• Bienvenidos a Ronda Somontano, revista digital del Somontano de Barbastro.
Barbastro, Opinión

La investidura fallida : Y ahora qué

Por Carlos Allué

Ni simpatizo, ni voto a Podemos, que quede claro. Para mi es un proyecto descafeinado, que ha renunciado a todos sus postulados iniciales, pensando equivocadamente,  que aún cabe alguna alternativa transformadora dentro del Régimen del 78, cuando en realidad no la hay, y además es imposible.

Ahora bien, el espectáculo que hemos visto estos días, ha demostrado lo que es evidente desde hace tiempo. El PSOE es un partido del régimen del 78, en concreto su cara amable, y a la hora de gobernar, si carece de mayoría, prefiere hacerlo con la derecha, y si ello no es posible, con fuerzas a su izquierda, pero con la receta del gratis total.

Porque da vergüenza ver como Pedrito, que es hombre hueco y sin ideología, no tuvo en el debate de investidura los arrestos ni la decencia de defender desde la tribuna al fundador del PSOE, D. Pablo Iglesias, cuando este fue tachado de criminal por Santiago Abascal. Pero bien mirado, qué podría haber dicho, partiendo del punto de que él, Pedrito, no pasa de ser un pijo madrileño posmoderno, y Don Pablo que nació pobre, lo fue durante toda su vida y murió pobre, fue siempre un ejemplo de dignidad, humildad y austeridad , así como de  convicciones.

Es difícil tragar con un sujeto así y la banda de palmeros que le siguen,  a la hora de la verdad todo un sindicato de trileros y cargos remunerados que hace tiempo que dejaron de creer en cualquier cosa, que no sea su propio medro personal y el poder por el poder. Y es difícil de tragar cuando a la vez que el PSOE “ negociaba” un gobierno con sus futuros aliados, Pedrito, lanzaba en sus discursos todo tipo  de tentaciones al PP y Ciudadanos, para que con su abstención le permitieran la investidura, prescindiendo de tan incómodos aliados.

Incómodos desde luego que lo son, porque el poder del Ibex 35, el Rey y los altos cuerpos de funcionarios de este estado, que representa el PSOE en su  cara amable ( ya se figuran cuales son las otras dos o tres caras) no está dispuesto a ceder a los podemitas ningún ministerio que no sea un florero y además sin presupuesto. En estas últimas horas ya lo dijo el propio PSOE : “ el Ministerio de trabajo no, porque no estáis bien vistos por la patronal”.  Por lo menos han sido sinceros, y ya sabemos quién manda aquí. A propósito la ex ministra de sanidad del PSOE, acaba de fichar por una de las empresas más significativas del loby farmacéutico.

Dentro de las excusas, hasta escuché una de lo más divertido. Dijo Pedrito, para justificar la  no cesión de competencias a Podemos en el orden fiscal, que esta última formación carecía de experiencia  en la gestión de los tributos. Y lo dijo un caballero que apenas lleva un año en el gobierno y que su curriculum  académico es cuando menos dudoso. No digamos el de Casado, otro experto en gestión a lo que parece.

Esta comedia  del PSOE y aun cuando se encuentre en uno de sus mejores momentos ( más que nada por el miedo que dan los Casado, Rivera o Abascal), ya no se sostiene más.  Recibe únicamente los votos de muchos mayores por inercia que aún lo identifican con la izquierda, pero a la juventud urbana y trabajadora, y las capas más ilustradas de la sociedad las tiene pérdidas. No tiene proyecto, salvo el de mantenerse en el poder. Dentro de él no hay nada, y de la nada que se sepa por ahora en física, no se construye otra cosa que no sea la nada misma.

En septiembre pueden pasar tres cosas : la primera, que el PSOE y con la ayuda del Ibex 35, consiga la anhelada abstención de las fuerzas de la derecha, y quede proclamado presidente Pedrito. La segunda, que esto no ocurra, y vayamos a nuevas elecciones en septiembre- octubre. Y la tercera,  que la fórmula del gratis total funcione, y Podemos desparezca a corto y medio plazo de la vida política y sea reemplazado en la fábrica de partidos al servicio del PSOE, con la muletilla  de los traidores, a lo Carmena- Errejón.

Todo lo que detallo corresponde al “salvame de lux de la política” con el que nos tienen tan distraídos desde los medios.  Pero debajo del sainete, la historia avanza y la dialéctica se manifiesta. En septiembre, se caerán todas las caretas y cada cual se pondrá bien del lado de un régimen que agoniza, o contra él. La bomba  de relojería en esas fechas, colocada en el moribundo régimen, se llama Cataluña y las sentencias, previsiblemente de lo más duro, harán aflorar todas las contradicciones de un edificio en aluminosis. Ni les digo, si además para aquel entonces asoma la patita, que se anuncia en el horizonte, de una nueva crisis económica que nos cogerá de nuevo, incapaces de cambiar el modelo productivo y endeudados hasta las cejas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Previous ArticleNext Article

2 Comments

  1. Únicamente comentar el asunto de Cataluña. No entro en el resto del artículo. Me sorprende que un hombre de su capacidad analítica, de su perspicacia política, que vivió y se formó en Cataluña, no se haya dado cuenta de que el artificialmente creado » problema o conflicto » político catalán es una gran mentira. Es una gran fake news política. Cuando comenzó el proceso político independentista, desde ese mundo se amenazó y anunció la caída del régimen del 78, la ruptura del Estado y las siete plagas bíblicas sobre la destrucción de España. No solo no ha pasado nada de eso sino que tampoco va a pasar. No hubo referéndum, no se paralizó Cataluña con huelgas generales duraderas y terminales ( ¿ dónde chalecos amarillos ? ), se aplicó un light 155 sin que hubiera rebelión en las calles, se realizaron elecciones bajo el 155 y encima se presentan los partidos independentistas que no paran de presentar recursos ante los tribunales de justicia de un Estado al que pretenden humillar y hundir. Ináudito. Hay unos políticos y activistas presos y nadie impidió su entrada en la cárcel y nadie, » el poble » ha ido, ni irá a sacarlos de allí, se dictará la sentencia judicial que sea y por muy dura que resulte, luego se » gestionará y arreglará » por el gobierno de Madrid, se gesticulará y gritará desde el universo independentista, quizá un poco de rebombori en la calle y nada más. Hasta que se dicte la sentencia la Generalidad tampoco soltará a los presos para que se fuguen con su cuate Puigdemont a Waterloo. Todo, todo, es una gran mentira y ¿ sabe por qué Carlos ? porque Juntos por Cataluña, la antigua Convergencia y Unión, también son el régimen del 78, se encuadran en la derecha y extrema derecha catalana ¿ quién lo duda ?, Esquerra Republicana es un partido ( que también, con el racista de su presidente Heribert Barrera a la cabeza, estaba ya en el 78 y no dijo ni mu ) de clases medias, funcionarios, botiguers, menestrales, profesiones liberales, jubilados, cuadros medios y obreros de derechas o » socialdemócratas «, un sinfín de pequeñoburgueses que se alojan también en la CUP y son revolucionarios de fin de semana, de week-end. ¿ Pero hay alguien auténticamente de izquierdas capaz de jugarse el tipo y poner todo patas arriba ? Alguno habrá, no digo que no, como existen entre los minerales los conocidos como tierras raras. Es decir, la sociología que va desde Vox al PSOE ( y de Podemos ya lo ha dicho Vd Carlos) reproducida en los partidos independentistas catalanes. Entonces ¿ cómo va a caer el régimen del 78 desde Cataluña ? Eso es física y metafísicamente imposible. Sencillamente porque no existe la auténtica izquierda y menos la revolucionaria. Es una gran mentira que, a lo peor, igual acaba otorgándose a aquella comunidad autónoma privilegios que patentarán la injusta desigualdad que puede instaurarse entre todos los habitantes del Estado español; eso sí es una bomba de relojería. Hay que respetar la idiosincrasia y el acervo cultural de todas y cada una de las comunidades, pero la ciudadanía debe vivir en un plano de igualdad política, económica y social, que ahora posiblemente ya no pase ( no soy un experto y lo ignoro ) con Navarra y el Pais Vasco.
    Coincido con Vd en las gravísimas consecuencias de otra próxima crisis económica – hay gente que siempre está en crisis – y ese es un argumento de peso para hacer caer cualquier régimen, no solo el del 78, aunque visto lo que ha pasado en Grecia estos años pasados, me atrevería a tirar de ironía y decir que dentro de la UE, Unión Europea, no hay salvación posible.

  2. Mi opinión sobre Pablo Iglesias fundador del PSOE es muy distinta a la del autor. Basta leer las actas del Congreso de los Diputados para ver que amenazo’ de muerte al presidente Antonio Maura, así como el nulo respeto que declaró a las leyes. A mí Iglesias me recuerda a Ángel Samblancat, que por cierto casi llegó a las manos en el congreso de la II República, con el hijo de Antonio Maura, ministro de gobernación…
    Ambos energúmenos, Iglesias y Samblancat, hoy tienen calles y plazas en su honor (véase en Graus) porque la historia troca al tonto en listo y al sin vergüenza en estadista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *