• Bienvenidos a Ronda Somontano, revista digital del Somontano de Barbastro.
Barbastro, Escolar

Los niños, el juego, la atención, el silencio

Por Zulema Dreams “Para vivir una vida plena y completa, necesitamos ser conscientes. La atención es el interruptor que activa la conciencia”

Estoy muy contenta de iniciar esta nueva etapa de colaboradora en Ronda Somontano. Me han dado carta blanca para hablar de todo lo que quiera, y les he cogido el guante encantada. ¡Con lo que me gusta escribir!

He pensado llamar a esta nueva sección #RondaDreams. En ella hablaré de muchas, muchas cosas, desde amor, niños, sexo, yoga, mindfulness, estrellas, historias, viajes, exposiciones, plantas, árboles, Dios, Diosas, Justicia, leyes, colores, feng shui, arte, animales, sabores, aromas, ….  Todo lo que alcance a soñar. Y mis sueños son muchos.

¡¡¡Empecemos!!!

Hoy os quiero hablar de los niños. Si  de los niños, ese mundo apasionante, lleno de contrastes, amor, odio, sueño, cansancio, risas, lloros,  ….

Os hablaré de actividades muy sencillas que podemos  hacer en casa, con muy pocos recursos, de una manera accesible y divertida. Y lo mejor, les ayudarán, e irán enseñando poco a poco a aprender a relajarse por sí mismos.

Son actividades que se tienen que presentar como juegos, pues realmente lo son, y se disfruta mucho con ellos. Pero tienen una poderosa enseñanza escondida. Ayudan a tomar conciencia simultánea del espacio exterior e interior de uno mismo. Porque requieren que la atención se focalice al mismo tiempo entre lo que está sucediendo dentro de uno, lo que les sucede a los otros y lo que sucede en el entorno.

Con el paso del tiempo aprenden a reconocer, gestionar y comprender sus emociones. Se vuelven  más conscientes de sus patrones de respiración, de los efectos que causan en las distintas partes del cuerpo. Y de cómo la respiración puede ser usada para conseguir cambios en uno mismo. incluso les ayudan a ser más flexibles, adaptativos y empáticos.

Esto como todo, lleva un camino, pero los caminos siempre han de empezar y poco a poco andarse. Y disfrutarse,  lo que realmente importa es el camino, el proceso.

Lo importante para que estos ejercicios tengan éxito es disfrutar de ellos cuando se están haciendo, que los peques los vean como algo agradable, no  imponerlos, conseguiríamos que los rechazaran en vez de pedírnoslos.

La duración de cada ejercicio dependerá del estado de ánimo de los niños, la edad, del día. Se pueden hacer tanto con un solo niño como con más.

Antes de empezar me gustaría añadir unas palabras que una vez leí “Para vivir una vida plena y completa, necesitamos ser conscientes. La atención es el interruptor que activa la conciencia”.

Hoy os voy a proponer únicamente un juego. Con uno y sus variantes tenemos más que suficiente para empezar.

Consiste en LOCALIZAR A CIEGAS EL ORIGEN DE UN SONIDO.

El sonido puede provenir tanto de un objeto como de nosotros mismos. Se puede utilizar desde una campanilla si se tiene, hasta el chasquido de dos objetos, una palmada o nuestra voz. Yo recomendaría improvisar, a los niños les encantan las sorpresas ( a quien no).

Debemos  haberles tapado previamente los ojos y pueden estar sentados o de pie.

Empezamos en silencio y cuando se produzca el sonido tienen que identificar de dónde viene y dirigirse a él con los ojos cerrados.

Con este juego los niños aprenden a prestar, dirigir y mantener la  atención con precisión.

Al principio se puede comprobar si se ha acertado cada vez. Con niños más entrenados se pueden hacer tandas, dejando una señal en el suelo para comprobar a posteriori cuantas veces han acertado. De este modo logramos mantener la atención por más tiempo.

  • Una variante de este juego más tranquila consiste en permanecer sentados y señalar con el dedo la fuente de donde procede el sonido.
  • En otra variante estarán sentados y señalarán con el dedo, pero la cabeza permanecerá quieta. De este modo logramos una mayor atención, porque  tendemos a girar la cara y la vista (aunque esté tapada) hacia el lugar de donde provienen los sonidos. No hacerlo requiere mayor esfuerzo.
  • Cuando ya se haya logrado señalar sin mover la cabeza rizaremos el rizo. Les pediremos que señalen la dirección y mantengan el brazo en alto, si el sonido proviene de cerca y más bajo si consideran que ha sido relativamente lejos.

Como vemos las opciones son muchísimas. En breve os seguiré contando sobre este u otros temas. Dependerá de mis sueños del día.

Previous ArticleNext Article

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *