• Bienvenidos a Ronda Somontano, revista digital del Somontano de Barbastro.
Alto Aragón, Ocio y Vida, Opinión

La frontera

Por Daniel Vallés Turmo

Subo a la Alta Ribagorza a explorar la etapa del destierro del obispo de San Ramón que anualmente hacemos Montañeros de Aragón de Barbastro y el Centro Excursionista Ribagorza. Este año es la cuarta etapa.

El año pasado llegamos hasta Casa de Arro, donde se supone estuvo el Monasterio de San Andrés de Barrabés. Barrabés, significa “valle de los arrieros”. Históricamente ha sido uno de los principales pasos del Pirineo Central.

Los reyes de Aragón cuando iban a Francia paraban dos noches aquí para descansar viniendo por el camino real desde Benabarre, Cornudella, Arén y Torre de Buira.

Hoy, muy cerca se encuentran las instalaciones del ayuntamiento de Montanuy. Para abrevar los 27 kilómetros hasta el Hospital de Vielha, dejamos de pasar por Casa Quintana, Vilaller, Ginasté y Viñal, en al parte aragonesa.

Comenzamos en la presa de la Central de Bono por la vertiente catalana. El río Noguera Ribagorzano hace de frontera. Como veremos, un río que ha sido utilizado hasta el extremo para la producción de electricidad.

Dejamos a Forcat al otro lado del río antes de llegar a Cierco, donde todavía hay restos del lavadero de plomo de las minas. Mi tío llevó varios viajes en su camión a Valencia y volvía con naranjas. Un toldo protegía que no hubiera contaminación.

Enfrente, en la vertiente aragonesa está Estet. El cauce se ensancha, con Bono también al otro lado. Vemos restos de los barracones donde vivían los obreros durante las obras.

Justo tras la central hidroeléctrica de Senet, se angosta el valle para encontrarnos dos pueblos a ambos lados, Aneto y Senet a casi 1.400 metros de altura ambos. Los vecinos de Senet venían a buscar a los reyes hasta el monasterio para dormir en la población.

En Senet se encuentra un centro de información del Parque Nacional donde hubo en su momento un aserradero. Sin duda, un magnífico ejemplo de la adaptación a las nuevos tiempos.

De nuevo el cauce se ensancha. Vemos la central hidroeléctrica de Baserca que desciende desde el embalse de Llauset. Se hicieron unas grandes bombas para subir el agua en horario de bajo coste y bajarla cuando fuera más cara. Creo que hoy el sistema no funciona.

Ascendemos para coger la cota del embalse de Baserca. En su cola tomamos la senda GR 11 que cruza los pirineos. Para facilitar su recorrido hace poco se hizo el refugio de Llauset a casi 2.500 metros de altura. Toda una obra de ingeniería.

El ayuntamiento de Montanuy también ha colaborado en su financiación como ejemplo de su política por apostar por dar más valor al atractivo de su entorno natural.

Suavemente la senda nos llevas hasta el Hospital de San Nicolás, llamado popularmente Hospital de Vielha. Hay una iglesia dedicada a Santa Quiteria. El tercer sábado de mayo siguen celebrando la fiesta que junta a todos los vecinos de este valle y de Vielha. Se suponía que para esta fecha ya era posible atravesar el puerto que está a 2.430 metros.

Hoy un moderno túnel hace que no paren de pasar camiones llevando mercancías. En la parte española lo iremos viendo parados en los pueblos que atraviesa la nacional 230.

Desciendo, ha nevado la noche anterior, pero se podrá hacer la ruta la semana siguiente. En el coche voy pensando en los cientos de obreros que vinieron para hacer estas obras hidroeléctricas. Algunos se quedaron y posibilitó, igualmente, que los vecinos ganarán un salario muy bien venido.

También, en el movimiento turístico y de mercancías al Valle de Arán y Francia que ha posibilitado el túnel a una cuota de 1.600 metros, dando trabajo a decenas de establecimientos de hostelería.

Pero, lo que más me anima es como se está mejorando en las infraestructuras para posibilitar el turismo en el valle practicando el senderismo, el montañismo y la bicicleta de montaña.

Hoy esta Alta Ribagorza está separada administrativamente por un río que hace de frontera, pero la historia y el futuro les une más allá de las decisiones políticas que los ha separado.

 

 

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *