• Bienvenidos a Ronda Somontano, revista digital del Somontano de Barbastro.
Alto Aragón, Barbastro

Encuentran restos arqueológicos que demostrarían el pasado romano de Barbastro

Las excavaciones en el entorno de la travesía de Salas han sacado a la luz también la que podría ser la ciudad que vivió la primera Cruzada de 1064

Barbastro podría tener un pasado romano y no musulmán, como afirmaban los antiguos eruditos locales (Gabriel de Sesé, Jorge Andreu, …) que escribieron sobre la historia de la ciudad. Hasta la fecha no se habían encontrado evidencias que demostraran esa conexión con Roma aunque se especulaba sobre ello por la toponimia y los yacimientos de la comarca del Somontano cercanos a Barbastro: la villa del Plano en Salas Bajas, el monte Cillas en Coscojuela de Fantova o la calzada de Berbegal, entre otros.

Casa árabe bajo la cual aparecen sillares romanos.

Pero las excavaciones que se vienen realizando desde octubre en el talud de la calle Virgen del Plano, con motivo del proyecto de urbanización de la travesía hacia Salas, han devuelto a la luz los vestigios más antiguos hasta ahora encontrados, de origen romano. Los arqueólogos responsables de esta excavación, Antonio Alagón y Francisco Pérez, no tienen dudas. Los vestigios son dos restos de muros sobre los que se levantó una casa árabe descubierta en muy buen estado de conservación. Además se han encontrado losas de arenisca romanas, con similitudes a las aparecidas en la catedral de Huesca, y cerámica también de este periodo de sigillata terra (material utilizado por los romanos).

Los arqueólogos están convencidos de que cuando se limpie y clasifique en el laboratorio el material encontrado aparezcan nuevos restos de cerámica.“Este yacimiento demostraría que los romanos han estado en Barbastro. Siempre se ha intentado encontrar vestigios que lo confirmarán pero nunca se había encontrado nada hasta ahora. No es un hallazgo casual ya que han salido varias piezas”, afirma el arqueólogo Francisco Pérez

Trabajos en la necrópolis. Ronda Somontano.

Las excavaciones están en su fase final y en breve se iniciarán los trabajos de la travesíaActualmente se actúa sobre la ya conocida necrópolis en el borde del talud donde han aparecido varios restos de enterramientos cristianos, con rosarios, asociados al convento de los Trinitarios. La presencia de huesos y cráneos humanos ha despertado el interés de muchos vecinos que han acudido a presenciar los trabajos arqueológicos.

Todo el yacimiento, incluida los restos de la muralla musulmana (XI) y otra más moderna, el convento de los trinitarios de San Cosme y San Damián (XVI –XVII), y la casa árabe de encontrada -donde han aparecido los restos romanos- quedará preservado con una tela geotextil sobre la que se depositará arena, como es habitual en este tipo de excavaciones una vez concluidas.

Talud donde han aparecido los restos. Ronda Somontano.

También se han encontrado monedas de varias épocas, una musulmana y una lasca retocada de sílex de epoca prehistórica. Para conocer en detalle lo hallado habrá que esperar a la elaboración del informe que los arqueólogos presentarán a Patrimonio.

En el futuro se deberá decidir si se sigue excavando o no, o si estos restos son acondicionados como atractivo turístico, como reclaman los partidos de la oposición en el Ayuntamiento (PP, Ciudadanos, Cambiar y PAR) más Podemos que el viernes demandó en Cortes de Aragón a la consejera Mayte Pérez la preservación de los restos. La consejera anunció que se ha modificado el trazado de la travesía para mantener intacto el yacimiento.

Cabe apuntar que en las excavaciones realizadas en el barrio de San Juan en 2006 aparecieron restos de cerámica que los arqueólogos calificaron de “tardo-romana” y que ya hacía intuir la existencia en las proximidades del actual Barbastro de un asentamiento hispanorromano previo a la llegada de los musulmanes en el siglo IX.

Sillares romanos bajo el muro de la casa árabe. Ronda Somontano.

Por su parte, el historiador local Juan José Nieto valora además de los restos romanos “que revolucionan la historia de Barbastro” el descubrimiento de lo que podría ser “la ciudad y la fortaleza musulmana de la protocruzada de 1064”.

En este sentido, el martes visitó el yacimiento el especialista francés en el mundo islámico Philippe Sénac quien dató los restos árabes en la segunda mitad del siglo XI y destacó la importancia del enclave. Sénac, profesor de la Universidad de Toulouse, ha dirigido excavaciones en la provincia de Huesca como el yacimiento romano de Labitolosa en la Puebla De Castro, es una autoridad científica en la época musulmana en la península ibérica, y coautor con el profesor de la Universidad de Zaragoza Carlos Laliena de la obra ‘1064, Barbastro. Guerra santa y yihad en España’. 

Restos del monasterio y de la antigua muralla árabe, al fondo. Ronda Somontano.

Por su parte, desde el Ayuntamiento declinan realizar cualquier valoración sobre el yacimiento a la espera de conocer los definitivos informes de Patrimonio.

Expoliadores 

Los arqueólogos que han sacado a la luz el mayor yacimiento de Barbastro piden medidas de conservación, dado el fácil acceso al entorno, ya que algunos vecinos les han advertido de la presencia por las noches de buscadores de monedas u otros útiles históricos con detectores de metales.

 

 

 

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *