• Bienvenidos a Ronda Somontano, revista digital del Somontano de Barbastro.
Consumo, Lifestyle

5 maneras para aprender un idioma extranjero (de verdad)

Ver películas es una buena forma de aprender idiomas.

Conocer un idioma extranjero, y hablarlo correctamente, es una meta que todo ser humano debería plantearse. Aunque en esencia las ventajas parezcan estar a la vista, sólo con intentar detallarlas descubrimos que van mucho más allá de lo que imaginamos. Estudiar idiomas adicionales al nuestro ayuda a tener un cerebro más saludable y a enfrentarnos con mayores ventajas a situaciones difíciles. Aprender y dominar un nuevo idioma hace que las personas ganen más confianza en sí mismas porque saben que tienen la capacidad de dominar situaciones, y que tienen muchas probabilidades de encontrar ese empleo que tanto les gusta. Por lo tanto, se vuelven personas más felices, capaces e independientes.

Cómo aprender un idioma extranjero sin morir en el intento

Ya conoces las ventajas que provienen de hablar un idioma extranjero, pero te preguntas: ¿Cómo puedo aprender? ¿Cuál será la forma más idónea de estudiar sin que me aburra o se me olvide?

  • Estudiar con app y plataformas
También puedes consultar en plataformas.

Existen apps y plataformas online para aprender nuevos idiomas que puedes utilizar por ti mismo. Puedes elegir la más adecuada a tus necesidades, pero te aseguramos que entre todas destaca Babbel. Esta app/plataforma online está basada en cursos didácticos de alta gama que te permiten obtener recursos lingüísticos de manera rápida, eficaz y sencilla. Los testimonios de quienes se divierten aprendiendo otros idiomas con Babbel son muchos, ya que, por ejemplo, un gran porcentaje de estudiantes ha señalado que se sienten capaces de establecer una conversación breve en la nueva lengua, con tan solo 5 horas de clase con Babbel. Este método para aprender idiomas de forma empírica es muy conveniente: la primera lección de Babbel es gratis. Una gran oportunidad que puedes aprovechar.

  • Apuntarse a un curso

Es el método más tradicional. Adquirir un compromiso de manera personal te permitirá tener una mayor motivación y relacionarte con otros que tienen el mismo interés que tú. Este método también es válido y positivo, porque te ayuda a aprender la nueva lengua practicándola con otras personas. Entenderás que aprender en grupo es mucho más ameno que hacerlo solo y verás cómo tendrás más motivación para ir a clase. Si eliges esta opción, es aconsejable que te apuntes a un curso con pocas personas, para que el profesor pueda dedicar más tiempo a cada uno y pueda corregir errores, solucionar dudas, y modificar la clase según las preferencias de los alumnos. El hecho de asistir a un curso presencial implica, sin embargo, también mayor esfuerzo: es indispensable tu presencia en el aula y no puedes estudiar dónde y cómo quieras (como puedes hacer si eliges un curso online). Pero ya lo sabes, cada opción tiene sus ventajas y desventajas.

  • Ver películas, leer libros, escuchar videos en internet

Aprender un idioma extranjero de esta manera puede ser bastante práctico y divertido. Lo más recomendable es, sin embargo, utilizar este método junto a uno de los otros que te estamos explicando. Esto porque necesitarás afianzar lo que lees y escuchas siguiendo un lineamiento más técnico que te ayude a profundizar lo aprendido. Fíjate en los detalles, apóyate en el diccionario y toma nota de las expresiones desconocidas. Intenta escuchar videos en el idioma extranjero también mientras estás en casa o por la calle, aprovecha cualquier rato libre para que tu oído pueda acostumbrarse al otro idioma. Empieza a leer libros desde los que tienen el nivel más bajo, para que puedas progresar de manera paulatina, aprendiendo desde las primeras palabras y construcciones hasta frases y vocabulario más complejo.

  • Estudiar en el extranjero

Aquí es donde tu forma de ver el mundo se amplía completamente y te preparas para vivir una experiencia enriquecedora y útil también para tu vida laboral. Si ya el hecho de viajar a otro país implica un aprendizaje, imagínate hacerlo para estudiar un idioma. Es una forma definitivamente eficaz que te ayudará a aprenderlo en poco tiempo, conocer desde tus propios ojos la cultura de ese país y sus tradiciones y elevar al máximo tu perfil profesional. Cuando vives en un país extranjero, tienes que hablar todo el tiempo en el idioma local. Este hecho ayuda mucho a superar tus límites y tu miedo a equivocarte. Pide a tus amigos extranjeros que te corrijan e intenta hablar como ellos. Volverás a casa con un dominio del idioma muy superior a lo que te esperabas.

  • Participar en tándem lingüísticos
Tandem lingüístico.
Tándem lingüístico.

El tándem es un intercambio de conocimientos entre dos personas que hablan idiomas diferentes. Podéis establecer vosotros la duración de cada sesión de tándem, pero en general dura una ora, media hora para aprender la otra lengua con tu compañero, y media hora para que tu compañero aprenda la tuya. Esta duración tan “breve” te ayuda a no cansarte demasiado. La principal ventaja es que puedes compartir tus ideas e intereses de una forma más personal y, por supuesto, aprendes. Además, te motiva a buscar tus propios recursos e implementar otras técnicas que te ayuden a reforzar lo aprendido. Hablando con un nativo podrás conocer también los matices y las expresiones idiomáticas, mejorar el acento y la fluidez, todo en un contexto muy informal que te ofrece la posibilidad de conocer a nuevas personas.

 

 

 

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *