• Bienvenidos a Ronda Somontano, revista digital del Somontano de Barbastro.
Fonz, Opinión

La renacentista Fonz, primera parada de senderismo infantil de Montañeros de Aragón Barbastro

Por Pedro Solana
  • 59
  •  
  •  
  •  
  •  

No pretendo hacer solo una crónica.

Ermita de San José de Fonz.

Mi mayor deseo sería saludar y agradecer a Mario, Abril, Sara, Alba, Lena, Pilar, Claudia, Blanca , Nicolás, Iván , Irene, y por último , al pequeño Pol, por  haber sido los protagonistas de esta mañana de sábado a finales del mes de marzo.

Una mañana templada y luminosa, pero que se volvía resplandeciente con los cánticos,  gritos y sonrisas , muchas sonrisas, que no solo alegraban a sus padres. También  alegraban a quienes  formábamos parte del grupo que se ha acercado a Fonz, con el patrocinio de Montañeros de Aragón de Barbastro y su sección de senderismo infantil. Nuestros anfitriones, los habitantes de Fonz, representados por Mayte Fumaz, técnico de turismo en  su Ayuntamiento y que hizo de guía paciente, sabia y simpática afanándose en  explicar  cada una de las curiosidades, cada una de las sorpresas descubiertas al volver de cada recodo  entre el paseo y los senderos de este viaje a través de los siglos.

Con su relato hemos podido rememorar tradiciones y usos, como el pozo de hielo y la ermita de san José o ser testigos de los horrores con los que la guerra civil envenenaba la convivencia de un paraíso y empujaba  a sus asustadas gentes a cavar trincheras y cuevas para colocar cañones mudos, porque gracias a Dios ni siquiera fueron  disparados.

Zona de trincheras de Fonz.

La actividad senderista tuvo colofón dentro de la villa en la que más palacios renacentistas se pueden visitar en todo Aragón. Desde el monumental  Ayuntamiento al palacio del barón de Valdeolivos, o  el de los Ric, o la casa natal de Pedro Cerbuna, todo el casco urbano está salpicado de aleros prominentes sobre galerías interminables de arquillos y portadas señoriales coronadas de tímpanos y frontones como si de una barriada de Atenas  se hubiese trasladado a Fonz desde hace quinientos años.

Una fuente de seis caños y sus seis caras luce en el escudo local siendo  enseña de una hacienda de antiguos obispos de Lérida que se acercaban  aquí huyendo del calor veraniego y que buscaban el solaz y descanso en el confín de su diócesis.

Las ideas y la prosperidad del siglo de oro trazaron nuevas calles y un diseño único para el promontorio en el  que se ubica la población, coronada por su iglesia y la torre campanario. A su vez, esta villa de fuentes (Fontes/Fonz),  supo horadar una galería de setenta metros casi horizontales  en la llamada Fuente d’abaix, hasta localizar un enorme acuífero  y garantizar para siempre el suministro de un agua pura y constante incluso en épocas de sequía.

A medio camino entre Monzón y el prepirineo, esta atalaya resguardada por la sierra de la Carrodilla domina la ribera del Cinca y acoge de la mejor manera al excursionista curioso con ganas de aprender la historia dibujada en las piedras que fundamentan  cada casona con sus fachadas de ladrillo macizo,  portadas severas y  balcones señoriales.

Túnel subterráneo en la fuente d’ Abaix.

Ha sido un inicio de temporada lleno de alegría y con esperanzas de seguir compartiendo las mañanas de sábado tal y como se nos muestran en cualquier rincón del Somontano y por añadidura de las vecinas comarcas de RibagorzaSobrarbe o como hoy , del Cinca Medio.

No cejaremos en el buen ánimo de aprender  juntos y enseñar con el ejemplo  a unos pequeños a los que queremos  erigir en  protagonistas y motor asociativo de nuestro Club de montaña.


  • 59
  •  
  •  
  •  
  •  
Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies