Barbastro, En portada, Sociedad

Las setas alertan en Barbastro sobre el cambio climático

La XXV Jornada Micológicas ha tenido este domingo su punto álgido con la muestra de hongos y degustación de migas
Amanitas muscarias. Ronda Somontano.

Cada vez la temporada de setas se adentra más en el invierno. Salir al monte en busca de este preciado hongo era tradicionalmente una práctica habitual propia del inicio del otoño y sobre todo del mes de octubre. Pero en los últimos años, los micólogos ya van advirtiendo que la temporada de setas es más tardía y que se lleva a cabo a lo largo de noviembre. Esto precisamente se ha constatado en la exposición de hongos que ha organizado la sección de micología del Centro de Estudios del Somontano y que ha tenido este domingo su punto álgido con la recogida de 120 especies –todo un hito, dada la climatología adversa- y con el reparto popular de cientos de raciones de migas.

Reparto de migas. Ronda Somontano.

El responsable de esta sección, Pedro Cortina, lo tiene claro: “Es un síntoma del cambio climático. Cada vez es más tardía la llegada de la setas. Eso de que las setas son de septiembre, ahora son de octubre y de noviembre. Antes era raro que se recogieran setas en Todos los Santos y ahora ya se recogen hasta Navidad”.

Jornadas como la celebrada este domingo en Barbastro pretende hacer reflexionar sobre esta circunstancia así como sensibilizar a los “seteros” de que “no se note que se sale al monte” y que “un placer como es comer setas no se convierta en una intoxicación”.

Exposición de setas. Ronda Somontano.

Entre las especies más llamativas, las grandes macrolepiotas, manitas muscarias, marcolepiotas, boletus pinícolas, ceps, … “La temporada está siendo bastante floja y confiamos en que tal y como está de húmedo el monte, si aguanta el calor, podamos tener con 15 o 20 días para recolectar una nueva florada”, señala Cortina.

Muchos fueron los barbastrenses y turistas que desafiaron a la ventosa y fría jornada dominical para conocer algo más sobre el mundo de las setas y probar las deliciosas migas con sebo, regadas con vino tinto a porrón, que cocinaron voluntarios de la sección micológica, el presidente del Centro de Estudios Somontano, Nacho Alcalde, y como viene siendo habitual los ediles socialistas Antonio Cosculluela, Iván Carpi y Sonia Lasierra.

Las XXV Jornadas Micológicas continúan el viernes con una mesa redonda sobre los 25 años de micología en el Somontano.  En la charla participará el micólogo del País Vasco José Antonio Muñoz, que hablará sobre la micología y su relación con el medio, un agente del Seprona que hablará sobre la normativa y la regulación de la recolección, y el productor estadillano Mario Cequier, que ofrecerá su visión económica.

 

 

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.