• Bienvenidos a Ronda Somontano, revista digital del Somontano de Barbastro.
Alto Aragón, Barbastro

La concesionaria del suministro de agua en Barbastro reclama al Ayuntamiento 400.000 euros por «desequilibrio económico» en el contrato

La empresa ha presentado un contencioso administrativo y Ciudadanos acusa al equipo de Gobierno de «congelar la ciudad»

La empresa que durante más de cien años se encarga del suministro de agua potable en la capital del Somontano, AB Energía (antiguamente Aguas de Barbastro) ha presentado ante el Juzgado de lo Contencioso Administrativo de Huesca una demanda contra el Ayuntamiento por no satisfacer los 400.000 euros que le reclama, en concepto de beneficios adicionales por la explotación de este servicio.

En 2002 el equipo de Gobierno municipal renovó el convenio de explotación y se incluyó una clausula por la cual, la empresa podría embolsarse una cantidad adicional si no obtenía un determinado beneficio por la gestión del suministro de agua. Es precisamente esta cláusula la que ha provocado el objeto de la discordia entre empresa y Ayuntamiento y que deberán dilucidar los tribunales. La empresa reclama 400.000 euros por un «desequilibrio económico en el contrato» en el periodo comprendido desde 2010 a 2017, según ha explicado este martes el alcalde Antonio Cosculluela, saliendo al paso de las críticas vertidas por el grupo municipal de Ciudadanos que ha hecho pública esta denuncia.

Ambas partes han mantenido conversaciones para llegar a un acuerdo pero no ha sido posible. La empresa entiende que se le adeuda esa cantidad y el equipo de Gobierno, auspiciado en criterios de los técnicos municipales, considera que el Ayuntamiento ha cumplido con el contrato y que la empresa no ha tenido pérdidas por prestar ese servicio, si no todo lo contrario, ha recalcado Cosculluela.

Fuentes de la empresa declinan hacer declaraciones y aseguran que «no podemos entrar en este tema al haber un proceso contencioso abierto entre las partes en pleno proceso de negociación».

Quien sí ha entrado ha sido Ciudadanos cuyo portavoz Luis Domínguez alertaba el lunes de que a los 400.000 euros habrá que sumar «el gasto de abogados, y también los 330.000 euros pendientes de abonar a la Junta de Compensación por la urbanización de la zona del Campo de los Escolapios, los más de 140.000 euros que para preparar los accesos al nuevo cementerio, o los 55.000 euros gastados en imprevistos y modificaciones en las obras de las travesías a Barbastro».

Domínguez también recriminaba al alcalde la falta de información ante esta demanda y que«deje de vender que va a congelar las tasas municipales”, porque lo que va a congelar es el futuro de la ciudad y a las próximas corporaciones».

 El alcalde desmentía todas estas acusaciones indicando y criticaba al grupo Ciudadanos por tener «una actitud desleal con este Ayuntamiento y la ciudad porque parece que le gustaría que saliera perjudicada». Cosculluela informó que el equipo de Gobierno tuvo constancia de esta reclamación el 25 de julio y que tras preparar toda la documentación decidió  «no aceptar ese desequilibrio económico en el contrato por lo que la empresa ha decidido recurrir a un contencioso administrativo, uno de tantos a los que tiene que hacer frente este ayuntamiento».

Desmiente la acusación de falta de transparencia ya que de este asunto se informó en la última junta de portavoces celebrada el martes indicando los informes de los técnicos y la contratación de servicios jurídicos para defender los intereses generales.

«Es una cuestión de defensa de los intereses municipales, los tribunales lo decidirán. La empresa pide un beneficio orientativo que nunca habían reclamado desde 2002 y lo hacen ahora con efecto retroactivo de 2017 a 2010. No hay un desequilibro concesional al uso porque la empresa no pierden dinero, pero  no ganan lo que entienden que ponía en el contrato que deberían ganar. Recurriremos para hacer valer los intereses municipales y el interés general. Ciudadanos ha tenido la información, el expediente se puede ver», subrayó Cosculluela.

Con respecto a las otras acusaciones, en lo relativo a los 330.000 euros que se adeudan a la Junta de Compensación de la urbanización de los Escolapios, el alcalde indicó que el Ayuntamiento cuenta con 223.000 euros en el banco desde 2016 para pagar a los afectados, una vez que estos entreguen toda la información requerida, algo que recalcó no han hecho pese a las insistencias municipales para poder pagar.

Y sobre los 55.000 euros adicionales que está costando los trabajos arqueológicos en la travesía de la carretera de Salas, señaló que se compensarán con la ejecución de la obra.

Y por último, indicó que la entrada al cementerio, presupuestada por 140.000 euros, es un anteproyecto sin fecha de ejecución.

En lo relativo a la situación económica del Consistorio, el alcalde recalcó que el Ayuntamiento tiene las cuentas sanedas y que esta primavera liquidará su deuda de 167.000 euros y dispondrán de 1,5 millones de euros más para inversiones.

 

 

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *