En portada, Ferias, Naval

Naval, lugar de encuentro, con su tradicional Feria de Artesanía

La feria de Naval data de la época Contemporánea y se venía desarrollando por la concesión de privilegio real hasta bien entrado el siglo XX. En las últimas décadas del pasado siglo se perdió hasta que en 2000 la Corporación decidió recuperarla y convertirla en una jornada de fiesta local. En la actualidad está declarada dentro del calendario de ferias de Gobierno de Aragón

Cada tercer domingo de noviembre, Naval se convierte en la capital de las tradiciones con su Feria de Artesanía. Torno a la gran hoguera de la plaza Mayor, los vecinos del Somontano y de las comarcas aledañas, pudieron caminar hacia el pasado y disfrutar tranquilamente junto a sus vecinos de los 55 puestos de productos artesanales.

Los pequeños pudieron conocer la técnica de transforma el barro y la arcilla en útiles domésticos, de la mano del último alfarero local que mantiene viva esta tradición milenaria en la villa, David Echebarría. Así como del alfolí, depósito para albergar la sal durante la Edad Media y ahora, reutilizado para acoger parte de la feria.

Los visitantes tambien pudieron conocer otra de las tradiciones de la localidad, el paloteau, dance habitual de las fiestas de invierno de San Fabián y San Sebastián y que por primera se bailó en la feria.

Así como de  la agroalimentación referencia del Somontano, de las antigüedades, libros, juguetes, jabones artesanos, bisutería, textil, panadería, repostería, miel, … y como no, de la cerámica local, una de las señas de identidad de Naval. Los asistentes igualmente disfrutaron de la caldereta, servida  en cuencos de cerámica del lugar, que los comensales se podían llevar como recuerdo de la feria. Además, en el local social un mago hacía pasar momentos entrañables a chicos y grandes durante la jornada.

En la feria tambien tradición que sirva de escenario de reivindicación por parte de la corporación local a instancias superiores. En esta ocasión, aprovechando la estancia del director general de Carreteras del Gobierno de Aragón y vecino de Naval, Bizén Fuster, se recordó la necesidad de finalizar las obras de la carretera de Suelves a Colungo y Bárcabo. Que en apenas once kilómetros conectaría los ejes turísticos de la sierra de Guara, la villa de Naval y el acceso al Sobrarbe a través del alto de San Roque.

A este respecto Bizén Fuster anunció que tiene intención de reunirse con la Diputación Provincial de Huesca –titular de la vía y que ya ha acometido el primer tramo entre Naval y Suelves- para tratar de en esta legislatura poder acometer el final del proyecto. “Hay un par de proyectos en los que tenemos especial interés, uno es en Ubiergo  – Torreciudad – El Grado, y otra es esta carretera de Naval – Suelves – Colungo – Bárcabo. Vamos a pedir que estas carreteras las asuma el Gobierno de Aragón porque conectan varias comarcas, Ribagorza y Somontano y Sobrarbe y Somontano. En el caso de Suelves – Colungo ya hay un anteproyecto y hay que trabajar para dotarlo de presupuesto”, afirmó Fuster.

Los vecinos del lugar se sienten orgullosos de haber recuperado esta feria, vivida en la infancia y que estuvo 30 años sin celebrarse hasta que la Corporación de Pilar Carruesco la recuperó para convertirla en uno de los eventos más genuino y significativo de Naval.

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.