• Bienvenidos a Ronda Somontano, revista digital del Somontano de Barbastro.
Monzón, Sociedad

Monzón cuenta con un punto de encuentro familiar para la recogida de niños de padres separados

La concejal de Políticas de Igualdad del Ayuntamiento de Monzón, Mercedes Álvaro, y el presidente de Cáritas Diocesana, Valentín Ledesma, han presentado esta jueves por la mañana el punto de encuentro familiar, un lugar que permitirá el asesoramiento y orientación sobre las relaciones paterno filiales y sobre todo facilitará la entrega de los hijos entre los progenitores que hayan roto su relación.

Valentín Ledesma, técnicos y la concejala Mercedes Álvaro. Foto JLP.El punto de encuentro familiar se ubica en los bajos de la calle Estudios 3 – 5. Su horario de apertura al público para los intercambios será los fines de semana los viernes de 17.30 a 19.30 h y sábados, domingos y festivos de 10 a 14 h. y de 16.30 a 20.30 h. Mientras que el horario para asesoramiento y coordinación será los jueves de 9.30 a 13.30 h. y los viernes de 16 a 20 h.

La gestión del punto de encuentro corre a cargo de Cáritas Diocesana Monzón, que ganó el concurso convocado por el Ayuntamiento. El contrato es de un año y la finalidad primordial de este centro es que no sea necesario puesto que las entregas de niños entre cónyuges separados o divorciados se produzca en el ámbito familiar, como han recalcado la concejal y el responsable de Cáritas. «Ojalá no hiciera falta pero con las condiciones actuales es totalmente necesario», ha explicado Ledesma.

El punto de encuentro familiar ofrece un ambiente cálido para el niño. Foto JLP.En este centro trabajarán dos personas una psicóloga y una asistente social. El espacio se ha acondicionado para crear un clima cálido para el niño, con zona de juegos, lectura, cocina y demás servicios.

Este punto de encuentro familiar está destinado a aquellas personas empadronados en el partido judicial, en las ciudades de Monzón y Binéfar y su área de influencia. Si bien se estudiará las posibles demandas solicitadas provenientes de otras zonas siempre en contacto con el Juzgado de Monzón.

De momento ya hay cinco casos que van a usar este servicio. Para utilizarlo es preciso que los abogados de los progenitores se pongan de acuerdo en la forma y horarios en los que se van a producir los intercambios. El personal de este punto de encuentro, además de asesorar a las familias para tratar de normalizar las situaciones de entrega y recogida de sus hijos, podrá levantar actas en las que refleje en qué condiciones se ha producido la entrega o si ésta no se ha llegado a producir. Esta información se enviará al Juzgado de Monzón para que tome constancia de las custodias de los menores.

El acceso al punto de encuentro vendrá dado por el juez, por derivación de los servicios sociales de base comarcales, por solicitud de entidades sociales, privadas o públicas, o directamente por la familia interesada, poniéndose en contacto o acudiendo al centro para solicitar sus servicios.

En este espacio se ofrecerán servicios de visita tutelada, visita en el centro sin supervisión, intercambio de los hijos, intercambios a solicitud del progenitor no custodio y orientación psicosocial en los casos que lo requieran.

Los objetivos del punto de encuentro familiar son favorecer el cumplimiento del derecho de los hijos a relacionarse con ambos progenitores o familia extensa; ofrecer asesoramiento y orientación para mejorar las relaciones paterno – filiales, independientemente de la ruptura como pareja; y prevenir situaciones de violencia en relación con el cumplimiento de derecho a visitas.

La creación de este punto de encuentro familiar era demandada por el Juzgado de Monzón, los servicios sociales de base y entidades como Cáritas para evitar situaciones incómodas en la entrega de los niños de matrimonios separados o divorciados. Hasta la fecha Cáritas Diocesana realizaba este servicio desde hace quince años en su piso de acogida de menores de la ciudad mediocinqueña o bien estas recogidas de los niños se producían en plena calle, en presencia de la policía.

Este punto de encuentro familiar pretende como ha explicado la concejal de Políticas de Igualdad, Mercedes Álvaro, normalizar este tipo de situaciones y conseguir que el niño «entienda que ha habido una ruptura familiar y que no vea que existe un enfrentamiento entre los padres».

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *