• Bienvenidos a Ronda Somontano, revista digital del Somontano de Barbastro.
Aragón, Sociedad

El Colegio de Periodistas y la APA denuncian el veto “antidemocrático” de Vox a varios medios aragoneses

El Colegio Profesional de Periodistas de Aragón y la Asociación de Periodistas de Aragón (APA) quieren expresar, a través de este comunicado, su protesta más enérgica por el veto total que Vox ha impuesto a los informadores de Radio Huesca, Radio Teruel y Radio Zaragoza. Esta exclusión de las ruedas de prensa, entrevistas, mítines y cualquier acto de la formación fue comunicada por los dirigentes locales de dicho partido, quienes se escudaron en las órdenes al respecto que habían recibido “de Madrid”, donde la cúpula de la organización ha dictado el boicot a los medios del grupo Prisa y a otros más.

En el caso de la Comunidad Autónoma de Aragón, se da la circunstancia (sin duda, ignorada por la ejecutiva de Vox) de que Radio Huesca está asociada a Cadena SER, pero su principal accionista es Henneo-Grupo Heraldo.

El Colegio y la APA consideran absolutamente antidemocrático el veto a periodistas y medios por el mero hecho de que sus informaciones y opiniones no agraden a quien corresponda. En este caso, Vox muestra su talante no democrático, vulnera un derecho constitucional y anticipa su pretensión de devolvernos a una época de censura y prohibición que creíamos superada definitivamente.

Al tiempo, ambas entidades expresan su solidaridad con los compañeros y los medios afectados por este veto. El derecho a la información, a la libertad de expresión y a la crítica política son piezas capitales de una democracia. Sin su ejercicio, la Constitución es papel mojado.

Previous ArticleNext Article

3 Comments

  1. Querida Antoja,

    si usted conociese la Constitución Española sabría que el Artículo 20 reconoce y protege el derecho de cada uno a decir lo que quiera. Obviamente, esa derecho no es ilimitado y otras leyes lo acotan y, en último extremo, será la justicia quién decida en cada situación. Se llama libertad de prensa.
    Que un partido político decida quién puede o no puede informar sobre sus actos públicos define con meridiana precisión la inanidad de sus dirigentes, la desconfianza a ese marco constitucional que dicen representar y defender y la manifiesta incapacidad intelectual de vivir en una sociedad democrática del siglo XXI.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *