• Bienvenidos a Ronda Somontano, revista digital del Somontano de Barbastro.
Barbastro, Economía

La División Castillejos supondrá una oportunidad para toda la provincia, afirma el subdelegado de Defensa en Barbastro

El subdelegado de Defensa. Ronda Somontano.

“La presencia de la División Castillejos en Huesca será una oportunidad para todas las empresas de la provincia que podrán trabajar con el Ejército”. Así lo valoraba ayer el subdelegado de Defensa, el coronel José María Rivera la llegada de la importante división formada por 700 militares y civiles que se instalarán en el cuartel Sancho Ramírez en 2020. El coronel Rivera fue el protagonista de una nueva entrega de los Desayunos AMEPHU organizado por la asociación de mujeres empresarias de Huesca en colaboración con la Asociación de Empresarios del Somontano de Barbastro y que tuvo lugar en el Gran Hotel Ciudad de Barbastro.

Un momento del desayuno AMEPHU. Ronda Somontano.

El desayuno reunió a unos 75 personas, entre ellas varios mandos del antiguo acuartelamiento General Ricardos de Barbastro (1921-1996) y también a responsables políticos como la subdelegada del Gobierno en Huesca, Isabel Blasco, o el alcalde Antonio Cosculluela quien destacó la figura del militar barbastrense héroe del Rosellón en las batallas contra Francia en el siglo XVIII y el peso que jugó el ejército en la vida socioeconómica de la ciudad del Vero.

La llegada de la esperada División Castillejos al cuartel militar Sancho Ramírez de Huesca se realizará durante el primer semestre. Las obras se encuentran muy avanzadas y el Ministerio de Defensa ha decidido adelantar sus planes. Estaba previsto que la tropa y mandos formada por 700 militares y civiles llegarán en el segundo semestre de 2020, pero la buena marcha de las trabajos permitirá ya su instalación a lo largo de los primeros seis meses.

Oportunidad para la provincia

El coronel con antiguos mandos del Cuartel General Ricardos y sus mujeres. Ronda Somontano.

El subdelegado de Defensa subrayó el impacto que genera el Ejército que según datos del Ministerio reporta 2,5 euros a la sociedad por cada euro invertido por el Estado. Ante un foro empresarial como éste, el coronel Rivera apuntó que la llegada de la División Castillejo supondrá una gran oportunidad no sólo para los oscenses si no para todas las empresas de la provincia que quieran concurrir a la oferta pública del Ministerio y trabajar con el Ejército.

Rivera recordó que este Cuartel General de División, el segundo que existe en España tras la plaza de Burgos donde está la División San Marcial, generará una inversión de 15 millones de euros en el Acuartelamiento Sancho Ramírez.

Socias de AMEPHU asistentes al desayuno. Ronda Somontano.

Por el momento se han realizado 16 licitaciones de obra que han supuesto 3 millones de euros. “Pero lo importante llegará en este 2019 y las licitaciones de obras salen en la plataforma de empleo público”. La última intervención en el Sancho Ramírez ha supuesto una inversión de 1,5 millones para remodelar pabellones, “y lo fuerte llega ahora”, ha reiterado el coronel.

Según ha explicado el coronel,  el Batallón general de unidad de Huesca, formado por un general y un equipo de unos 60 profesionales, dirigirá a entre 6.000 y 8.000 militares de toda España que se desplegarán por todo el mundo. Pero lo más destacado según el coronel Rivera será la presencia en la ciudad oscense de unos 400 hombres y mujeres jóvenes “con posibilidades de arraigarse en la provincia y también las posibilidades de negocio que ofrece esta división”. “En la División Castillejos estoy seguro que se beberá vino de la D.O. Somontano”, afirmó haciendo un guiño al impacto que tendrá su llegada entre las ventas de bodegas locales.

Así no es de extrañar que el alcalde de Huesca, Luis Felipe calificara la llegada de la División Castillejos como “la noticia más importante en los últimos cinco años que ha habido en la ciudad”, como recordó el subdelegado de Defensa.

Por otro lado, solicitó a las empresas altoaragonesas que contraten a los militares que a los 45 años terminan su carrera en el Ejército dada su cualificación. Y deseo que el número de mujeres vaya incrementando en las fuerzas armadas “pues poseen un nivel de concentración superior al de los hombres”.

En términos estatales, el subdelegado destacó el papel necesario de las fuerzas armadas en la disuasión de amenazas, en la protección ante los ataques de piratas de los pescadores en las costas africanas o del rescate de inmigrantes en el Mediterráneo, 15.000 el último año, según afirmó.

Pese a ello, el subdelegado recordó que el presupuesto para Defensa es tras el de Luxemburgo el más bajo de la OTAN, un 0,92% del PIB, cuando la Alianza Atlántica fija lo recomendable en un 2%.

Asimismo ha valorado muy positivamente el papel de las mujeres en el Ejército y ha deseado que crezca su número, y ha pedido a las empresas civiles que puedan acoger a los militares que dejan de estar en activo a los 45 años dada su gran capacitación.

Tras el desayuno AMEPHU, el subdelegado de Defensa conoció las bodegas de Lalanne, pionera de la D.O. Somontano, y Sommos, la más vanguardista.

 

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *