• Bienvenidos a Ronda Somontano, revista digital del Somontano de Barbastro.
Huesca, Ronda de Relatos

Reseña del libro “Cicatrices de silencio” de Carlos Doñamayor. Editorial Manuscritos, 2019

Por Susana Diez de la Cortina Montemayor
  • 10
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Anteayer día 13 de marzo tuvo lugar en la Biblioteca Eugenio Trías, sita en la antigua Casa de Fieras del parque de El Retiro de Madrid, la presentación del último libro de poesía de Carlos Doñamayor,  que además de escritor es un reputado Doctor, gran humanista y tertuliano habitual de la Casa de Aragón en Madrid, donde el primer jueves de cada mes se reúne la Tertulia Cultural “María Moliner”. El libro fue presentado por su prologuista, el también poeta Aureliano Cañadas, y durante la lectura de los versos reinó entre los asistentes un hermoso silencio… pues no es otro el asunto del que trata este libro, titulado precisamente “Cicatrices de silencio”, que ha editado con auténtico preciosismo la Editorial Manuscritos.

Comenzó Carlos Doñamayor preguntándose qué es el silencio, tratando de definirlo, para concluir confesando con toda rotundidad que el silencio no le gusta nada en absoluto. Porque no se trata de la ausencia de ruido, como la que, según relató, se experimenta en la cumbre de las montañas, sino de ‘ausencia’, sin más: el silencio, entendimos, se sustancia como carencia, es decir, sólo puede definirse negativamente, en todos los sentidos que dicha negatividad implica: “en el silencio solo hay silencio”, nos dice el autor, porque en el fondo tal vez no sea  sino “una forma de tristeza”.

Poesía de pensamiento, depurada, de gran limpieza formal y enorme amplitud conceptual (“Callar es oír con la mirada”), la experiencia del silencio que trata de aprehender no puede, sin embargo, apartar al poeta de esa otra experiencia aun más honda que es el amor. Porque este libro no es otra cosa que un gran acto de amor:

“PENSABA en lo que se ha ido:

tardes rosas de manos blancas,
horas suaves y secretas, hogueras,
la dilatada luz del sur, la tuya,
madrugadas ingrávidas y tesantes,
mi Astarté hecha de sueños.

No hay luna cuando callas.”

El libro termina con siete poemas en alemán, y sus traducciones al castellano,  que son una forma de resistencia última (¿y victoriosa?) ante el silencio. Lean este magnífico libro y comprueben cómo durante mucho tiempo en ustedes retumbará el eco de sus versos, cargados de sentido, aunque les deje tan en silencio, tan asombradamente callados como sin duda nos dejó ayer a todos los asistentes a la presentación.


  • 10
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies