• Bienvenidos a Ronda Somontano, revista digital del Somontano de Barbastro.
Huesca, Opinión

La desvergüenza total. Más de lo mismo

Por Carlos Allué

¿Se acuerdan de mi último artículo en este medio titulado «El Podemos aragonés»? Pues sigue la juerga, aquella que les comenté, titulada : «entre mis principios y el puesto y sueldo, siempre escojo estos últimos». Por si no lo supiéramos ya, estos días, nuestros protagonistas nos están dando un nuevo ejemplo. Esta vez con la incorporación de la CHA, ambos, fieles aliados en el gobierno aragonés, dirigido por el PAR y el reaccionario y catalanófobo Lamban.

Me explico : resulta que estos días anda Aramón ( también conocida como «Arrasamon»), empresa participada por Ibercaja y el Gobierno aragonés, comenzando las obras de Castanesa en la cara sur de Cerler. Ya saben, la ampliación de la estación de esquí, que esto es lo de menos, y a su lado la posibilidad recalificada para edificar numerosos chalés y segundas residencias, ( 2.500 viviendas y 40.000 metros cuadrados destinado a a usos hosteleros) en un paraje de lo más bello. El pelotazo de siempre.

En su día el proyecto recibió la oposición de todo el mundo ambientalista y ecologista. Y  sólo quedó frenado por la reciente crisis económica  e inmobiliaria que azotó España y  que todavía no se ha ido, bien que vivamos en una tregua pasajera de la misma crisis que , no lo duden, a partir de enero del año próximo con nuevas energías nos va a afectar de nuevo, incapaces como son algunos de salir del modelo de desarrollo basado en el ladrillo y el turismo de baja calidad.

Pues eso, que nuestras mentes pensantes, que no saben hacer otra cosa que arrasar con el medio ambiente y el desarrollo sostenible, aprovechado el espejismo de la tregua, han comenzado con las obras que, muy probablemente, deberán detener cuando arrecie la nueva perturbación financiera que está al caer. Y en estas estamos, cuando Podemos y la CHA que siempre se opusieron al proyecto, andan estos días levantando la voz contra el proyecto, que no sus posaderas de los asientos de los que tan magníficamente disfrutan en el gobierno aragonés.

La esquizofrenia total, o la desvergüenza, ya sin careta. Si de verdad se oponen al proyecto, lo tienen bien fácil. Dejan caer el Gobierno aragonés o le imponen a este la paralización del proyecto.

Pero nada de eso van a hacer. Y como ocurriera con Bruno Pérez, bajaran la cerviz, soltarán su falso rollo izquierdista, y seguirán cobrando sus muníficos sueldos.

Previous ArticleNext Article

1 Comment

  1. Pretender que con una mínima representación, apliquen todas sus políticas, no es coherente.
    Romper gobierno en el primer desacuerdo, todavía menos.
    Su comentario representa la España que no puede ponerse de acuerdo ni para dar un paso.
    Solo esperó que usted no sé dedique a la política.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *