• Bienvenidos a Ronda Somontano, revista digital del Somontano de Barbastro.
Alto Aragón, Barbastro, En portada

La Generalitat presenta ahora documentos ante el Juzgado de Barbastro cuando el juicio por los bienes está visto para sentencia

Los letrados de la diócesis Barbastro - Monzón pedirán al juez que no admita esa documentación por ser extemporánea

Nueva traba judicial por parte de la Generalitat de Cataluña en el litigio civil de los bienes de arte sacro iniciado la diócesis de Barbastro Monzón para reclamar la devolución de 111 piezas retenidas en el Museo Diocesano y Comarca de Lérida.

Cuando el juicio, celebrado el 16 y 17 de mayo, está visto para sentencia, ayer los abogados de la Generalitat presentaron seis documentos para que se tuvieran en cuenta en este proceso.

El Juzgado nº 1 de Barbastro ha dictado un Auto por el que tiene por parte demandada a la Generalitat, pero, no como parte principal, como así lo pretendía la Generalitat, sino como mera parte codemandada adhesiva simple (lo que antes se llamaba parte coadyuvante). Así las cosas, el Juzgado ha rechazado anular todo lo practicado hasta ahora en el juicio –como pedían desde Cataluña al no haber sido parte desde un inicio en este proceso – y ha decidido continuar con el procedimiento en la fase en que actualmente está, que es la de visto para sentencia.

De todos modos, al personarse de nuevo una parte, el artículo 13 de la Ley de Enjuiciamiento Civil le otorga un plazo de diez día para hacer alegaciones, plazo que la Generalitat ha aprovechado, no solo para realizar alegaciones, sino para introducir 6 documentos, por lo que el Obispado de Barbastro-Monzón ha interpuesto un recurso de reposición para que el Juzgado de Barbastro rechace esos seis documentos. Cabe apuntar que el artículo 13 permite hacer alegaciones, pero, lo que no permite, es aprovechar esas alegaciones para resucitar fases ya fenecidas del procedimiento, como la fase de prueba, que ya se propuso y además se practicó en la vista que se celebró hace poco en dicho Juzgado. “Hemos citado un precedente igual en el caso de Sijena, en donde la Audiencia Provincial de Huesca ya rechazó que el Consorcio del Museo de Lérida pudiera aprovechar dichas alegaciones para introducir documentos que pertenecen a una fase anterior del pleito, la fase de prueba, que ya había sido practicada, por lo que ordenó que esos documentos se expulsaran de los autos y se devolviesen al Museo de Lérida. Eso mismo esperamos que haga el Juzgado de Barbastro si estima nuestro recurso: expulsar esos seis documentos de los autos devolviéndoselos a la Generalitat”, ha explicado Jorge Español, abogado que forma parte del equipo dirigido por Joaquín Guerrero.

Para Guerrero, el “70% de dicha documentación ya fue presentada por el letrado del Consorcio Museístico”. “Ya es tarde para presentar documentos y mucho menos retrotraer el juicio al principio y aún así tienen la osadía de decirlo ahora cuando han tenido tiempo de sobras para presentarse. Lo lógico es que se devuelvan esos documentos por ser extemporáneos y no proceder, y desde luego que no se repita el juicio”, afirmó el letrado.

Asimismo, los abogados de Barbastro – Monzón van a presentar un escrito contestando a las diversas alegaciones que alza la Generalitat, alegaciones que ya utilizó sin éxito en el pleito de Sijena, en donde había 44 piezas del tesoro artístico del real monasterio aragonés que estaban en el Museo de Lérida. “La Generalitat pretende decir que el Juez de Barbastro solo puede decir de quién son las piezas pero no puede ordenar sacarlas del Museo de Lérida sin previo permiso de la Generalitat, caso semejante al de Sijena, en donde el Juzgado nº 1 de Huesca, ante la desobediencia de los consejeros de cultura de la Generalitat Santi Vila y Luis Puig que no devolvían esas 44 piezas del tesoro artístico de Sijena que estaban en el Museo de Lérida, amén de apercibirles de poder cometer un delito de desobediencia a la autoridad judicial, por lo que ahora están siendo juzgados ante el Juzgado de Instrucción nº 4 de Huesca, mandó a la Guardia Civil al Museo de Lérida a intervenir esas piezas para transportarlas y devolverlas al Real Monasterio de Sijena”, detalla Español.

En cuanto al alegato de la Generalitat, basado en la resolución de 5 de abril de 2006 de la consejera de cultura catalana Caterina Mieras, los abogados aragoneses señalan que ese expediente administrativo “se entendió sin dar audiencia ni ser partes en el mismo ni el Obispado de Barbastro-Monzón ni menos las parroquias aragonesas propietarias, por lo que, la resolución Mieras no vincula para nada ni al Obispado ni a sus parroquias, amén de que ya el Tribunal Supremo ha sentenciado que la colección de patrimonio cultural catalán del fondo diocesano de Lérida que hoy está en el Museo de Lérida, no puede impedir que la parroquia propietaria aragonesa levante el depósito de sus bienes en dicho museo y los recupere definitivamente”.

Sentencia después de verano

La documentación presentada en este juicio ronda los 21.000 folios que está estudiando a fondo el juez del Juzgado de Barbastro. Es previsible, según las estimaciones del letrado del obispado altoaragonés que la sentencia llegue después del verano, en septiembre, y ésta sea muy meditada consciente de que habrá recurso a su fallo por la parte que pierda.

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *