• Bienvenidos a Ronda Somontano, revista digital del Somontano de Barbastro.
Deportes, Huesca

Crónica de Rugby Femenino: Íbero / Quebratehuesos Huesca

Por Quebrantahuesos Rugby Club

El equipo altoaragonés debuta en su primer viaje a Zaragoza con destino el CDM David Cañada, conocido como el Velódromo. El femenino del Huesca tenía muy claro que iba a hacer frente a uno de los rivales más competitivos de la liga. Viajaban solas, habiéndose cancelado el dia de antes el senior masculino, pero eso no les hizo perder la concentración. Minutos antes del comienzo, se decide jugar a 14, a falta de una jugadora del Quebranta que el íbero decide no ceder. Se trata del segundo partido de ambos equipos. En su primer encuentro, hacía solo dos meses, Huesca jugó a Seven al tener sólo ocho jugadoras cuando el Íbero las triplicaba. Nervios a flor de piel, por el partido y el debut de muchas de las jugadoras en posiciones y en juego, el árbitro da la señal. 

El partido empieza con mucha intensidad, peleando desde el primer momento en la línea de 22 contraria, pero con las jugadoras naranjas dispares el íbero no tarda en penetrar la defensa y marcar su primer ensayo. La ventaja es aprovechada por las rojiblancas que no tardarían en ensayar de nuevo, esta vez sin transformación. Cabeza fría, las siguientes jugadas demuestran la perseverancia defensiva del equipo oscense, con placajes muy intensos y melés contundentes, pero que adolece cuando el ataque Íbero es veloz. El final de la primera parte deja un marcador de 50-0. Pero lejos de desmoralizarse, durante la segunda parte el Qrc-Huesca iba a demostrar todo su potencial. 

Se escucha el segundo silbato. Las oscenses fatigadas, sin cambios y en inferioridad, por la salida de una compañera que sufre una lesión, plantan cara desde el minuto uno a un equipo íbero renovado de jugadoras. La defensa se mantiene más coordinada y con mejor comunicación. El Huesca ruge: placajes limpios, saques al lateral para alejar de la línea de ensayo, touches ganadoras. Sólo queda el último impulso: atacar y llevar el balón a campo contrario. Un instante heroico a punto de cumplirse, pero que no se consigue y termina con la apertura naranja lesionada y fuera de juego. A pesar de la superioridad numérica y técnica íbera, el Huesca consigue resistir el empaque. Las naranjas reorganizan sus posiciones y la unidad de equipo consigue que el rival sólo sume al marcador 5 ensayos más, dando un resultado de 81-0. Pero lejos de terminar con un mal sabor de boca, las jugadoras naranjas atraviesan el pasillo íbero con la sensación certera de que, contra todo pronóstico, fue un combate bien peleado. 

En primer lugar, deseamos y confiamos que tengan una pronta recuperación nuestras jugadoras 5 y 10, Cris (Din Don) y Ruth. 

Mención especial de la incursión oscense en Zaragoza, agradecimientos especiales a los compañeros Rafa y Tadeo, que ayudaron en todo momento a las jugadoras a mantener el espíritu Quebranta, alma máter del equipo Huesca Rugby. 

Por último, agradecimientos al Íbero club de rugby por la exigencia del partido porque está demostrando que tiene mucho que decir este año en la liga aragonesa, aunque lo de hacer macarrones no se les dé tan bien. 

Jugaron en el Qrc-Huesca Rugby Femenino: Jara, Leyre, Rosalía, Jabalí, Din Don, Olga, Andrea, Sarai, Tulipán, Ruth, Bio, Manuela, Lorena y Acequias. 

Localidades representadas en el equipo: Velillas, Loarre, Jaca, Tramacastilla de Tena, Barbastro y Huesca. 

Los puntos a las jugadoras destacadas fueron para: 1.- Bio, 2.- Manuela, 3.- Tulipán.

El premio HPHQEC del equipo contrario fue para la canterana quebranta Leyre. 

El teletubbie se lo llevó Rosalía porque eso de vender a tu capitana y que le hagan una corbata está muy feo, aunque seas una artista de la pista única como ella. 

 

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *