de contaminación de cualquier tipo. Será difícil, seguro, pero no imposible, si se ponen los medios adecuados, de crear un tejido socioeconómico a la alemana. No se si puedo poner como ejemplo el caso de Berbegal, donde se ha instalado, procedente de Cataluña, una pequeña empresa que producirá comida para mascotas. Puede ser el modelo, aunque desconozco las características de la empresa. Pero el mantra del turismo, sencillamente, no es la solución, solo es una verdad a medias, así que, alcalde Mariano, le felicito por la almazara pero reflexione sobre el tema del turismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies