• Bienvenidos a Ronda Somontano, revista digital del Somontano de Barbastro.
Agenda, Deportes, Monzón

IV Torneo Internacional de Delanteros – Fat Rugby 2019 en Monzón

Cerca de 600 rugbiers, entre participantes, acompañantes y voluntarios hacen de Monzón la capital mundial del rugby de delantera

Este torneo, único en el mundo, se ha convertido ya en uno de los referentes en torneos lúdico-deportivos en el deporte oval a nivel nacional e internacional. Desde las 10 de la mañana del sábado, hasta las 8 de la tarde, se podrán disfrutar en el campo del Alcubierre de Monzón de placajes, melés, touches, pases hacia atrás y otras acciones características de este deporte, pero en su versión más dura. Y es que el Quebrantahuesos Rugby Club, organizador del torneo, hace esta propuesta única en el mundo, extrayendo las partes más características del Rugby y hacerlas deporte en sí mismas.

Todo surge a raíz de la proliferación de los torneos de seven, una modalidad que excluye a los delanteros, surgida del rugby normal, el auténtico, que se disputa a quince, con ocho “delanteros” y siete “tres cuartos”. Los primeros tienen que recuperar el balón y mantener su posesión a toda costa, y para eso se tienen que enfrentar en duras contiendas de placajes, percusiones, empujes y sobre todo melés, con dos packs de ocho jugadores perfectamente encajados por las cabezas y empujando para disputarse el balón. Los segundos tienen que intentar correr más que éstos y que sus homónimos, esquivándolos y evitando ser cogidos, para llevar el balón hasta la otra línea. Los unos tienen que ser resistentes, fuertes y pesados, por eso el apelativo cariñoso de “gordos”, los segundos habilidosos y rápidos, de ahí el mote del que nadie en este deporte se libra “bailarinas”.

Las nuevas normas, buscando una mayor espectacularidad en la televisión, han propiciado que en profesional las posiciones se vayan igualando, buscando los entrenadores menores diferencias y jugadores menos especializados y más polivalentes. En amateur es diferente. El poco tiempo del que se dispone por aspectos laborales, para crear estos superhombres hace que siga siendo necesario jugar con puestos especializados, y de eso se nutre este torneo.

En la edición de 2019 el torneo ha hecho una campaña más activa en redes, consiguiendo un aumento con respecto a la edición anterior de un 60%. El apoyo total que el Ayuntamiento de Monzón está brindando a este deporte, hace que se haya convertido en una de las capitales nacionales del Rugby, hecho que acabará de asentarse cuando se inaugure el campo de Los Sotos de Monzón, donde el Quebrantahuesos podrá llevar a cabo muchos de los proyectos que tiene en el tintero y que no han podido desarrollar por no tener una sede fija.

Es importante destacar la multitud de eventos lúdico deportivos que se están desarrollando en el panorama deportivo y turístico nacional. El fin de semana pasado la Templar Race de Monzón, una carrera de obstáculos que atraía a miles de corredores a la capital del Cinca Medio. El grueso de participación de este tipo de eventos está formado por deportistas aficionados, que buscan hacer deporte de una manera divertida, con la tensión de una competición, pero de una manera mucho más distendida. El Fat Rugby plasma a la perfección el espíritu lúdico que nunca debería perder un deporte, hecho imprescindible para que se continúen preservando los valores que hacen del deporte una herramienta educativa y de armonía social.

Dentro de los actos del torneo, hay una serie de actividades de presentación del torneo, para todos los participantes y asistentes, consistente en diferentes juegos de habilidades rugbísticas que se darán en la Plaza Mayor hoy viernes por la tarde, al ritmo de música a cargo del pinchadiscos residente “Pozal de Funk” y diferentes cánticos típicos de este deporte. Se dará a conocer el jugador más pesado del torneo, que marcará el premio del torneo, su peso en carne para los ganadores y ganadoras.

Además el pintor expresionista Joan Carles Pérez Sulla pintará en directo durante el torneo dos cuadros que cederá al Quebrantahuesos Rugby Club y a la ciudad de Monzón.

Después de los disputados partidos del sábado en sus categorías masculina y femenina, se procederá al tercer tiempo, algo marcado por el reglamento internacional, que obliga al equipo anfitrión a dar de comer y beber al equipo visitante y al árbitro. Porque sin rival y sin juez, no puede existir el juego. En dicho tercer tiempo, se comentan aspectos del juego, se zanjan posibles roces y se cuentan batallas, sobre todo los veteranos, en compañía de buenas comilonas (este año se van a asar dos vacas) y regándolo con cerveza autóctona aragonesa.

Además, las mentes pensantes del Quebrantahuesos Rugby Club, con más ideas que medios, ha creado la Orquesta Maravilla Rugby Rock. Un grupo de música rock también único, que versiona canciones típicas del oval con música rock y viceversa, versiones de rock con letras de aspectos conocidos transversalmente en el mundillo del Rugby. Este último tercer tiempo tendrá lugar en la calle de las piscinas desde las 9 de la noche y se invita a todos los curiosos a acercarse y empaparse del ambiente natural y distendido del que se disfruta con estos gigantes bondadosos, aunque solo lo sean fuera del campo.

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *