• Bienvenidos a Ronda Somontano, revista digital del Somontano de Barbastro.
Alto Aragón, Barbastro

El PAR plantea la creación de un jardín arqueológico sobre el yacimiento medieval y romano encontrado en Barbastro

El portavoz del PAR, Javier Betorz, entiende que se trata de una oportunidad por el valor de los hallazgos y para el conocimiento y difusión, sin afectar al trazado de la carretera que ha sido modificado. El PAR también pide protección de la zona ante su posible expolio.

El grupo municipal del Partido Aragonés en Barbastro va a plantear al ayuntamiento de la ciudad que contemple la posibilidad de acondicionar los restos de época musulmana y romana hallados recientemente para convertir la zona donde han aparecido, entre los barrios Santa Bárbara y el Entremuro, en un jardín arqueológico.

Casa árabe. Ronda Somontano.

El portavoz del PAR, Javier Betorz, recuerda que se trata de los vestigios más antiguos hallados en la ciudad hasta la fecha y señala que el ayuntamiento debe de propiciar no sólo la adopción de medidas de preservación acordes al valor de los restos, sino también su aprovechamiento cultural, turístico, educativo y de autoestima y orgullo de los barbastrenses. “La creación de un jardín arqueológico implicaría no sólo la conservación de los restos, sino también la dignificación de este espacio y el disfrute de los ciudadanos, así como de los visitantes”, ha afirmado Betorz, “ofreciendo la información y divulgación, mediante paneles y reconstrucciones virtuales. Es una oportunidad que se nos presenta”.

El PAR elevará al Pleno del Ayuntamiento una propuesta para instar al Gobierno de Aragón a que adopte las acciones necesarias para que este yacimiento, actualmente el más importante de Barbastro, pueda ser protegido pero permanezca al aire libre y pueda ser visitado y estudiado, sin que se lleve a cabo su soterramiento como todo apunta que podría ocurrir. Asimismo, el PAR planteará que la DGA colabore económica y técnicamente con el ayuntamiento para la creación del jardín arqueológico.

Sillares romanos junto a un muro árabe. Ronda Somontano.

Betorz recuerda que respetar y adecuar esta área de las excavaciones “no afectará a la travesía de la carretera de Salas, prevista en ese trazado, ya que se ubicaría en una zona peatonal puesto que, como se ha informado en las Cortes de Aragón, el proyecto ha sido modificado a fin de no afectar al espacio arqueológico”.

De forma más urgente, el PAR demanda actuaciones inmediatas de protección de la zona excavada para prevenir el expolio de personas sin escrúpulos por el patrimonio. “Según se ha denunciado en los medios de comunicación, recogiendo testimonios de vecinos, están apareciendo por la noche personas con detectores de metales sobre el yacimiento”, indica el portavoz del PAR.

Javier Betorz argumenta que, durante el mandato de la alcaldesa María Eugenia Claver, se proyectó la creación de un jardín arqueológico sobre los restos medievales aparecidos en el entorno de la torre y la catedral, hoy soterrados por las obras de acondicionamiento de la plaza del Palacio Episcopal para su transformación en el Museo Diocesano. En este caso, insiste el portavoz del PAR, según los últimos descubrimientos arqueológicos que demuestran el pasado romano de Barbastro y han dejado entrever cómo era la primigenia zuda amurallada fundada por los árabes, “la ciudad ganaría un espacio de conocimiento de su propia historia y un atractivo turístico que se sumaría a eventos como los Esponsales de Petronila que glosan el pasado medieval de la ciudad”.

Trabajos arqueológicos en la necrópolis. Ronda Somontano.

El PAR presenta esta propuesta cuando las catas arqueológicas que se desarrollan como paso previo a la urbanización de la travesía a Salas están llegando a su fin y se tomará las decisiones correspondientes a la vista de sus resultados. Por el momento, la investigación sobre el terreno ha deparado el descubrimiento del convento de San Cosme y San Damián de los Trinitarios (siglos XVI- XVII), el hallazgo de un tramo de muralla musulmana y otro que posiblemente sea de época más moderna, enterramientos humanos, una casa árabe en buen estado de conservación y en especial, restos romanos bajo este inmueble: dos sillares, losas de arenisca y varias vasijas de ‘terra sigillata’. Además algunos historiadores hablan de que los restos musulmanes formarían parte de la ciudad de la primera Cruzada de 1064, lo que le daría una relevancia internacional al hallazgo. Por otro lado, el propio carácter defensivo de parte de las estructuras ya las cataloga como Bien de Interés Cultural como dispone la Ley de patrimonio cultural aragonés.

Finalmente, Javier Betorz recuerda que Barbastro “ya ha perdido mucho patrimonio histórico artístico en los últimos años” y que la recuperación de estos restos para los vecinos, “es una forma de acto de justicia histórica con todas las civilizaciones que han contribuido al desarrollo de la ciudad, mirando no sólo hacia atrás sino como una sociedad proyectada hacia el futuro, a partir del conocimiento, de saber, mostrar y aprovechar respetuosamente”.

 

 

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *