• Bienvenidos a Ronda Somontano, revista digital del Somontano de Barbastro.
Consumo

¿Cuándo elegir un abogado o consultar en una asesoría?

Contrariamente a la creencia popular, la profesión legal no se limita a la defensa ante los tribunales. La redacción de los actos jurídicos constituye también una parte importante de su trabajo diario. El valor añadido de un abogado en la redacción de documentos puede ser difícil de percibir a primera vista.

En realidad, es en el caso de un revés fuerte con el que se da cuenta de la importancia de haber recibido asesoramiento personalizado de un abogado. Este último está obligado, entre otras obligaciones profesionales, a asesorar a sus clientes y es responsable de la responsabilidad civil profesional en caso de incumplimiento.

¿CUÁLES SON LAS OBLIGACIONES DEL ABOGADO HACIA SU CLIENTE?

Además de su deber de asesoramiento, el abogado también tiene la obligación de garantizar la eficacia de los actos que redacta.

El deber de asesoramiento y diligencia

Como todos los profesionales, los abogados tienen el deber de asesorar a sus clientes. El deber del abogado de asesorar tiene un alcance muy amplio: debe proporcionar a sus clientes toda la información pertinente para que puedan elegir con conocimiento de causa.

Esto a veces implica advertirles. Por ejemplo, un abogado laboralista encargado de redactar una carta de despido debe llamar la atención del cliente sobre las consecuencias financieras de la rescisión del contrato de trabajo. También será responsable si no cumple con su deber de diligencia. De este modo, el abogado iniciará mal su trabajo si deja pasar un retraso, privando así a su cliente de la posibilidad de ejercer los recursos.

Pase lo que pase, corresponde al abogado demostrar que ha cumplido con su obligación y no a su cliente demostrar que no ha recibido el asesoramiento adecuado.

La obligación de garantizar la eficacia de los actos

El abogado debe garantizar la eficacia del acto del que es autor. Esto implica que se informe de todas las circunstancias que puedan influir en la eficacia del acto para garantizar su validez. Por ejemplo, debe comprobar que el reconocimiento de la deuda que se le ha encomendado redactar contenga toda la información manuscrita esencial para su validez.

Que refleje de manera precisa y válida lo que las partes quieren. El abogado puede ser impugnada por su cliente si puede probar que la falta de cumplimiento de su abogado le ha causado daño.

¿CUÁL ES EL PROCEDIMIENTO PARA IMPUGNAR LA RESPONSABILIDAD CIVIL DEL ABOGADO?

La acción de responsabilidad del abogado sigue el mismo procedimiento que una acción de responsabilidad civil clásica.

Sólo hay una diferencia con una acción clásica: un cliente insatisfecho puede, si así lo desea, interponer una acción ante un tribunal distinto de aquel en el que el abogado desempeña sus funciones, con el fin de evitar cualquier conflicto de intereses (relaciones cordiales o amistosas entre el abogado demandado y el tribunal que conoce del asunto).

SEGURO OBLIGATORIO PARA LOS ABOGADOS, UNA GARANTÍA FUERTE PARA EL CLIENTE

Todos los abogados están sujetos a una orden que, entre otras funciones, se encarga de hacer cumplir las normas que rigen la profesión jurídica.Todas las sociedades de derecho deben suscribir un seguro colectivo obligatorio para sus miembros, que les permita estar cubiertos en caso de falta profesional.

Un abogado que trabaja en casos con altos intereses financieros puede contratar un seguro adicional (incluso es muy recomendable). Este seguro funciona incluso si la culpa del abogado es intencional.

Asesoría, gestoría o Abogado

Hay que tener en cuenta también que muchas veces no se necesita un abogado, puedes servir una asesoría o una gestoría como esta que dispone de abogados a su vez, por lo que primero el asesor le asesoraría, en caso de no servirle es cuando entraría la figura del abogado, el cual tiene los conocimientos necesarios para poder llevar a cabo el caso delante de los tribunales.

Es importante en caso de problemas laborales, tanto como siendo trabajador o empresario contar tanto con los servicios de un abogado, como de una asesoría laboral, o como hemos dicho antes una gestoría con servicio de abogado y asesoría laboral.

Debe consultar siempre las diferentes opciones, los honorarios de un asesor a un abogado son completamente diferentes, y un asesor puede ayudarnos o sacarnos de duda en caso de algún problema pequeño y que no tiene necesidad de acudir a los tribunales.

 

 

Previous ArticleNext Article

1 Comment

  1. SI bien para ciertos asuntos una gestoría nos puede ayudar, en la mayoría de los casos será recomendable acudir a un abogado laboralista. Por ejemplo, para una conciliación en el SMAC no es necesario un abogado … pero si no hay acuerdo habrá que interponer demanda. En este caso es conveniente que sea un abogado quien se encargue del caso desde el principio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *