• Bienvenidos a Ronda Somontano, revista digital del Somontano de Barbastro.
Barbastro, Opinión

Debate político del Foro Barbastro 21: Crónica de omisiones

José María Mur López
Gran asistencia de público. Ronda Somontano.

El pasado día 25 de febrero, lunes, un grupo de jubilados entró en un bar de los que rodean la estación de autobuses de nuestra ciudad. En su interior se encontraba mi amigo Fernando tomando tranquilamente una consumición. En un momento determinado, uno de los jubilados se dirigió a Fernando para preguntarle donde estaba la estación de tren en Barbastro. Sorprendido, le contestó que en Barbastro no hay estación de ferrocarril. Ante esa respuesta la esposa del jubilado comenzó a recriminarle a su marido que ya se lo había advertido, que Barbastro perdió el tren hace muchos años y que desde entonces ya no lo había recuperado. “ Ni está, ni se le espera » apostilló Fernando. Éste les preguntó de dónde venían, que hacían por aquí, “ turismo, venimos de Palma de Mallorca “ le respondieron. Cuando Fernando me contó esta anécdota esbozé una sonrisa, más o menos la misma cuando ahora frente al teclado pienso en ella recién llegadito del acto organizado por el Foro B21, en el Gran Hotel  Ciudad de Barbastro, donde representantes de los grupos municipales han debatido sobre el presente y futuro de esta ciudad ante un nutrido auditorio que casi ha dejado pequeña la sala donde se ha celebrado. Estos chicos del B21 valen mucho. Y que dure.

Los representantes políticos en pleno debate. Ronda Somontano.

Pero hablemos de esta reunión. Lamentar, en primer lugar, la ausencia del representante del grupo Cambiar Barbastro que no ha tenido la deferencia de enviar un portavoz como sí han hecho el resto de grupos municipales. En nada le beneficia esta actitud y mucho le perjudica a tres meses de las elecciones municipales. Lamentar también que por parte del PSOE no haya comparecido el próximo candidato a la alcaldía de Barbastro y actual primer edil de la Corporación. Tampoco, por cierto, asistió a la magnífica conferencia impartida el pasado viernes ocho de febrero por D. Joaquín Abós, principal ideólogo e impulsor de la llegada de General Motors a Zaragoza, barbastrense de pro, en el aula magna de la UNED. Una lástima, pero no seré yo quien ponga en duda las poderosas razones que con toda seguridad han motivado estas inesperadas ausencias. Y hablando de ausencias quiero escribir ahora precisamente de eso, de lo que no se dijo, porque lo que no se dijo me llamó llamativamente, valga la redundancia, la atención.

Los asistentes preguntaron a los políticos. Ronda Somontano.

En primer lugar ninguno de los intervinientes se planteó la llegada a Barbastro de un gran proyecto motor que tire de la ciudad, en términos generales. La División Castillejos en Huesca, Metalogenia en Monzón, Pini en Binéfar, Piensos Costa en Fraga ¿ y en Barbastro?. “ Piense en global, actúe en local “, el viejo aforismo. La importancia de los proyectos motor está sobradamente demostrada en coyunturas de estancamiento y declive como la actual de Barbastro. La atención y el cuidado al tejido de las pymes ( pequeñas y medianas empresas ) locales y comarcales, provinciales, va de suyo, no hace falta ni mencionarlo, se da por descontado. La historia de Barbastro contemporánea no se entendería sin la llegada en su día de multinacionales como Moulinex y Teijin. Suspendidos en historia. Siguiente punto.

Brilló por su ausencia la alusión a la falta de grandes infraestructuras básicas para el desarrollo de Barbastro. Ochenta mil usuarios de la ruta del vino, ciento cuarenta y siete mil de las pasarelas de Alquézar más el resto que visita la sierra de Guara sin transitar por aquellas, doscientas mil visitas a Torreciudad….¿ pueden ir y venir en tren hacia y desde Barbastro? ¿ pueden enlazar con la red de alta velocidad española en Lérida a través de un ramal que una Barbastro-Monzón-Binéfar-Almacellas-Lérida provisto de lanzaderas?. No. Por no hablar del tráfico de mercancías en un contexto, ahora mismo, muy diferente del existente en 1969 y 1984 cuando se suprimieron los servicios de pasajeros y mercaderías. Subámonos al tren, no lo dejemos pasar justo en este momento. Hay que levantar el vuelo pero para esto y para aterrizar, se necesita precisamente un aeródromo en condiciones al modo y manera de los muchos que existen en nuestro vecino sur de Francia, por ejemplo. Lo cierto es que existe un campo de vuelo municipal muy mejorable y utilizado solamente por ultraligeros. Si les digo que de vez en cuando a alguno de los pilotos de esos ultraligeros se les consulta por la posibilidad de aterrizar con avionetas privadas en la superficie del campo, por aparatos provenientes de otros puntos de España y de Europa, no me creerán. Pues es lo que está pasando. Pero por no poder aterrizar no lo pueden hacer ni siquiera ultraligeros de otras latitudes debido a la existencia, en estos momentos, de un pequeño problema burocrático de aparente facilísima solución. Kafkiano. Podríamos seguir así en un largo suma y sigue. Vayamos acabando.

Ninguno de los participantes municipales, presentes y futuros, introdujo el tema de la puesta en valor de un gran activo. El capital humano de alto valor añadido que originario o vinculado a Barbastro y el Somontano se halla distribuido por toda la faz del planeta. Personas ubicadas en el centro o cercanas al centro de toma de decisiones en organizaciones, organismos, instituciones, holdings, conglomerados, multinacionales, …. llamenles como quieran. Pero, por supuesto, no sólo ellos, también quienes desde su posición en esta vida, jueguen el rol que juegen, tengan el status que tengan, puedan ayudar a que su ciudad, su tierra natal, tenga un futuro que ofrecer a los que se han quedado y a los que marcharon si su deseo es retornar. No se puede desdeñar, olvidarse, en el mundo de hoy tan hiperconectado, de quien tenga algo que aportar para mejorar nuestras expectativas, viva en Madrid, Londres, Dubai o Adelaida. No estamos en condiciones de elegir precisamente.

Se quedan en el tintero, ahora que ya no hay tinteros, algunas omisiones más. El próximo día quince de marzo en el debate organizado por el B21 habrá ocasión de subsanar omisiones y contrastar puntos de vista. No aflojar.

 

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *